7 consejos para que tu casa quede impecable tras una fiesta

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

A todos nos gusta recibir a amigos o familiares en la casa. Son ocasiones especiales, para lo cual dejamos el salón preparado para la mejor recepción. También buscamos que los ambientes –sobre todo el baño- esté impecable, que la decoración sea la adecuada, y que todo el mundo se sienta cómodo.

Pero una vez terminó el encuentro y cada uno se marchó a su casa, hay que volver a dejar la casa en condiciones. Y a veces el estado de cómo queda la vivienda asusta. Pero es cuestión de organizarse, de saber cómo limpiar y ordenar cada ambiente, y así la casa volverá a estar radiante como siempre.

Recoger los objetos del medio

HOTEL CAL REIET – GUEST HOUSES: Salones de estilo mediterráneo de Bloomint design
Bloomint design

HOTEL CAL REIET – GUEST HOUSES

Bloomint design

Lo que más asusta cuando hay que ordenar la casa es la sensación de caos. Una multitud de objetos que pueden estar diseminados como frutos de una explosión, ya sea juguetes en el baño, platos y vasos en el salón, o adornos que hemos quitado del comedor y hemos puesto provisoriamente en un dormitorio.

Entonces, se trata de ir recogiendo y que cada objeto regrese a su sitio original, o en el caso de la vajilla sucia, pues que pase primero por el lavavajillas.

También se sugiere recoger y guardar los adornos, como jarrones y copas de cristal, con cajas de cartón o plástico, que queden luego bien selladas en el trastero, para tenerlas a mano la próxima vez que la necesitemos.

Guardar cada cosa en su sitio

Cocinas de estilo moderno de Elfa Deutschland GmbH
Elfa Deutschland GmbH

Das Auge isst mit!

Elfa Deutschland GmbH

“A guardar, a guardar, cada cosa en su lugar; y sin romper, que mañana hay que volver”, decía el canto infantil que recitaban en el parvulario, para que los niños se acostumbren desde pequeños a ser organizados.

Pues el mismo consejo vale para la casa. Pero para poder guardar rápidamente todos los enseres y el menaje que sale de la vajilla, hay que tener muy bien organizados los gabinetes de la cocina. Los estantes a la altura del pecho y la cabeza tienen que tener los objetos de uso más cotidiano, mientras que los menos utilizados deberían estar en la parte superior de los anaqueles o, si son muy pesados, debajo de todo.

Para evitar confusiones, lo más práctico es diseminar todo el menaje en la mesa de la cocina, y luego, ir seleccionando los objetos por grupos: la vajilla cotidiana, la que se usa en condiciones especiales, ollas y sartenes por otro lado, platos aquí, vasos allá, etcétera.

Proteger los muebles

Salones de estilo minimalista de SANSON ARCHITETTI
SANSON ARCHITETTI

SANSON ARCHITETTI

SANSON ARCHITETTI

Cuando se comienza a limpiar, el polvo hace presencia en el ambiente, ya sea por el plumero que se va pasando para quitar los restos de suciedad como por la escoba que se va pasando por los pisos.

Para evitar que esta situación se convierta en un bucle, se sugiere tapar los muebles con sábanas o telas viejas –pero limpias-, para poder limpiar cómodamente, y una vez terminado, estas telas se meten en la lavadora. Y los sillones del salón puedan volver a estar impecables.

De todas formas, también conviene pasarles una aspiradora por estos muebles, y en caso de aparición de manchas, un trapo seco con disolvente para quitarlas del medio.

Arriba y abajo

Balcones y terrazas de estilo  de homify
homify

Callejon del 57-4- Boué Arquitectos

homify

Ya sea por descuido o porque el polvillo sube pero luego va descendiendo, hay que tener cuidado cuando se limpia una casa de dos plantas pero donde apenas hay separación entre los ambientes.

Lo sugerido es tapar los muebles de la parte inferior, como hemos recomendado, y comenzar la limpieza desde el piso superior. También hay que tener cuidado que la escalera no se convierta en una cascada de suciedad que va bajando hacia el piso inferior.

Y en el suelo de la planta inferior, hay que limpiar con una solución de lejía o fregasuelos. Y si hay alfombras, se deben recoger y limpiarlas en el patio, o en todo caso, llevarla a lavanderías especializadas, sobre todo si en ella han caído bebidas o restos de alimentos, que si no se quitan pronto, comienzan a adquirir malos olores.

Adentro y afuera

Cuando se comienza a limpiar, las ventanas tienen que estar bien cerradas para evitar que el viento del exterior revuelva la suciedad que se acaba de recoger. Y una vez terminado de barrer, cuando se pase la fregona con fregasuelos, sí hay que dejar todo abierto para que se ventile y los suelos se sequen cuanto antes.

Una buena idea es, antes de comenzar el proceso de limpieza, sacar los muebles al exterior –si es que no llueve- y así los pisos del salón, la cocina o el comedor quedarán más despejados para poder limpiarlos. Si no es posible sacarlos al patio, cabría ver si pueden moverse a algún ambiente, pero claro, que tampoco implique una nueva mudanza.

Limpiar los vidrios

Tener vidrios en reemplazo de paredes exteriores, sobre todo las que dan al patio o el jardín, quedan muy lindos, tal como esta propuesta de José Vigil Arquitectos. Pero los vidrios son traicioneros, sobre todo con la suciedad, porque la menor presencia de polvillo se delata cuando el sol llega de frente.

Limpiarlos es sencillo, basta con una solución de agua y jabón líquido, y se pasa con un paño seco. También hay limpiacristales que se compran en cualquier tienda y son muy efectivos. Y para secarlos, los papeles de periódico siguen siendo muy efectivos.

También cabe limpiar la carpintería, tanto los marcos como los cerrajes, y evitar que haya presencia de óxido en ellos.

Baños impecables

Por más empeño pongan en la familia en dejar el baño en condiciones, cuando se reciben visitas los resultados pueden ser los opuestos. Para quitar las manchas de los azulejos se puede preparar una solución de agua con vinagre, y tras varias pasadas, el lugar volverá a recuperar su esplendor.

También hay que pasar solución anti cal en la ducha y el lavabo, y disolventes en el váter, dejándolo actuar unos minutos para que se lleven todas las impurezas.

Y con los espejos, el mismo truco que los vidrios: jabón con detergente y secar con papel de periódico.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!