6 Ideas fáciles para un jardín perfecto todo el año

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Eres de esas personas a las que les encantaría tener un jardín precioso pero no terminas de atreverte por todo el trabajo y cuidados que implica. Pues déjanos decirte que estás equivocado. Bueno, en realidad necesita invertir tiempo y energía en el cuidado del jardín pero te aseguramos que puedes tener uno de una manera sencilla, eficaz y, sobre todo, con menos esfuerzo del que imaginas. ¿Cómo? En este libro de ideas te damos todas las claves que necesitas para conseguirlo pero antes permítenos aclarar un par de cosas. Un menor esfuerzo no es sinónimo de descuidar el jardín sino de inteligencia, conocimiento y un asesoramiento adecuado para lograr un jardín perfecto todo el año. ¡Toma nota y manos a la obra!

1. Una jardín con flores todo el año

Uno de los rasgos definitorios de los jardines son las flores. Si eres un amante del paisaje floral y quieres contar con ellas todo el año sin tener que matarte a trabajar, puedes lograrlo eligiendo arbustos que florezcan en función de la estación. Las campanillas, por ejemplo, florecen en primavera mientras que otro tipo de especies aromáticas te darán flores a lo largo del otoño. Otro tipo de plantas, como el jazmín, florecen en los últimos meses del año. La lavanda, savia, clavelina y no me olvides son una buena opción para conseguir tu propósito de contar con flores en tu jardín todo el año. La clave está en prestar atención y elegir las especies apropiadas. Además existen flores que florecen todo el año aunque tendrás que tener en cuenta que algunas deben estar a la sombra, y otras al sol. 

2. Plantas que no necesiten mucha agua

Las nuevas tecnologías han llegado también al diseño de paisajes y jardines. Una buena prueba de ello son los sistemas de riego automático que reducen, y mucho, el tiempo de trabajo que has dedicar al jardín. No obstante, cuando hablamos de plantas que no necesiten mucho agua pensamos en especies que soportan bien los climas secos o que pueden pasar sin riego varios días. La lavanda y el romero son dos especies que se ajustan perfectamente a lo que decimos y, además de decorar, son aromáticas y podrás emplearlas para otros usos.

Si eres fan incondicional de aprovechar las plantas de tu jardín puedes conocer todo lo necesario para crear tu propio huerto en casa en nuestro libro de ideas: 6 estupendos consejos para cultivar tu huerto en el jardín. 

3. Poco trabajo con plantas de desarrollo lento

Otro de los pilares para conseguir un jardín perfecto todo el año tiene que ver con el mantenimiento. Reducir esta tarea es sencillo si utilizas plantas de desarrollo lento y limitado. Una buena opción es introducir zonas con rocalla y coníferas. Si aún no lo conocías te diremos que la rocalla es un jardín que contiene diferentes tipos de plantas. Entre las especies que incluyen se encuentran multitud de variantes que no crecen demasiado y cuentan entre sus peculiaridades con una fortaleza innata que las hace sobrevivir en ambientes rocosos, cubiertos por gravilla o piedras. 

4. Mallas antihierbas

Jardines de estilo rural de Carla Wilhelm
Carla Wilhelm

Wit met roze beplanting

Carla Wilhelm

Las malas hierbas son otro de los factores que puede hacer que tengamos que dedicar más atención de la que nos gustaría al jardín. Sin embargo, puedes reducir su presencia colocando mallas antihierbas o cubre suerlos. Este tipo de elementos hacen que la luz del sol no llegue a la tierra evitando así el desarrollo de malas hierbas aunque ¡cuidado! Tampoco crecerán las buenas. No obstante, es una alternativa muy práctica y te ahorarrá bastante trabajo.

5. Elige plantas autóctonas

A menudo encontramos en el paisaje urbano especies de plantas que no se corresponden con la zona en la que estamos. Una buena manera de tener un jardín perfecto todo el año sin tener que dedicarle mucho tiempo es que elijas plantas autóctonas, esto es, plantas que se desarrollan en la zona en la que vives. Estas especies ya están aclimatadas y pertenecen al suelo que pisas aunque, en origen, sus ancestros sean de otras regiones.

6. Plantas nuevas con esquejes

Todos hemos estudiado en alguna ocasión los diferentes métodos de reproducción de las plantas. Si buscas tener un jardín sin dedicarle demasiadas atenciones, lo mejor es que optes por plantas que se multipliquen sin necesidad de llevar a cabo una injerencia excesiva y para lograrlo, las mejores y más prácticas son las que se reproducen mediante esquejes. Eligiendo este tipo de vegetación para tu jardín, los nuevos ejemplares se podrán reproducir en otras macetas, como en este jardín que nos propone la firma LO Interior, o directamente en la tierra. Entre los ejemplos más habituales que puedes encontrar tienes la begonia o el filondreno, que se reproducen a través de esquejes de hojas; o los ficus y trinitarias, que lo hacen mediante esquejes de tallos. Al final, se trata de que tengas tu propio vivero, un espacio verde con el que disfrutar del aprendizaje y la práctica de auto proveerse.

¿Preparado para crear tu propio jardín perfecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!