Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Un baño completo en cuatro metros cuadrados

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Hoy en día es tendencia que los cuartos de baño sean lo más amplios posible. Sin embargo, antaño, a la hora de plantear la distribución de las estancias de una casa se solía reservar un espacio mínimo para el aseo, y allí se amontanaban todos los elementos básicos para la higiene de las habitantes de la casa.

Evidentemente las costumbres cambian, y también han aumentado los hábitos higiénicos y el número de productos y enseres necesarios. De ahí el aumento de superficie que en las nuevas construcciones se dedica a los cuartos de baño. Sin embargo, el problema llega cuando vivimos en una vivienda antigua, donde solo se reservaron unos pocos metros cuadrados al aseo. No obstante, aquí te vamos a dar unas cuantas ideas para que esa escasa superficie la puedas aprovechar al máximo.

Sáltate la puerta de la ducha

Viviendas Centro Histórico Valencia: Baños de estilo  de Singularq Architecture Lab
Singularq Architecture Lab

Viviendas Centro Histórico Valencia

Singularq Architecture Lab

El primer consejo para aprovechar con ingenio un cuarto de baño pequeño es que hagas desparecer la minúscula bañera de obra, y la sustituyas por un plato de ducha. Es obvio, todos hemos visto bañeras que solo nos son inútiles, y se comportan como bañeras solo para los niños. Por eso, cámbialas por una ducha.

Pero aún vamos más allá. Como tienes que hacer una pequeña obra para esa eliminación. Ahórrate el plato de ducha, tan solo el mismo embaldosado del suelo del baño instálalo con un poco inclinación hasta el necesario desagüe. Y coloca el grifo de la ducha en la pared. Por supuesto, te puedes ahorrar también la puerta de la ducha. No por la puerta en sí, que solo ocupa una línea, sino por el espacio libre has de darle para un giro o por el espacio inútil y fijo que implica una puerta corredera.

Usa cortinas de baño

Baños de estilo  de Cenquizqui
Cenquizqui

Baño de Recamara Secundaria Santa Fe

Cenquizqui

Vamos a seguir dándote otro consejo para el cierre de la ducha. Es cierto que en la actualidad hay infinidad de mamparas, de distintos materiales (plásticos y vítreos) y también con medidas de lo más variado. Sin embargo te vamos a proponer recurrir a un elemento que por momentos parece pasarse de moda, pero que el hecho es que siempre está ahí: la cortina de baño. 

Lógicamente para la ducha no vale cualquier cortina, al tener que ser impermeable. Hasta hace poco tiempo eso suponía un gran problema a la hora de encontrar diseños atractivos. Sin embargo, los nuevos materiales y técnicas de estampado han hecho que ese problema haya de desaparecido. Puedes preguntar en las casas especializadas en cortinas y te darán un amplio abanico de propuestas. Si bien, el motivo de recomendaros una cortina para vuestro pequeño baño no es para lucirla siempre desplegada, sino todo lo contrario. Al permanecer plegada la gran mayoría de tiempo parece que no está y por lo tanto, al menos visualmente, no le resta espacio a la habitación.

Otra clave espacial: el revestimiento de la pared o del suelo

Baños de estilo  de homify
homify

Area 15 Graphite, Flower Black 15x15

homify

Tradicionalmente el revestimiento de baños se ha hecho a partir de azulejería cerámica. Y también la tradición nos indica que para los baños pequeños es ideal recurrir a los azulejos de tonos muy claros y con escasos o nulos motivos decorativos. Esa es una propuesta que siempre aporta luminosidad, a una sala que generalmente no la tiene excesiva. Y sobre todo, aunque no da la sensación de agrandar el espacio, al menos no lo  empequeñece.

Por lo tanto es una excelente elección, pero hay otro tipo de azulejos que pueden ser muy interesantes. Se trata de los revestimientos cerámicos que plantean un patrón decorativo, generalmente a partir de formas geométricas, cuyo trazado consigue darnos la sensación de profundidad, y por ello no nos sentimos encajonados en el baño, por pequeño que sea.

El espejo, otro efecto visual

Además de su función clave de reflejarnos en él cada mañana, saludarnos y animarnos para lo que nos queda de día, el espejo tiene otra potencialidad de gran interés para el asunto de los baños pequeños que ahora nos ocupa.

Se trata de un recurso que por su capacidad de reflejo amplia el espacio, e incluso si hay dos espejos lo pueden multiplicar. Este valor lo conoce cualquier diseñador de interiores, por eso no solo hay espejos en un lugar de uso frecuente como es el baño, sino que también los hay de vez en cuando en salones, y desde luego en otra sala que suele ser pequeña, como es el caso de los recibidores o vestíbulos.

Los estantes en el baño

Diseño y reforma integral de piso.: Baños de estilo  de COINA
COINA

Diseño y reforma integral de piso.

COINA

Bajo el espejo que hablábamos antes, suele estar el lavabo. Pues bien, el lavabo tiene que estar sí o sí, y ocupa un espacio destacado. Además allí usamos una serie de enseres básicos y diarios como el peine, la maquinilla de afeitar o el cepillo de dientes, todo ello con sus respectivos productos de jabones, cremas, etc. Todo esto hay que guardarlo en algún sitio, y la lógica nos dice que debe ser junto al lavabo. Por ello hay multitud de variantes en los muebles para el lavabo,  pero para un baño pequeño los más adecuados son los que tienen todos sus estantes, cajones y el tocador, a lo largo de un espacio que no supera en mucho el ocupado por el lavabo. Es decir en un mismo sitio uno se lava y se guardan desde los productos de higiene hasta los de maquillaje, e incluso es posible ocultar ahí un pequeño botiquín, toallas o diversos productos de farmacia.

El lavabo esquinero

PROJECTE MANSO: Baños de estilo  de INTDECORGRUP
INTDECORGRUP

PROJECTE MANSO

INTDECORGRUP

Este último consejo  no siempre es posible, pero si acometemos una reforma en un baño pequeño es una posibilidad que nunca hay que descartar a la hora de plantear las tomas de agua y los desagües.

Cuando decimos un lavabo esquinero estamos planteándoos dos opciones. O bien que se integre en un mueble adaptado a una esquina del baño o a un saliente (no son raros en las casas viejas para ocultar las tuberías). O bien que proponga un uso en diagonal. Es decir, que nos obligue a colocarnos en un punto cómodo del cuarto de baño y donde además tengamos las toallas o los productos de higiene a mano. Por otra parte, esta distribución, además de un recurso espacial, puede proporcionarle un aire muy moderno a nuestro cuarto de baño.

¿Tienes el cuarto de baño pequeño? ¿Quién no? ¿Como lo aprovechas al máximo?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!