Típicos errores a evitar cuando haces una mudanza

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

Cuando vas a realizar un cambio de casa y tienes que hacer la tan temida mudanza es importante organizar bien todo el proceso y pensar qué vas a empaquetar o cómo lo vas a trasladar. Con los años es casi inevitable la acumulación de accesorios y muebles de todo tipo, formas y tamaños. En todas las habitaciones de la casa contamos con objetos a los que tenemos apego, que nos ayudan a personalizar el espacio y a hacerlo más íntimo y confortable. Pero con el paso de los años también algunos elementos que tenemos en casa pierden valor y utilidad, que están viejos o han sufrido demasiado desgaste, lo que provoca que ya no sean funcionales ni útiles. Estos objetos, más o menos voluminosos, acaban acumulándose y ocupando un espacio del que no solemos andar sobrados pero, en lugar de desecharlos, continuamos almacenándolos y conservándolos en recónditos rincones de la casa sin una razón específica. La necesidad de hacer una mudanza puede ser un momento perfecto para replantearse la validez de estos objetos, aprovechando la ocasión para deshacernos de todo lo superfluo e inservible y conservar sólo lo que realmente va a ser necesario y útil en la nueva vivienda. Para que este proceso sea eficaz y sencillo hay que organizarlo siguiendo algunos pasos simples como los que te mostramos a continuación, evitando errores muy comunes que se producen en muchas mudanzas.

1. Consigue suficientes cajas

Lo primero que debes hacer es una estimación de la cantidad de artículos y accesorios que necesitas transportar con el fin de obtener un número adecuado de cajas. Es mejor elegir cajas de diferentes tamaños y capacidad para no sobrecargarlas demasiado cuando van a contener objetos pesados, haciendo el transporte menos difícil y costoso. 

Tener un buen número de cajas nos permite hacer una selección de los distintos objetos en función de sus características: en una caja se puede almacenar el menaje que tenemos en la cocina, en otra, libros y revistas o reservar unas cuantas para los discos y DVDs. Esto nos ayudará también, una vez que hecha la mudanza, a identificar fácilmente el contenido de las diferentes cajas y a encontrar fácilmente los diferentes artículos.

2. No hagas la mudanza sólo

Es un error plantearnos hacer la mudanza completa por nuestra cuenta. Siempre es recomendable recurrir a la ayuda de amigos y familiares para alcanzar el objetivo con éxito. Mover muebles y levantar objetos pesados no es algo que siempre puedas hacer tú mismo; además, te llevaría mucho más tiempo e implicaría un grandísimo esfuerzo y un gasto ingente de energía. Pedir ayuda y contar con el apoyo de nuestro entorno va a simplificar enormemente la operación, haciendo que el cambio de casa sea menos traumático y costoso.

3. Quédate sólo con lo necesario

Vestidor: Vestidores de estilo clásico de Canexel
Canexel

Vestidor

Canexel

Durante una mudanza sucede con frecuencia que encuentres con objetos y desperdicios olvidados en algún rincón de la casa, artículos obsoletos o innecesarios. La organización de la mudanza es la ocasión perfecta para deshacerte de estos objetos, tratando de darles una segunda vida y que sean aprovechados por alguien que sí les vaya a encontrar utilidad. Para ello, puedes recurrir a un mercadillo donde compren objetos viejos o, simplemente, donarlos a algún amigo u asociación donde puedan ser utilizados. Eliminar lo superfluo, manteniendo sólo lo necesario, hará más fácil el traslado y la instalación en la nueva casa será mucho más rápida.

4. Empaqueta bien los artículos

Montegrappa: Espacios comerciales de estilo  de Montegrappa
Montegrappa

Montegrappa

Montegrappa

Durante la preparación de cajas para su transporte es recomendable ser muy ordenados con los elementos almacenados en su interior. Se debe tener la precaución de proteger los objetos frágiles, como pueden ser los vasos u objetos de vidrio o los platos de cerámica y porcelana. Nunca se deben guardar objetos de cristal con otros elementos que puedan romperlos. Cada artículo frágil debe empaquetarse individualmente, envolviéndolo con papel o con hojas de periódico, con el fin de protegerlos de posibles roturas o desperfectos. Por tanto,  es bueno dedicar un tiempo a hacer una cuidadosa selección del tipo de los objetos a almacenar: cada libro en la caja de los libros, cada cacerola en la caja de los utensilios de cocina o colocar todas las telas en la parte superior de estas cajas para proteger los objetos que contienen.

5. No embalar objetos indispensables

Cocina de estilo  de studiodonizelli
studiodonizelli

Casa Carilla – Cucina

studiodonizelli

Independiente de lo cerca o lejos que esté la nueva casa a la que nos mudamos, es esencial estar siempre preparados para afrontar cualquier imprevisto. Por esta razón siempre se deben tener a mano los utensilios más necesarios: la bolsa de aseo, los objetos básicos de uso diario como puedan ser la ropa de cama, las toallas o algo de comida, una botella de agua, así como los documentos personales o cualquier cosa que pueda ser útil de repente. De esta manera no será necesario abrir las cajas ya embaladas y hurgar entre los elementos almacenados para encontrar estos objetos imprescindibles.

6. Dedicar tiempo a los preparativos

Pasillos y vestíbulos de estilo  de archielle
archielle

Casa vacanze/ingresso

archielle

Organizar una mudanza es una tarea que consume bastante tiempo, por ello debemos asegurarnos de contar con el tiempo necesario para realizarla bien, haciendo que el traslado posterior de los objetos sea rápido. No dedicar el tiempo suficiente a la planificación y preparación de la mudanza a realizar es un error común que afecta negativamente a la duración total del proceso, haciendo el trabajo menos eficaz y mucho más pesado. Es cierto que cada día está lleno de diversos compromisos a los que atender, lo que nos hace difícil sacar tiempo para preparar todos los objetos que vamos a tener que trasladar a la nueva casa. Aún así, debemos sacar tiempo para realizar esa útil labor de embalar todo de forma ordenada y de proteger adecuadamente los elementos más delicados y frágiles para no correr el riesgo de dañarlos o romperlos. Es mejor preparar bien todas las cajas y valijas a transportar, pues nos ahorrará posibles disgustos, gastos y nos servirá para optimizar los tiempos de transporte.

¿Qué opinas de estos consejos para facilitar una mudanza? Déjanos tus comentarios!
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!