¿Por qué no crear un jardín en el pasillo de tu casa?

¿Por qué no crear un jardín en el pasillo de tu casa?

Cristina Jiménez Pulido Cristina Jiménez Pulido
Loading admin actions …

El pasillo de una casa es una de las zonas a las que menos atención se le presta a la hora de plantear la decoración del hogar. Cierto es que se trata de una zona de tránsito y que, normalmente, no dispone de muchos metros cuadrados, pero no por ello debemos olvidarnos de la estética de esta zona de la casa. Un buen diseño para el pasillo de la vivienda, con un tratamiento estético adecuado, puede hacerlo más funcional además de visualmente más atractivo. Es conveniente estudiar las proporciones del pasillo para plantear un diseño a la medida del espacio y de nuestras necesidades, creando determinados efectos pensados para poner en valor sus características particulares. Debemos tener en cuenta la relación que se establece con los espacios que une el pasillo y de cómo queramos que se combinen los colores entre las diferentes estancias.

Analizado el espacio disponible, podemos llegar a la conclusión de que el pasillo de la vivienda puede ser un lugar ideal para organizar una pequeña zona de almacenamiento, plantear una librería o para colocar cuadros, láminas o fotos que nos gusten. Y por qué no, ¡podemos incluso utilizar este espacio para crear un agradable jardín interior! Para que pienses también en esta posibilidad y aproveches el potencial que puede tener esta zona de la casa, no dudes en continuar explorando este libro de ideas donde te mostramos interesantes formas de introducir una zona verde en las zonas de paso de la vivienda.

1. Plantas de interior en macetas

El uso de plantas de interior para decorar una vivienda no es, ni mucho menos, algo nuevo. Del mismo modo, es de todos conocidos el poder decorativo que tienen también los recipientes utilizados para colocar las plantas, las típicas macetas o tiestos. Pero podemos ir un paso más allá y pasar de utilizar una planta, puntualmente, para poner un acento decorativo en alguna de las estancias de la casa a crear un verdadero jardín interior mediante la agrupación de un conjunto de plantas en una zona de paso de la casa. 

Las plantas son seres vivos, que van cambiando de aspecto según la época del año, ¿por qué emplearlas, entonces, para crear composiciones estáticas? Aprovecha el potencial de las plantas y juega con su colorido y su forma, así como con los colores, texturas y diseños de las macetas para crear una composición dinámica en el pasillo o vestíbulo de tu casa. Eso sí, si el espacio es reducido, procura elegir macetas no muy grandes y plantas más bien verticales y sin mucho volumen para no sobrecargar la estancia.

2. ¿Por qué no introducir agua?

No siempre se dan las circunstancias ideales en un pasillo para el crecimiento de las plantas. Aunque hay una enorme variedad de tipos de plantas y, algunas, apenas necesitan luz natural o casi no necesitan ser regadas, el recurrir a la colocación de plantas en la casa siempre requiere de un cierto compromiso por nuestra parte que garantice sus cuidados. Bien por estas cuestiones o porque busquemos un verdadero golpe de efecto para esta zona de la casa, podemos ir un paso más allá y crear una lámina de agua. Este elemento nos permitirá jugar con los reflejos y sonidos para crear un ambiente realmente especial en la vivienda, generando un auténtico punto de transición entre dos zonas de la casa.

3. Utilizar piedras

También podemos recurrir a crear un jardín seco, utilizando para ello materiales inertes como pueden ser las piedras como nos proponen aquí nuestros expertos en paisajismo. Este tipo de jardines no tienen por qué ser solo producto de una decisión práctica, también puede ser una decisión estética, sobre todo para los amantes de la cultura nipona. Los jardines japoneses se han convertido en un género en sí mismos y consisten en un espacio de poca profundidad que contiene arena, grava, rocas y, en algunas ocasiones, también elementos naturales como hierba o musgo. Estos jardines son estáticos y de pequeñas dimensiones, por lo que pueden ser una buena idea para pasillos no muy grandes. Además, en la cultura oriental se utilizan como una forma de meditación, por lo que servirá para crear un ambiente de relax en casa, que invite a la tranquilidad y al sosiego. 

4. Una pared verde

Los criterios ambientales se han convertido en verdaderas herramientas de diseño arquitectónico para quienes la protección del Medio Ambiente es algo presente en todas sus acciones.  Aspectos como el control del soleamiento, de la ventilación, el uso correcto de las instalaciones de climatización, etc. son fundamentales para que la casa funcione de una manera más respetuosa con el Medio Ambiente y sostenible, pero también para que sus interiores sean agradables y acogedores. 

En este tipo de viviendas, concebidas con criterios ecológicos, aprovechar la pared de un pasillo para instalar una pared verde puede ser una magnífica forma de sacar partido a esta zona de la casa y de conseguir un ambiente más saludable en la vivienda. Estos jardines verticales, no consumen apenas espacio, pues se desarrollan en un paramento vertical de la casa, pero aportan colorido y frescor a la vivienda.

5. Plantas colgadas

Otra forma de crear un jardín en un pasillo que no cuenta con mucha superficie es colgando las plantas, directamente, del techo. Hoy en día es un recurso muy utilizado en decoración de interiores y es posible encontrar diseños diferentes de recipientes para plantas que están pensados para ser colgados. También puedes hacer uso de tu creatividad y fabricarte un colgador DIY, válido para instalar macetas convencionales. Sea como fuere, estos sistemas te van a permitir jugar con la altura a la que cuelgas las plantas, creando una composición con diferentes niveles para crear un jardín colgante realmente decorativo y que cambie la percepción espacial del pasillo de la casa.

6. Jardín bajo la escalera

Si tienes una casa con varias pisos, el espacio que queda bajo la escalera es una zona perfecta diseñar un jardín aplicando los consejos e ideas que planteábamos para crear un jardín en el pasillo de la casa. La zona bajo la escalera, que no tiene altura suficiente para ser aprovechada como espacio cerrado, resulta perfecta para ser ocupada por un jardín donde incorporemos plantas muy verticales con el fin de establecer una relación entre los distintos pisos de la casa y oxigenar el aire interior de la vivienda.

¿Qué te parece la idea de crear un jardín en el pasillo de la casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!