Diseño ecléctico en Higienópolis: un Loft de los años 50

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Aunque el nombre suene a un barrio de película de ciencia ficción, el proyecto que os presentamos hoy es real y se encuentra en un barrio real: Higienópolis. 

Situado en el corazón de São Paulo, en Brasil, el barrio de Higienópolis se encuentra en una de las zonas más altas de la ciudad. Su carácter residencial y la población de clase media-alta que en ella habita le ha dado a este barrio una imagen particular: grandes ejemplos de arquitectura de diversas tendencias junto a instituciones culturales relevantes.

Su curioso nombre le fue dado gracias precisamente a esto, a su higiene. Grandes avenidas, tranquilidad y limpieza caracterizan a este noble barrio. 

Hoy hemos viajado hasta aquí y hemos tocado la puerta de la Residência Maranhão para descubrir la reforma integral de un apartamento de la década de los 50, que en sus más de 60 años de vida jamás había sido reformado. El objetivo: ganar amplitud y calidad espacial en una vivienda cuya superficie estaba desaprovechada. Para ello se han destruido tabiques y se han levantado otros creando una atmósfera contemporánea en un edificio antiguo. El estilo no está muy claro. Podríamos decir todos o ninguno, podríamos decir de estilo ecléctico

Concepto

Si alguno de nosotros vive en un apartamento construido hace varias décadas, habrá podido observar que cualquier espacio estaba compartimentado. Los pasillos se cerraban con puertas; cada habitación también contaba con una; e incluso podíamos encontrarnos dos en alguna estancia. Además, el criterio siempre era el mismo: cuantas más habitaciones mejor, aunque hubiera que construirse pasillos a modo de laberintos para poder llegar a ellas. Este modo de proyectar las viviendas nos daba muchas habitaciones pero escasos espacios de calidad. Con el tiempo, la arquitectura fue perdiendo elementos y ganando en riqueza. Quizá no fue ganando habitaciones con puertas, pero sí espacios flexibles que se adaptan a las necesidades presentes y futuras. 

Este artículo gira en torno a esto. A cómo se ha reformado una vivienda de 200 m² con espíritu libre y desenfadado. 

El paisaje

Su busca dejar la estructura de hormigón se deja vista, a través de la cual es posible volver al origen de este apartamento y apreciar el paso de los años. Vigas y columnas se integran en un paisaje en el que varios elementos conviven de manera independiente pero armónica. Como por ejemplo, el pavimento de madera oscura con dibujo de espiga, más propio de encontrar en una vivienda de estilo clásico. Las particiones, de aspecto ligero, modifican su posición de manera que los propietarios pueden terminar de dar forma al espacio que necesiten en cualquier momento. Se pintan de blanco, queriendo pasar lo más desapercibidas posible. 

La flexibilidad

Buscando espacios lo más flexibles posible, este Loft integra cocina, salón, comedor biblioteca e incluso un espacio de recreativos. Todo metido en un mismo espacio, sin buscar una estética parecida. Una auténtica barra de bar delimita el espacio destinado para cocinar, que en su extremo hace sus veces de mesa. Sobre la decoración, podríamos emplear el término diferente: piezas diferentes, estilos diferentes, colores diferentes, que pueden contar la historia de una vieja propiedad y de sus propietarios. 

Pavimentos y colores

Huyendo de espacios pintados íntegramente de blanco, se emplean colores atrevidos que ayudan de perfeccionar la personalidad extravagante de esta vivienda. No se tiene miedo a las mezclas, como vemos en la imagen. Un pavimento de adoquines de piedra termina en el pavimento de madera. No tenemos puerta ni tabique que nos indiquen este cambio, sin embargo, ¿a quién le resulta fuera de lugar?

Decoración improvisada

Ni siquiera en el cuarto húmedo se pierde por un momento la esencia de esta casa. El lavabo, de corte clásico; el inodoro, una pieza moderna. Y si miramos al techo, una lámpara construida con botellas y envases de plástico de diferentes tamaños, formas y colores cuelgan sobre nuestras cabezas desvelando a gritos el humor de los propietarios y su pasión hacia el amor y el diseño, de muchos estilos distintos. 

Eclecticismo

En el espacio dedicado a la recreación y el divertimiento, la creatividad ha llegado a límites insospechados. Piezas de mobiliario de diseño habitan junto a otras de corte clásico, rescatadas y convertidas en piezas de anticuario o retro, según los ojos con los que se mire. Grandes huecos permiten que la luz penetre en la estancia y la falta de tabiques favorece su dispersión por la vivienda. 

Quizá no estemos acostumbrados a ver proyectos de diseño como este; proyectos tan valientes, divertidos, atrevidos y desenfadados que arriesgan y ganan, consiguiendo crear en una vivienda una atmósfera cálida, personal, íntima y acogedora, donde cualquier persona podría reflejarse. Un proyecto donde la creatividad juega con los límites hasta lugares inimaginables. 

Y aunque la palabra ecléctica pueda sonarle negativa a algunas personas, aquí tenemos un ejemplo donde el eclecticismo brilla con más fuerza que cualquier otro estilo. 

Si te interesan proyectos como este, en este libro de ideas encontrarás la historia de un loft de dimensiones reducidas

¿Qué te parece esta reforma y diseño de interiores?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!