Consejos para comprar una casa vieja

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Comprar una casa antigua es más arriesgado que comprar una nueva, pero tiene mucho más encanto. En realidad, si lo pensamos bien, una casa es mucho más que un objeto. Es un lugar repleto de historias, un trozo de pasado que convertimos en nuestro para seguir nutriéndolo de nuevas anécdotas. A diferencia de la vivienda nueva, en las casas viejas las imperfecciones no se ven como fallos, sino como parte de su recorrido vital. Por eso, en las casas viejas respetamos estas pequeñas cicatrices, porque son particularidades que las hacen únicas. Es cierto que la vivienda nueva es reluciente y cómoda, pero le falta algo que tiene a raudales una casa antigua: vida. Si no eres fan de ese modelo de casa contemporánea, tan blancas e impolutas y con una geometría perfecta, entonces lo tuyo son las casas viejas, con carácter propio y encanto. 

Pero comprar una casa vieja puede llegar a ser una aventura muy arriesgada. Y es que es verdad eso que dicen de que el amor es ciego, y enamorarse de una casa vieja puede hacer que no veamos sus pequeños y grandes inconvenientes. Ser consciente de su potencial, pero también de las reformas y del dinero que tenemos que invertir, nos ahorrará muchas sorpresas desagradables. Por eso hoy queremos descubrir los pros y los contras de la compra de una casa antigua con la idea de darte algunos consejos y trucos para asegurarte que comprar la casa de tus sueños no se convierte en una pesadilla.

1. El estado

El primer consejo es obvio, ¿cuál es el estado de conservación de la casa? ¿va a necesitar reforma? Y en tal caso, ¿qué tipo de reforma? A primera vista podemos hacernos una idea del estado de la casa, aunque es importante que no nos ceguemos por el encanto y hagamos una inspección en profundidad. También es importante confiar en nuestro instinto -si algo no nos parece que esté bien, investiguemos, porque es probable que no lo esté. 

Es importante conocer bien los detalles de la casa, bien sea para desecharla, bien para comprarla. Si seguimos adelante, lo primero que debemos pensar es en el dinero que queremos invertir en ella, qué tipo de reforma queremos llevar a cabo y con qué profesionales queremos contar. La fotografía muestra una casa antigua que ha sido reformada. Se trataba de una casa vieja con mucho potencial, que tras una reforma en profundidad llevada a cabo por el estudio de arquitectura Jesaur Arquitectura & Urbanismo dio este resultado. Puedes ver su estado anterior, así como todo el proyecto pinchando aquí.

2. Los techos

Rehabilitación y proyecto de interior de vivienda del s.XVIII en el centro histórico de Toledo.: Comedores de estilo rústico de Romero Vallejo
Romero Vallejo

Rehabilitación y proyecto de interior de vivienda del s.XVIII en el centro histórico de Toledo.

Romero Vallejo

¿Cuál es el estado del techo? La sustitución de la totalidad del techo es una de las tareas más costosas de la reforma de una casa, así como una de las más incómodas, ya que durante los trabajos es imposible habitar el edificio. A la hora de llevar a cabo esta tarea, lo mejor es dar con un profesional que sepa valorar el techado antiguo y trate de aprovechar al máximo los recursos que la casa ofrece. Si hemos comprado una casa antigua es por algo, así que por mucho que queramos adaptarla y mejorarla nunca debe perder su esencia anterior. Si hay vigas de madera que pueden utilizarse, no las deseches, puesto que quedarán de lujo por muy moderna que decidas después decorar la casa. 

3. La instalaciones

Baños de estilo rural de neue innenarchitektur
neue innenarchitektur

ALTES BAD – ABBRUCH

neue innenarchitektur

Este es un punto muy importante a tener en cuenta a la hora de comprar una casa antigua o de meternos en una reforma: el estado de sus instalaciones, tanto eléctrica como de agua. En el caso de las tuberías, si es que estas no se han actualizado nuca, habrá que cambiarlas. Si son realmente antiguas contaremos con tubos de cobre y acero, que nada tienen que ver con los nuevos materiales. Este tipo de tubería está sujeta a una fuerte erosión y a la acumulación de mineral. Deberíamos tener una evaluación, antes de comprar la casa, de la calidad y la vida útil del sistema de tuberías actual. 

En cuanto a la electricidad, no solo hay que preocuparse de la instalación, también de la eficiencia energética de la casa. Si la casa aparentemente está bien, pero para calentarla tenemos que empeñar un riñón, quizá no nos salga tan a cuenta comprarla, o necesitemos pequeñas reformas para mejorar el aislamiento de muros y ventanas.

4. Los cimientos

Cocinas de estilo rural de Fife Architects
Fife Architects

Westbourne Cottage, Kilrenny

Fife Architects

Muchas casas antiguas no se construyen sobre cimientos de hormigón o cemento como ocurre hoy en día. Algunas, dependiendo de la región, están construidas con materiales naturales resistentes como la pizarra o la piedra caliza. Pero incluso estos materiales más resistentes tienen una vida útil limitada. La primera cosa que puede comprobar es si hay grietas, ya que estas denotan un punto débil y podrían dar lugar a algunas sorpresas desagradables. Por eso no debemos tener reparos en observar cuidadosamente los muros, tanto en el exterior de la casa como en el sótano, en búsqueda de imperfecciones exageradas. Aquí dejamos una detallada lista de los problemas que pueden suponer: 

1. Las grietas horizontales son un signo revelador de que la casa es demasiado pesada para sus cimientos.

2. Una grieta de superficie irregular puede significar cierto movimiento bajo la casa. Es decir, tal vez la tierra debajo de ella es inestable o hay un mayor problema oculto. 

3. Por encima de todo, presta atención a los patrones climáticos de la zona. ¿Está sujeto a grandes cantidades de lluvia, inundaciones o deslizamientos de tierra? Estos factores influyen en la calidad de la tierra y en consecuencia en la consistencia de la casa. 

5. Las posibilidades

Si después de hacer un repaso a la casa decidimos invertir en ella, y tanto si necesita una importante renovación o solo un lavado de cara, una vez hayamos terminado con los aspectos más técnicos empiezan los más divertidos. El interiorismo de una casa vieja puede ofrecernos muchas posibilidades. La más importante es jugar con la yuxtaposición de los aspectos viejos con los nuevos. Tu casa tiene solera, así que haz que se note. Pero eso no significa que tengamos que renunciar al confort. Encontrar el equilibrio adecuado será fundamental.

Si quieres ver un ejemplo de interiorismo en una reforma integral, échale un vistazo a este libro de ideas: Reformas integrales: una casa de hoy con el encanto de ayer.

Y tú, ¿estarías dispuesto a comprarte una casa vieja?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!