Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Muros exteriores: tributo a la extravagancia

Pedro Munoz Pedro Munoz
Google+
Loading admin actions …

Blanco o de algún color llamativo; de ladrillo, piedra, madera o cristal; de aparencia moderna o de look vintage… Todos estos factores pueden combinarse como se desee para tener una decoración en nuestros muros exteriores que destaque por su originalidad y su carácter innovador. Siempre pensamos que la decoración se relaciona sobre todo con el ámbito interior; pues ya es hora de compartirla con los demás. Seamos generosos y deleitemos a los transeúntes con la originalidad de nuestra casa. Elijamos un material, una forma y un color únicos para darle identidad a nuestras cuatro paredes. Rindamos tributo así a la extravagancia. 

Interacción de los muros exteriores con su entorno

Los muros han de adoptar nuevas apariencias. Ya no se ajustan al concepto de muro tradicional: su apariencia se dota de nuevas formas y de nuevos materiales para conseguir un determinado objetivo. El muro exterior ya no es pues meramente algo estático que se mantiene inalterado por el exterior. Ahora los muros interaccionan con su entorno y deciden mimetizarse con él. Si se trata de un entorno natural, el muro exterior se dotará de materiales que logren la armonía entre la casa y su entorno, creando así un ambiente sereno y uniforme. 

Decoración exterior minimalista

Si buscamos originalidad y extravagancia y, a su vez, optamos por el color blanco, deberemos hallar nuevas maneras de lograr esa identidad propia que queremos otorgar al exterior de nuestra casa. Podremos elegir un determinado material o, mejor, una cierta forma que haga nuestra vivienda diferente. Por eso, dotar a nuestra casa de unas líneas rectas y claras, de ventanas discretas y de una apariencia reducida constituirá el complemento perfecto para el color blanco. 

Minimalista pero diferente: ¿quién dijo que lo mínimo no era bueno?

La madera perdura

Dar una identidad a nuestra casa puede depender también únicamente en el material que empleemos. Además, fusionar el material con la forma de nuestro edificio constituye la garantía perfecta

Uno de los mejores materiales para ello es sin duda la madera. Nos permite lograr una profunda armonía cuando nuestra casa se encuentra en un entorno natural. Sin duda, una casa de madera encaja a la perfección en un entorno rural, especialmente donde haya árboles en sus aledaños. 
Además, su estructura curva y la apariencia de su tejado pueden conseguir que creemos una cabaña de ensueño. La apariencia exterior, por tanto, es fundamental. 

Colorido también de puertas para afuera

Importante es pintar nuestras paredes interiores para adentro; pero no menos importante es cuidar la apariencia exterior. Pintar nuestro muro exterior de un color llamativo, vivo y potente transmite una apariencia original a los que pasan por delante. Además, el color que elijamos denotará cómo es nuestra personalidad y cuál es nuestro grado de osadía a la hora de exponernos ante los demás. Cojamos, como modelo, este amarillo girasol, que nos alegrará tanto las mañanas florecidas de primavera como las tristes tardes grises de otoño.  

Un palacio de cristal

Los palacios de cristal no sólo aparecen en los cuentos: nosotros también podemos tener uno. Las paredes y los techos de cristal nos permitirán tener un mayor contacto con el exterior. Nuestra casa se iluminará por completo cuando entre el sol; podremos ver la lluvia y la nieve caer en los días tristes de invierno. Y, lo mejor, podremos contemplar las estrellas y la luna desde nuestra propia cama, sin necesidad de desplazarnos. 

El único inconveniente: ¡quizás no sea fácil (o agradable) de limpiar!

Fieles al ladrillo

El ladrillo no pasa de moda. Su discrección y perfecta simetría hacen que siga siendo el material preferido para muchas construcciones. Además, es un material que se presta a ser combinado con otros colores y materiales. Su color barro rojizo entra en perfecta armonía con colores oscuros para el tejado y con la piedra utilizada para otras partes de la casa. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!