Claves para crear una oficina en casa

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

La mayoría de nosotros estamos acostumbrados a despertarnos cada mañana y llegar a nuestro lugar de trabajo, minuto arriba, minuto abajo, a la hora de siempre. Ahí nos espera nuestra oficina: un escritorio, un ordenador, los papeles que se acumulan, las notas pegadas en la pantalla recordándonos las tareas más importantes del día, las tazas de café que se van acumulando…

Sin embargo, hay mucha gente que tiene otro tipo de trabajo, más libre, donde no hace falta despertarse siempre a la misma hora y donde, para llegar a tu puesto de trabajo, no es necesario coger el coche, la bicicleta o el autobús, tan solo caminar unos cuantos metros, los que nos separan de la cama hasta el estudio. Hablamos de todos aquellos que por uno u otro motivo tienen que trabajar desde casa. Cada vez son más, y aunque trabajar desde casa tienen una larga lista de ventajas, también tiene algunos aspectos que pueden darnos dolor de cabeza. Del que nosotros vamos a hablar hoy es del diseño de un espacio en el hogar para la oficina en casa. El primer problema que encontramos es el de la ubicación, puesto que no todos contamos con la suerte de poder habilitar una sola habitación para esta función y normalmente tenemos que adaptar una ya existente. Además hay que saber qué tipo de escritorio nos conviene y cómo debe ser el mobiliario de almacenaje. Trabajar en casa está lleno de tentaciones que debemos evitar en la medida de lo posible, por eso, aunque es importante crear un rincón acogedor, también debemos hacerlo lo más profesional y serio posible. Veamos algunas ideas para crear nuestro estudio en casa.

1. La ubicación

Ante la necesidad de crear de improviso un espacio de trabajo en casa la primera duda que nos surge es saber cuál es el lugar más adecuado para colocar nuestro estudio. Aunque no siempre es posible, hay que evitar en la medida de lo posible el dormitorio.  A nadie le gusta llevarse el trabajo a la cama y si utilizamos una esquina del dormitorio para instalar nuestra oficina estaremos haciendo justamente eso.  Además, uno de los mayores problemas cuando se trabaja en casa es precisamente no saber desconectar. Por ese motivo dejemos que la zona de descanso sea solo de descanso y separémosla de la de trabajo. Tampoco es recomendable que escojamos una área de paso, puesto que será la más ruidosa de la casa. 

2. El escritorio

Cuando trabajamos necesitamos espacio, por eso el escritorio es el mueble fundamental de nuestra oficina en casa. Una gran idea es instalar una mesa en forma de ele, ya que nos permitirá tener nuestra zona de trabajo propiamente dicha y una parte de escritorio en la que podremos colocar todos nuestros papeles y otros elementos de almacenamiento. 

Un buen lugar donde poner un gran escritorio en forma de ele son las esquinas de la habitación. En este estudio, por ejemplo, se ha escogido la esquina que tiene la ventana, puesto que de esta forma la iluminación es mejor. También es importante fijarse en cuántos enchufes tenemos a mano, puesto que cada vez necesitamos más aparatos electrónicos en nuestro trabajo y cuantos menos cables se vean en la habitación mejor. Ya sabemos lo incómodo y antiestético que es encontrarse una maraña de cables cruzando de punta a punta la habitación.

Si te interesa leer más sobre escritorios, échale un vistazo al libro de ideas 6escritorios para pequeños rincones.

3. La silla

Estudios y despachos de estilo moderno de Grazia Architecture
Grazia Architecture

Rénovation Appartement Paris 75003. François Corvi Architecture. www.corvi-architecte.com

Grazia Architecture

Pasamos muchas horas sentados frente al ordenador, así que es importante que la silla sea cómoda sin sacrificar por eso el estilo de la misma. Hay multitud de sillas ergonómicas de oficina, solo tenemos que encontrar aquella que pegue con el estilo de nuestra oficina, y que además se adapte mejor a nosotros. Algunas cosas que debemos tener en cuenta son las siguientes:

-El respaldo debe ser móvil, para permitir cierta amortiguación de la espalda y de sus movimientos, y ajustable en cuanto a altura.

-Si tenemos apoyabrazos estos no deben tocar nunca la mesa, puesto que en tal caso impedirían que nos acercáramos al escritorio tanto como necesitemos. 

También es importante nuestra posición a la hora de sentarnos:

- Olvídate de cruzar las piernas. No es solo malo para la circulación además va fatal para la espalda. La posición ideal es mantener ligeramente abiertas las piernas y dobladas por la rodilla formando un ángulo de noventa grados. La planta de los pies debe estar apoyada totalmente en el suelo y si no podemos, deberíamos hacernos con un reposapiés. 

-Al sentarnos, nuestra columna debería estar apoyada en el respaldo de la manera más recta posible. Lo ideal es que apoyemos los brazos en la mesa formando un ángulo recto. 

-En cualquier caso, es conveniente levantarse de vez en cuando, hacer descansos y estirar las piernas.

4. El almacenamiento

Estudios y despachos de estilo moderno de studioata

​Fundamental cuando trabajamos, el almacenamiento para nuestro estudio debe ser, ante todo, práctico. Una estantería donde guardar los libros y archivos que vamos acumulando y una cajonera cerca donde tengamos a mano todos aquellos objetos que más utilizamos diariamente será suficiente. También es importante que demos un toque personal a nuestra oficina en casa: una planta, un cuadro que nos guste mucho, etc. Aprovechemos la ventaja que supone trabajar en casa y hagamos más personal nuestro estudio de lo que nunca podremos hacer la oficina.

Y tú, ¿qué consideras importante a la hora de crear un espacio de trabajo en casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!