Cómo construir una barbacoa con poco dinero

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

Ya están llegando los días de clima más suave, y en pocos meses, tendremos al verano a la vuelta de la esquina. Como si salieramos de una hibernación, queremos pasar el máximo tiempo posible en un jardín disfrutando del buen tiempo con amigos o familiares. Y para ello, una barbacoa es una excusa perfecta para reunirse.

Pero si queremos construirla, muchas veces el presupuesto nos hace dudar de llevar adelante el proyecto. ¿Acaso hay opciones?

Por supuesto: se puede montar una barbacoa con poco dinero, ya sea reciclando los materiales que tengamos a mano en casa, como reduciendo los costes -pero no la seguridad ni la estabilidad de la construcción-. Y en poco tiempo, tendremos la ansiada barbacoa para disfrutar de las mejores carnes asadas.

Busca qué materiales tienes a mano

Si hace poco habías emprendido reformas en tu hogar, muy posiblemente te hayan sobrado materiales. Pues es una buena oportunidad para reciclarlos. Fijate si tienes a mano lajas de piedra, ladrillos, arena, cemento, y aquellos materiales con los que se levantan paredes: espátula, balde, nivelador, cuerdas y estacas, etc.

Algunos de estos materiales quizás no te hagan falta comprarlos, basta con pedirlos prestados y usarlos los días que tengas que construir la barbacoa.

De esta manera, si tienes que acudir a un comercio especializado en materiales de construcción, no tendrás que incurrir en grandes gastos.

Elige un proyecto

Jardín de estilo  de Toen=Hier
Toen=Hier

Buitenoven Deluxe

Toen=Hier

Si eres habilidoso con el bricolaje y la construcción, puedes animarte a construir una barbacoa algo más grande, con espacios para poner la carne, o inclusive, con un área destinada al fregadero para lavar y limpiar los alimentos. Por el contrario, si la construcción no es tu fuerte, lo mejor es apuntar a un proyecto simple, que sea un armazón de base y una estructura para colocar la barbacoa. 

Es recomendado que tenga una salida de humos cubierta, para que la lluvia no fastidie a las carnes en mitad de la cocción. Aquí tienes que tener muy en cuenta el ángulo de salida, para que los humos no queden atrapados. Si el panorama se complica, pues sería hora que para esta última etapa llames a un albañil o un diseñador de barbacoas, que te podrán ofrecer excelentes diseños a costes accesibles.

Una tercera alterantiva es el reciclaje de estructuras: si en alguna ocasión habías construido un horno a leña, pues basta con comprar un grill de hierro fundido o acero inoxidable, y ya tienes tu nueva barbacoa.

Compra los materiales

FABRILOR BARBACOA CON HORNO DE BARRO Y FREGADERO: Jardín de estilo  de FABRILOR IBERICA
FABRILOR IBERICA

FABRILOR BARBACOA CON HORNO DE BARRO Y FREGADERO

FABRILOR IBERICA

Conociendo el proyecto y sabiendo qué materiales hay a mano, cabe ir a un comercio especializado y comprar los materiales faltantes. Obviamente, lo que nunca podrá faltar es el grill, donde se cocinarán las carnes.

Esta puede ser de hierro fundido o acero inoxidable. Es mejor recurrir a los modelos de grills más pesados, que evitan que la carne quede pegada a la estructura. Además, tienen una vida útil más prolongada y evitan que puedan darse vuelta de la estructura.

Se sugiere que la barbacoa tenga sus barras en forma de V, que se monte con una leve inclinación, y que en la parte inferior haya un receptáculo para recoger las grasas. Así, se gana mucho en el proceso de limpieza anterior y posterior a la cocción.

Y por supuesto, no hay que olvidarse de los accesorios, como tenedores y cuchillos de mango largo y tenazas para manipular la carne en medio del proceso.

Elige un sitio

El sitio que se destine a la barbacoa dependerá del tamaño que se le quiera destinar. Lo importante es que el suelo del jardín o el parque sea arcilloso y pueda ser excavado para colocar los cimientos.

Aunque no haga falta construir un habitáculo, sí hay que pensar en un espacio donde se puedan guardar los troncos y/o el carbón, que debería estar a un costado de la barbacoa.

Cabe ver si el presupuesto alcanza para montar un pequeño piso de lajas o cerámicas, que otorga comodidad al cocinero –sobre todo si ha llovido pocas horas antes-, y para evitar que toda la comida se eche a perder si se cae por accidente al sacarla de la barbacoa.

Los cimientos

Jardín de estilo  de The Braai Man
The Braai Man

Clad your Braai in Stone

The Braai Man

La estructura de la barbacoa tiene que ser resistente. Por ello conviene excavar un foso de unos 40 a 50 cm de profundidad, colocar una mezcla de cemento, y luego levantar la pila de ladrillos que servirán de estructura.

Hay que tener en cuenta que las hileras estén bien niveladas, y no descartar colocar una hilera paralela para que pueda resistir mejor si el día de mañana se quiere colocar una campana extractora de humos.

Si se quiere colocar encimeras, es mejor saberlo de antemano y tener un hueco preparado para montar filas de ladrillos adicionales.

Obras adicionales

Jardín de estilo  de Barbecue
Barbecue

Барбекю Добрая

Barbecue

Las barbacoas de un mayor tamaño pueden llevar pequeños sectores auxiliares, como está pensado en esta idea de Barbecue, y que ayudarán a facilitar la tarea de cocinar a las brasas.

No requieren gran complejidad, es cuestión de levantar filas de ladrillos paralelas a la estructura central, y luego montar una armazón de hormigón o cemento a modo de tabla, aunque si se invierte un poco más, se puede optar por una tabla de madera maciza (pero que sea dura, como el roble) o el mármol.

Los habitáculos inferiores pueden servir para guardar los troncos de leña, los paquetes de carbón, así como los utensilios para manipular la carne y limpiar el grill. Y si la barbacoa es del tipo desmontable, pues también habrá que pensar donde se guardará cuando se termine de usar.

Si bien el interior de una barbacoa debería ser de ladrillo refractario, los habitáculos adicionales pueden ser de cerámicos o baldosas, que si se rompen y vuelven a colocar, permiten otorgar un divertido juego estético.

Consejos finales

Jardín de estilo  de Barbecue
Barbecue

Барбекю Грация

Barbecue

Si la barbacoa ya ha sido construida, pues es hora de comenzar a usarla. Hay que recordar que la leña debe estar siempre seca, porque cuando se encuentra húmeda comienza a desprender humo y no termina de generar combustión.

Si es partidario que las carnes tengan un cierto toque aromático, se pueden usar troncos de cedro o madera de cerezo para quemar. Pero no usar maderas de muebles viejos o madera con pintura, que su combustión puede ser tóxica.

Si no hay una salida de humos superior, evitar que la gente coma demasiado cerca de la barbacoa, que quizás el viento juegue una mala pasada y termine molestando a los comensales.  

Las herramientas para manipular las carnes, y sobre todo el grill, deben estar muy limpias, y recordemos que las grasas, una vez que se enfrían, son muy difíciles de quitar si no se usa detergente y agua caliente, y no se limpia con fricción.

Y sin más protocolos, es el momento de disfrutar las mejores carnes asadas.

¿Te animarías a montar tu propia barbacoa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!