Paredes de colores: ¡rompamos con el blanco!

Pedro Munoz Pedro Munoz
Google+
Loading admin actions …

El blanco se siente en peligro de extinción: han llegado los colores. El color tradicional que desde siempre hemos visto de fondo podrá ser nuestro recurso en cualquier momento. Sin embargo, es momento de romper. Atrevámonos a darle un aire nuevo a nuestra casa y, para ello, nada como cambiar el color de nuestras paredes. Dejemos los clásicos blanco y beige para los clásicos: a nosotros nos van los colores. Además, el color que elijamos dirá mucho de nosotros, de nuestra personalidad y de cómo gestionamos el riesgo. Demos carácter y personalidad a nuestros espacios. Atrevámonos. 

Verde que te quiero verde

El verde lima es el color de la juventud y de la frescura. Transmite vida y dinamismo, es el color de las plantas, del paisaje, de la frondosidad, de lo saludable. Incluso en términos sociológicos, es el color de la permisión y de la accesibilidad. 

Es un color que nos transmite alegría y vitalidad, así que qué mejor que pintar así nuestra cocina. Nos hará sentirnos que interactuamos más con la naturaleza. Por eso, combina muy bien si nuestra cocina es de tonos madera o acero. 

Gris ceniza: pariente del fuego

Para aquellos que opten por la serenidad, el gris es un buen compromiso. Si prefiere no dejarse alterar por colores fuertes., el gris oscuro es su color. Se trata de una tonalidad discreta que se mimetiza plenamente en su propio ambiente: no llama la atención, pero lo hace tan inteligentemente que no pasa desapercibido. 

Además, no olvidemos que es el color de la ceniza. Así que, ¿qué mejor que reencontrarlo con su propio origen colocándolo al lado de la chimenea? 

¡Atrevámonos con las rayas!

Para los más osados: las rayas. Que sepan aquellos que se atrevan que no se van a arrepentir. Llenarán su casa de originalidad y personalidad, algo que gustará a todos sus invitados. Podremos elegir libremente el color, aunque será muy recomendable combinarlo con blanco.

Lo que sí deberemos tener en cuenta es que será interesante colocarlo cerca de la entrada para que cause mayor impresión. También, irá bien sobre las superficies divisoras de espacios. 

Independientemente del color del que se trate, las rayas son una apuesta por la modernidad y el atrevimiento. Absténganse los cobardes. 

Colores claros: aumentemos el espacio

¿Que disponemos de un espacio reducido? ¿Que nos sentimos un poco agobiados y necesitamos más espacio? Lo tenemos: necesitamos colores claros. Los colores claros hacen el espacio más amplio y aumentan la luminosidad de nuestros espacios. 

Y si por casualidad los colores claros nos parecen algo insulsos, optemos por agregarle el formato raya para dar más vitalidad a nuestra casa. ¡Pruebe y verá!

Rojo y pasión: veamos si funcionan

El rojo no es un color para cualquiera. Sin duda, es uno de los colores más impactantes e, incluso, agresivos. Sólo apto para personalidades fuertes. El color de la seducción, el color de la pasión y del delirio… Superemos los clichés de labios y vestidos y atrevámonos a darle al color rojo un lugar en nuestra casa.

En caso de decidirnos por el dormitorio, podremos verificar si la combinación de rojo pasión es real o una mera estrategia de márketing. ¡No pierdan la oportunidad de probarlo!

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!