Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 lugares insospechados para colocar la televisión

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

La posición de la televisión no es una cuestión baladí. El binomio sofá y televisor ha de ser estudiado con detenimiento, ya que en el primero se pasan muchas horas sentado, unas horas en las que generalmente estamos mirando la tele. Es decir, hay que colocarlo bien, teniendo en cuenta factores como el número de integrantes de la familia, la no existencia de reflejos por la entrada de luz natural, la visibilidad o no de cables, debido a la ubicación de las conexiones a la luz, la antena u otros dispositivos, y desde luego hay que tener en cuenta las distancias relacionándolas con el tamaño del televisor, no solo para que la visión sea la idónea, sino para que no sea perjudicial para la vista.

En definitiva, aquí van varias ideas para que te inspiren si estás pensando en renovar tu salón en el que has de integrar ese enorme televisor que te acabas de comprar.

El televisor, el gran protagonista

Todos le damos importancia a la tele, pero desde luego unos más que otros. Si eres de aquellos que considera que el enorme plasma por el que ves series, pelis o programas de humor es prácticamente uno más de la familia, entonces les ha de reservar un espacio protagonista en vuestro cuarto de estar.

Para ello un recurso es dedicarle una pared especial. Especial en el sentido de que es diferente a las otras salón. Por ejemplo, si todas son de estuco blanco, poner el acento en un pared de ladrillos, reales o simulados, o hacer que destaque todo con color de pared distinto, e incluso colocar un resalte en el que integrar nuestra tele. De alguna forma, cuando le concedemos tanto protagonismo a esa pantalla, en realidad lo que nos gustaría tener es una auténtica sala multimedia.

Una pantalla sobre fondo blanco

Salones de estilo  de Stockhausen Fotodesign
Stockhausen Fotodesign

Modernes Einfamilienhaus in Essen

Stockhausen Fotodesign

En los grandes cines estamos acostumbrados a ver gigantescas pantallas en completa oscuridad. Y podemos pensar que esa es la mejor forma de ver la tele. No. Hay que tener en cuenta que en los cines tradicionalmente se ha tratado de una proyección, es decir, que la oscuridad era una necesidad. Sin embargo, nuestro televisor no necesita de esa atmósfera, ya que ella es la que produce las imágenes y a plena luz puede ser perfectamente visible, si tiene todo los valores de brillo o contraste bien calibrados. 

Lo cierto es que como mejor se ve la tele, y como menos molesto puede ser para nuestros ojos en con luz, con mucha luz. O sea que una habitación con las paredes pintadas de blanco puede ser ideal, y cuantas más desnudas estén esas paredes, sobre todo la que sirve de fondo a la pantalla, mejor, que además no necesita ser excesivamente grande, ya que no habrá ningún elemento que te distraiga a la hora de ver las noticias o el desenlace de tu serie favorita.

La tele empotrada

Salones de estilo  de Building Design Architectuur
Building Design Architectuur

Kastenwand als afscheiding tussen keuken en woonkamer

Building Design Architectuur

Cualquier diseñador de interiores te dirá que una tele empotrada en una falsa pared, sea de escayola o maderas nobles, es un recurso muy elegante para los salones. Visualmente es una solución muy interesante, por la integración y por la idea de conjunto que proporciona. Conceptualmente también, ya que hemos creado una ventana abierta al mundo en la pared de nuestro cuarto de estar. Y espacialmente, también es una solución idónea, ya que se ocupa menos superficie que si hiciéramos un mueble, con su trasera y sus distintos estantes, además de que todo el tema de los cables queda oculto a la vista.

Tal vez no te convence la idea. Entonces haz una prueba. En la actualidad, la forma plana de las teles, hace que casi todas lleven sus sujeciones para colgarlas en la pared. Prueba a instalarla así, entre dos muebles, y tal vez tu siguiente compra sea el equipamiento para empotrarla.

Ocupando una esquina

Hay que reconocer que colocar la televisión en una esquina del cuarto de estar no es lo más habitual, pero es una opción que no se puede desechar si se trata de aprovechar al máximo cada centímetro de la sala.

Generalmente es una solución, pero como en tantas otras cosas, de la necesidad puede surgir la genialidad. Es en situaciones como esas en las que tenemos que exprimir todo nuestro talento, para hacer que esa esquina sea útil acogiendo nuestra tele, que la visión de la misma sea cómoda, y que además le generemos algún soporte o mueble adecuado. Y dado que no es habitual este tipo de colocación, quizás no encuentres lo que necesitas en el mercado. Entonces habrás de recurrir a tus habilidades con el bricolaje y lo tendrás que hacer tu mismo comprando materiales o reutilizando viejos objetos y muebles que siempre se pueden transformar.

Renovando la tradición

Prácticamente todos hemos crecido viendo la televisión en el salón familiar, donde la gran librería del cuarto de estar tenía un hueco más grande para albergar aquellas viejas televisión de tubo que tenían tanto fondo. Hoy ya no hay de estas teles, sin embargo esa idea de integrar la tele en un mueble sigue vigente. Un mueble donde hay libros, figuritas traídas de los viajes, o estantes donde se colocan otros dispositivos, como el DVD o el disco duro externo. Y claro, el diseño actual también ha evolucionado, y aquellas grandes librerías hoy se han transformado en mobiliario más ligero y modular, sobre todo en el caso de los diseños más minimalistas y de origen escandinavo como el que vemos en la imagen .

Y lo más clásico

Esa renovación en el concepto del mueble de la tele tampoco significa que hayan desaparecido del mercado las propuestas de grandes librerías en las que hay espacio para la enciclopedia, las fotos de la comunión, un armario con las tazas de porcelana buena, un mueble bar y también un espacio central para la tele. 

Si ese tipo de muebles existe y tiene un carácter señorial indudable. Como es tradicional suelen ser muebles de madera, pero a diferencia de los antiguos, ahora no suelen tener filigranas, ni molduras labradas y los tiradores (si lo hay) tienden a las formas simples y geométricas. En realidad, todo tiene esa tendencia a la pulcritud, los ángulos rectos y las formas esenciales. En fin, la exquisitez de los grandes muebles para los salones y para el televisor del siglo XXI.

Cuéntanos, ¿cómo tienes colocada la tele en tu casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!