Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Claves para optimizar un estudio

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

¿Cómo es posible crear un estudio en un espacio reducido, donde cada centímetro es valioso? Pues la clave está en una correcta distribución de los elementos, en saber elegir los muebles que sean funcionales y que tampoco compliquen al paso, y también en tener buen ojo para la decoración, buscando que el mobiliario y las paredes sean de colores claros, para lograr un sentido de amplitud. Veamos cuáles son las claves para instalar un estudio y sacarle el mejor partido.

Pintar con los colores adecuados

Salones de estilo  de Polygon arch&des
Polygon arch&des

APARTMENT “VERBI”

Polygon arch&des

La elección de los colores son esenciales, porque de acuerdo a los tonos elegidos el estudio parecerá más grande o más pequeño. Por ello, si hay poco espacio disponible, es mejor abstenerse de los colores oscuros y apostar por tonos claros, para dar la sensación de amplitud necesaria. El blanco es casi obligatorio, pero también se puede optar por tonos arena, sombras grises claras o los colores pastel. No hace falta que todo sea de un color uniforme, se puede combinar entre el suelo, las paredes y el techo. En todo caso, hay que tener en cuenta que los tonos más oscuros funcionan mejor en el sector inferior de la estancia, y los más claros hacia la parte media hacia el techo.

Elegir los muebles correctos

La clave de los muebles debe residir en la estética, sí, pero más que nada en la comodidad. Y esto se entiende por dos vías: el mueble debe ser confortable para su uso (como una silla o una mesa), pero también tiene que ser funcional con las medidas del estudio. O sea, si hay poco espacio, evitar que tenga un tamaño demasiado grande, que obliga a dar pequeños giros para esquivarlo.

Lo ideal es recurrir a los muebles multifuncionales, como los escritorios con varias cajoneras, los sofás que tienen una pequeña mesa rebatible, o las bibliotecas integradas con mesas desplegables. De esta manera, se gana en comodidad, practicidad, y se aprovecha mejor el espacio disponible.

Dividir las áreas

 de estilo  de homify
homify

Lagenhet in Russia

homify

Un estudio generalmente es un espacio pequeño, sin divisiones físicas; pero de todas formas, conviene establecer las separaciones entre las diversas partes del ambiente.

Si necesidad de estar levantando paredes, los ambientes pueden dividirse con pequeños recursos: un sofá puede marcar el límite entre el salón y un pasillo, una cortina puede aportar privacidad al dormitorio, una pequeña barra americana marca la frontera entre la cocina y el salón, etc. También se puede recurrir al uso de alfombras o de biombos para marcar dónde empieza un ambiente y donde termina otro, aunque no haya paredes de por medio.

Optimizar los espacios

Dormitorios de estilo  de IK-architects
IK-architects

KEFIR HOME

IK-architects

Habíamos dicho que cada centímetro cuenta, y aquí hay que recordar cómo hacen en los habitáculos internos de los barcos deportivos, que pueden acoger a 4 o 6 personas para que coman, duerman y socialicen en espacios minúsculos.

El punto es, además de una correcta distribución de los muebles, hay que lograr que estos tengan el máximo rendimiento. Por ejemplo, si hay que guardar objetos, se debe aprovechar el hueco que se encuentra debajo de la cama para colocar cajoneras. También cabe instalar alacenas y estanterías donde haya ángulos y huecos con poco uso, ideal para atesorar libros y adornos. Si el techo es alto, se puede instalar un pequeño entresuelo que puede funcionar como depósito. O inclusive aprovechar el hueco de las escaleras, y que también sirva como una práctica biblioteca.

Recurrir a los espejos

Tener espejos ayuda a que el pequeño estudio parezca más grande. Para ello, se sugiere montar una estructura espejada que vaya desde el suelo al techo. Y si no fuera posible, pues se puede comprar el espejo suelto y se lo adosa a la pared, y que cuanto más alto sea, mejor.

También se pueden montar espejos en las puertas de los armarios, porque además del agradecido sentido de amplitud, también puede servir para reflejar la luz natural y que el piso tenga una cuota extra de luz diurna.

En todo caso, sí se debe evitar el juego de que haya espejos enfrentados, porque eso crea el efecto óptico de repetición al infinito, y puede terminar siendo algo molesto.

Mantener el orden

Salones de estilo  de Sandra Dages

Todos estos consejos no sirven de nada si no se mantiene el orden. Porque los muebles pueden ser funcionales, se puede tener una buena organización del espacio, es posible contar con los mejores lugares para guardar objetos, pero si al final el ambiente vive en un desorden permanente, todo será en vano.

No todo el mundo tiene el mismo concepto del orden, pero cuando se trata de maximizar el espacio, hay que hacer un esfuerzo por lograrlo. Generalmente cuando uno llega del trabajo al hogar, deja por el medio cartas sin abrir, alguna mochila, la chaqueta, etcétera, y si no se quita del medio, se convierte en una fuente magnética para seguir colocando más y más objetos. Y de ahí a que sea una auténtica molestia, hay un delicado límite.

Con organización y disciplina, se puede lograr que un bonito ambiente, como esta propuesta de Sandra Dages, permanezca siempre bien ordenado.

¿Qué te han parecido estos consejos para sacar el mejor partido a un estudio?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!