Tatuajes de pared: más allá del cuerpo

Pedro Munoz Pedro Munoz
Google+
Loading admin actions …

Ha llegado el momento de desvincular las dos siguientes palabras: tatuaje y cuerpo. Hasta ahora, era imposible concebir un tatuaje que no difiriese de una imagen grabada en el cuerpo. Y, además, todos hemos escuchado alguna vez que el principal problema de los tatuajes es que son para siempre y que no se pueden borrar. Pues eso se acabó. Los tatuajes han superado las fronteras del cuerpo y ahora sirven para adornar las paredes. Y lo mejor es que no son para siempre: podemos quitarlos con un mero secador de pelo que les dé calor para retirarlos de la pared.

Los tatuajes de pared se pueden pegar a cualquier tipo de material y se pueden quitar en cualquier momento, por lo que las posibilidades son inabarcables. Ocurre lo mismo con los dibujos, formas, colores y motivos con los que queramos adornar las paredes.  

Su mejor ventaja es que no se necesita utilizar ni clavo ni martillo, de manera que no dañamos la pared. Lo malo será entonces decidirnos por un determinado tatuaje. Demos pues rienda suelta a nuestra creatividad.   

Pongámosles rostro a nuestras paredes

¿Creía de verdad que las paredes no tenían rostro? Ahora ya sí. Los tatuajes de pared nos brindan la oportunidad de plasmar la imagen en nuestras cuatro paredes de nuestros familiares, de nuestros queridos o de nuestro personaje famoso favorito. Es por tanto una muy buena manera de dar identidad no sólo a la pared donde pegamos el tatuaje, sino al espacio en el que lo hacemos.

Y, si por casualidad, dejamos de querer ver el rostro de esa determinada persona, tan fácil como quitarlo de la pared sin ningún tipo de perjuicio para ella.  

Motivos por doquier

Si lo que nos gustan son los motivos, nuestra pared puede ser nuestro mejor expositor. Desde motivos florales, tribales, lineales o circulares… podremos decorar nuestras paredes con lo que, de otra manera, tendríamos en azulejos (pero esta vez sin dañar su superficie). Sin clavos ni martillo. Pero, por supuesto, lo complicado viene al tener que elegir: ¿con qué motivo queremos tatuar nuestras cuatro paredes?

La pared preferida para los niños

Los niños crecen muy rápido e igual de rápido van cambiando sus gustos. Por eso, al decorar la pared de su habitación, es interesante optar por un tatuaje de pared que podamos quitar y cambiar cada vez que sea necesario. Un coche, un avión, un dibujo animado o animales pueden ser opciones que alegren el ambiente del cuarto de los pequeños de la casa. 

Tatuaje natural

La naturaleza se reinterpreta y conquista los espacios interiores. Un tatuaje de pared vinculado al paisajismo de interiores difuminará los límites entre lo interno y lo externo, de manera que consigamos decorar nuestra pared y darle ese toque salvaje que sólo la naturaleza transmite.
Damos así un toque verde de vida y vitalidad, de manera que convertimos a nuestras paredes en algo dinámico y fresco, alejándose del concepto estático de los antiguos muros sin identidad. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!