¿Cómo guardamos el vino en casa?

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Aunque desde que empezó la crisis los grandes productores vinícolas no paran de quejarse de que en España cada vez se compra menos vino, lo cierto es que en la última década se ha dado una especialización del consumo de vino. Quizá bebemos menos, pero nos gusta beber mejor. Del vino de mesa en tetra brik de toda la vida se ha pasado a las etiquetas de diseño y de los vasos de chato a las estilizadas copas de vino, altas, cabezonas y cada vez más grandes. Los que beben vino no se conforman con que tenga un buen sabor, quieren que el color acompañe, que el aroma esté impregnado de mil y una esencias y que el maridaje sea perfecto. 

Por eso a la hora de comprar y almacenar vino en nuestra casa nos surgen las dudas: ¿cómo debemos hacerlo para que el vino no pierda sus propiedades?  Y es que de nada sirve rascarse el bolsillo comprando los mejores caldos del mercado si cuando llegamos a casa los almacenamos de cualquier manera, ya que podemos acabar con una buena colección de vinagre embotellado. Para evitar estas decepciones hoy vamos a dar algunas claves de cómo almacenar vino en nuestra casa.

La cocina, mejor no

Aunque un vino almacenado en buenas condiciones puede durar mucho años, lo cierto es que se trata de un producto perecedero, que puede variar con el tiempo y las condiciones,  llegando incluso a echarse a perder. Para evitarlo, un almacenamiento adecuado es fundamental, sin embargo, hay que tener en cuenta que no todos los vinos son iguales ni todos mejoran con los años. Los vinos jóvenes no solo hacen referencia a que fueron producidos poco tiempo antes, también a la duración del mismo: nacen y mueren jóvenes. Lo mejor es mirar bien la etiqueta donde nos recomendará el tiempo de consumo adecuado. Para estos vinos jóvenes, que vamos a consumir de inmediato, no es tan importante contar con un mueble de almacenamiento específico. De ahí que muchos muebles de cocina cuenten con un cajón para las botellas, como ocurre en el ejemplo de la foto. Este tipo de cajones son ideales para guardar las botellas que queremos tener más a mano, bien sea el aceite o el vinagre, bien el vino que usamos para cocinar o que estamos bebiendo en el momento.  

Pero a excepción de estos casos, la cocina no es el sitio ideal para almacenar vino: suele ser el lugar más cálido de la casa y también el que está sujeto a más cambios de temperatura. Además hay muchos olores, tanto de comida como de productos de limpieza que no harán más que perjudicar la calidad de nuestro vino.

La posición correcta

Ola: Comedor de estilo  de DesignCode

Otra regla básica a la hora de almacenar nuestros vinos es colocarlos en posición horizontal. De esta forma nos aseguramos que el vino permanece siempre en contacto con el corcho, lo que ayudará a que el tapón no se seque. Si las colocamos en vertical y el corcho se seca, perderá su elasticidad lo que muy probablemente acabará con el cierre hermético de la botella y, por tanto, hará que nuestro vino entre en contacto con la atmósfera. De ahí que los botelleros, como el que vemos en la fotografía, siempre estén diseñados para colocar los vinos en posición horizontal. Este, en particular, puede apoyarse contra la mesa o colgarse a la pared pero en cualquiera de las dos posiciones las botellas permanecen siempre en horizontal.

Buscando un rincón adecuado

Botellero Drop de Cattelan Italia: Comedor de estilo  de Ociohogar
Ociohogar

Botellero Drop de Cattelan Italia

Ociohogar

Para conservar el vino, un factor fundamental es la temperatura. Lo ideal sería mantenerlo sin grandes variaciones térmicas entre los 13 y los 16 °C, una temperatura que nadie queremos en casa. Por eso el mejor lugar para mantener nuestro vino en condiciones puede ser el trastero o sótano. Suelen ser habitaciones muy frescas, sin variaciones térmicas, puesto que no tienen aire acondicionado ni calefacción. Además están a oscuras, lo que también es un factor importante en el mantenimiento del vino. 

Pero ni todos contamos con un trastero en casa, ni todos queremos tener nuestras botellas escondidas. Una opción, no para mantener durante años el vino, pero sí para guardar aquellos que consumiremos en pocos meses, es hacerse con un pequeño botellero y buscarle un rincón fresco, a ser posible lejos de aparatos de aire acondicionado, chimeneas o radiadores. 

El ejemplo que vemos aquí, en forma de gota, no es solo una bonita opción, también resulta muy práctica, puesto que además de espacio para las botellas tiene un par de baldas donde colocar copas y otras herramientas necesarias para que empiece el ritual del vino.

Armarios climatizados

CAVA ZAGALETA II, MARBELLA: Bodegas de estilo moderno de Dragoncellars
Dragoncellars

CAVA ZAGALETA II, MARBELLA

Dragoncellars

Si queremos dar un paso más y convertirnos en verdaderos coleccionistas de vino, lo suyo es hacernos con una vitrina o armario climatizado, donde exponer nuestras botellas sin correr el riesgo de que la temperatura ambiente los estropee. La cantidad de vitrinas para los vinos que existen en el mercado es muy amplia, pero tal y como demuestra este modelo en metal, la funcionalidad no tiene por qué estar reñida con el diseño. 

Una ventaja de esta vitrina es que nos permite ver de qué vino se trata sin tener que sacarlos una y otra vez de su estante. Aunque la idea de girar las botellas cada cierto tiempo es una práctica muy extendida, no es cierto que eso sea recomendable para los caldos. Es más, cuánto más tranquilo dejemos al vino, mejor, puesto que los movimientos no son muy beneficiosos para ellos. 

Una auténtica bodega

Bodegas Comerciales: Comedor de estilo  de Dragoncellars
Dragoncellars

Bodegas Comerciales

Dragoncellars

​Si contamos con el espacio en el sótano de casa para montarnos una auténtica bodega entonces solo queda decidir el tamaño de la misma. Seguramente empecemos por algo más pequeño, pero es posible que nos quedemos cortos. Con el vino hay que tener cuidado: como tengamos un espacio óptimo para su almacenamiento y podamos disfrutarlo a su temperatura ideal, nos gustará tanto pasear por nuestra bodega como hacerlo por las mejores pinacotecas del mundo.  

Si te interesa el mundo del vino, seguro que disfrutarás de este libro de ideas.

Y tú, ¿dónde almacenas tu vino?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!