Una casa de montaña simplemente maravillosa

Imanol Fernández Imanol Fernández
Loading admin actions …

Una casa de fin de semana para disfrutar de buenos momentos en compañía de amigos y familiares. La idea suena bien, ¿no? A nosotros desde luego que nos parece que sí. De hecho, ¿quién no quisiera tener  una casa en la montaña rodeada de naturaleza para pasar las vacaciones?

En el artículo de hoy vamos a mostraros precisamente una vivienda estival situada en medio de una reserva natural en Nova Lima, Brasil. El refugio, que consta de 745 metros cuadrados, ha sido diseñado por el estudio David Guerra Arquitetura e Interiores y se ha sido concebido como parte integral del paisaje natural que le rodea. Por eso para su construcción que dispone se han utilizado materiales naturales como madera, bambú, paja o piedra, lo que le da a la casa un cierto aire rústico.  ¿Tenéis curiosidad por descubrir los rincones de este lugar? Pues prestad atención a las imágenes que os vamos a enseñar a continuación.

Fachada principal

Según el arquitecto David Guerra, uno de los principales retos de este proyecto ha sido armonizar los diferentes gustos de cada uno de los miembros de la familia. Una pluralidad de preferencias y diseños que queda reflejada en cada detalle. Así por ejemplo, la fachada principal se caracteriza por su composición de líneas rectas revestidas con piedra y ladrillo, mostrando una combinación de estilos contemporáneos y tradicionales.

Área social

Aunque la casa dispone de dos plantas, la mayoría de las estancias se encuentran en la planta baja, como los cuatro dormitorios o las zonas sociales como la que vemos en la imagen. Uno de los aspectos más destacados es el diseño inclinado del tejado. De esta manera se ha creado un espacio con una altura considerable y amplias aberturas a través de las cuales entra muchísima luz natural que baña toda la sala de estar.

La sala de estar

La sala recibe abundante luz a través de los grandes ventanales superiores y laterales. Además de los muebles de diseño contemporáneo, la sala de estar incluye una chimenea de leña cubierta de piedra natural y unas vistas privilegiadas a la naturaleza que rodea la casa. Los techos altos y de madera contribuyen también a la crear una sensación de calidez en el ambiente.

El comedor

Durante las vacaciones, la familia trata de compartir cada uno de los momentos, y la hora de comer suele ser una de las ocasiones más especiales. En este caso, el comedor destaca por su simplicidad y armonía en relación a los espacios que le rodean. La mesa y las sillas de madera realzan el estilo campestre y natural del comedor. Y para los días con más visitas, se puede aprovechar la encimera en forma de “L” para que todos tengan su espacio y disfruten de la comida.

La cocina

En la cocina predominan los colores cálidos que aportan un toque contemporáneo a este ambiente rural. La pared pintada de rojo y los armarios hechos de madera lacada de color amarillo convierten el espacio en un ambiente más personalizado y moderno. Mientras, el blanco y el suelo de granito negro aportan un toque de elegancia y equilibrio a la cocina.

El dormitorio principal

La vivienda incluye cuatro dormitorios, todos ellos grandes y con referencias al paisaje que la rodea. Esta que vemos en la imagen es la suite principal, donde predomina una sensación de comodidad y descanso gracias a la combinación de tonos neutros y muebles discretos.

Un segundo dormitorio

Todos los espacios íntimos y las zonas de recreo están situadas a un mismo nivel, superando la problemática que el desnivel de la montaña supone. El ambiente de los dormitorios cambia completamente cuando se abren las cortinas y se ve el impresionante paisaje.

El cuarto de baño

Nos fijamos ahora en uno de los cuartos de baño con los que cuenta la casa. Este dispone de una gran cantidad de luz natural que entra por las ventanas, a través de las cuales también se puede disfrutar del entorno natural. Los tonos neutros realzados por la iluminación convierten el lugar en un espacio más elegante. Aunque lo más destacado es sin duda la bañera de hidromasaje, que aporta elegancia y confort.

El porche

En una casa estival de este tipo no podía faltar tampoco un porche con su piscina que sirvan de espacio de reunión social. A pesar del estilo rústico de la cubierta de madera, el porche dispone de muebles modernos y un tanto extravagantes, como el conjunto de mesa y sillas en color rojo acrílico que realzan el ambiente sofisticado.

Zona de recreo

Esta zona reúne todo el encanto y la magia de esta maravillosa casa de vacaciones. La piscina cuenta con vallas de vidrio que permiten visualizar el maravilloso paisaje que rodea la casa. El área cuenta también con una pérgola de madera y una zona de sombra en la que resguardarse los calurosos días de verano.

¿Pasaríais vuestras vacaciones en esta casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!