Casas de estilo  de Taller Estilo Arquitectura

Sencilla por fuera, ¡de ensueño por dentro!

Silvia Pino Silvia Pino

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

El proyecto que hoy os presentamos es alucinante. Una explosión de colores vivos, un diseño alegre, vibrante, atrevido y con mucho estilo. La casa FS55 fue construida a finales de los años 50, época en la que el modernismo estaba en boga. Sin embargo, esta vivienda no tuvo la suerte de seguir esta tendencia. Sino, más bien, se diseñó siguiendo unos patrones bastante anticuados, como eran la falta de comunicación entre estancias o la poca relación entre el exterior y el interior. Por eso la vivienda necesitaba una reforma. Y son los expertos del Taller Estilo Arquitectura los encargados de llevarla a cabo, inspirándose en las tendencias de los años 50. 

¿Estáis preparados? ¡Veamos el resultado!

Vestigios de otros tiempos

La fachada no refleja en absoluto los interiores que nos vamos a encontrar al atravesar la puerta de madera. La visión desde la calle nos hace pensar que se tratará de una casa sencilla, modesta. Los colores neutros, como el gris y el blanco y las carpinterías de madera definen la tonalidad de la fachada. Pero sin embargo sabemos, gracias a esta fachada, que se tratará de una vivienda diseñada con mucho gusto. Dos bonitos faroles y rejas de hierro aportan un toque muy especial.

¡Bienvenidos al paraíso!

Este maravilloso vestíbulo, amplio y lleno de vitalidad nos da la bienvenida. Y es solo el principio de lo que nos vamos a encontrar en el resto de las estancias. El suelo de baldosas azules y blancas compite en protagonismo con las piezas de mobiliario y de arte que se exponen en este lugar. Gracias a la gran altura de los techos y al ancho del pasillo de entrada, alrededor de 1.50 metros, una sensación de libertad nos invade desde el principio.

La gran sala de estar

Una de las características del diseño de esta casa es la apertura de los espacios y la interconexión entre ellos. Algo muy común en la distribución de viviendas de estilo moderno. En la imagen podemos ver la zona destinada a la sala de estar, conectada con la cocina y el comedor. En esta gran estancia vemos cómo el color es el principal protagonista. Se mezclan sin miedos colores llamativos, texturas y estilos. Sobre todo destaca el pavimento de baldosas amarillas que combina perfectamente con los muebles, unos de estilo más rústico y otros muy contemporáneos.

Conexión con el exterior

La zona destinada a sala de estar se conecta directamente con el patio exterior por medio de una gran cristalera. La luz natural ilumina esta estancia que está llena de color. Además del uso de materiales en tonos llamativos y la elección de mobiliario de diseño, la originalidad de la vivienda se aprecia también gracias a las obras de arte colgadas por sus paredes. Detalles que ayudan a completar este diseño tan alegre.

Azul cielo

Es increíble como esta vivienda consigue jugar de una manera tan natural con el color. El dormitorio no quiere convertirse en un lugar aburrido, sino todo lo contrario, quiere ser igual de creativo que el resto de la casa. Por eso su pavimento es también de baldosas, pero en este caso de color azul cielo. El mismo color de las mesitas de noche. La cama con dosel ubicada en el centro de la habitación, una silla de madera y un pequeño espejo completan la decoración del dormitorio. Pocos muebles pero con mucha personalidad.

Estancias que se abren al patio

La vivienda es una sucesión de estancias que no pierden de vista el espacio exterior. Como podemos comprobar en esta imagen del dormitorio principal. La conexión con el patio es directa, a través de una gran fachada acristalada, que sirve tanto de entrada de luz como de ventilación natural. Además de aportar privacidad y crear un ambiente muy especial.

¡No podía faltar la piscina!

Si ya la casa nos parecía increíble, ahora todavía más con la piscina que tiene en uno de sus patios. La iluminación en verde invita al baño relajado y combina perfectamente con la vegetación. El muro de piedra nos recuerda el pasado de la casa y contrasta con otros elementos más contemporáneos, como pueden ser las carpinterías negras y las grandes superficies acristaladas.

¿Qué pensáis sobre el uso del color en el diseño de una vivienda? 
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!