El dormitorio: donde se funden sueño y ensueño

Pedro Munoz Pedro Munoz
Google+
Loading admin actions …

Descanso, serenidad, tranquilidad, paz… Son muchas las ideas que nos evoca el dormitorio. Un espacio clave de la casa que todos utilizamos pero del que a veces no nos ocupamos lo suficiente. Es hora de cambiar esa concepción: más allá de una cama, el dormitorio reinterpreta nuestro espacio habitual para ofrecernos un rincón de reflexión, mimos, intimidad, ocio y conversaciones que llenan nuestra vida de sentido. De ahí que ya no se trate de un lugar de sueño en el que sólo durmamos, sino que ha de representar un sitio de ensueño en el que nos sintamos lo suficientemente cómodos para sacar lo más privado de cada uno de nosotros. Es por tanto esencial cuidar el más mínimo detalle para garantizar esa conexión fundamental con el lado de nosotros que sólo mostramos de puertas para adentro. Para ello, ¿qué es lo que no puede faltar en nuestro dormitorio?

La cama: el alma del dormitorio

No cabe duda de que la cama es la pieza clave del dormitorio. En ella empezamos y acabamos el día. O incluso acudimos a ella a mitad de nuestro traqueteo diario en búsqueda de una paz que no encontramos en ningún otro lugar. Aunque parece pasar desapercibida, la cama no sólo nos regala momentos de descanso, sino también de ocio e intimidad. 

Con todo, la cama es un elemento personal: cada uno ha de dar con la suya. En ella buscamos un determinado estilo, diseño, unas medidas concretas.. El colchón atiende también a preferencias personales y, además, no siempre resulta fácil dar con el adecuado.

No debemos olvidar que el dormitorio crea una atmósfera para un espacio que, sin duda, es privilegiado. 

Armarios y espacios en el dormitorio

¿Cómo lograr que nos sintamos aún más a gusto en el dormitorio? El orden y el espacio se configuran como factores esenciales para alcanzar esa paz que todos buscamos cuando acabamos el día o el impuso que necesitamos cuando nos preparamos a empezarlo. Por eso, necesitamos un rincón en el que dejar nuestra ropa, sábanas, mantas, zapatos o joyas. De ahí que tengamos que preocuparnos de contar con buenos armarios, armarios empotrados, cómodas, cajoneras y demás espacios que se ajusten al estilo que queremos dar a nuestro dormitorio. El orden a nuestro alrededor contribuye a nuestro orden interior: no lo perdamos de vista.  

Detalles pequeños pero imprescindibles

Dormitorios de estilo moderno de Young & Norgate
Young & Norgate

Animate Bedside Table

Young & Norgate

Todos sabemos que hay cosas pequeñas que hacen la vida más grande: es el caso de las mesas de noche. ¿Dónde dejaríamos si no las gafas y el libro de antes de dormir? ¿Qué haríamos con el despertador que apagamos entre sueños todas las mañanas? Y lo más personal, ¿acaso no todos tenemos en la mesa de noche un cajón con todos nuestros secretos?

Podremos escoger diferentes tamaños, formas y colores dependiendo de nuestro estilo. Podrán ser más o menos impactantes, cómodas o prácticas;; lo que es seguro es que un dormitorio, sin mesa de noche, no es un dormitorio.

Rincones de reflexión

El dormitorio materializa la reinterpretación del espacio personal. Ahora se presenta como un rincón privado, en el que, más allá del descanso, podamos encontrar el momento para concentrarnos y aclarar nuestras ideas. Por eso es interesante completar nuestro dormitorio con elementos como el que se observa en la foto. Este escritorio reformula su propia funcionalidad para ejercer de mesa y de espacio donde guardar nuestros objetos personales. Un rincón personal en un espacio personal.

La primera y última imagen del día

Dormitorios de estilo moderno de Sweets & Spices Dekoration und Möbel
Sweets & Spices Dekoration und Möbel

Caracole GOOD DAY SUNSHINE CON-MIRROR-011

Sweets & Spices Dekoration und Möbel

Si alguien nos conoce en nuestros mejores y peores momentos, ése es el espejo. Una pieza imprescindible del dormitorio que nos dice si estamos bien o mal vestidos antes de salir de casa, delante del que nos maquillamos y el cual, pese a que pueda no gustarnos, jamás nos engaña.

¡Qué mejor manera de alegrarse el día a uno mismo al reflejarse en este espejo de 107 centímetros de diámetro que nos evoca el sol de mediodía!

Personalizar el dormitorio

Ya que hablamos de un lugar en el que pasamos mucho de nuestro tiempo, es muy interesante hacerlo propio. Para ello, demos rienda suelta a nuestra imaginación y adornémoslo como mejor nos sintamos. Pensemos en la combinación de colores que queremos ver cada vez que entremos en la habitación y utilicemos los cojines y las cortinas para dar ese toque de color. La iluminación es otro elemento que no podemos perder de vista. Quizás algo tenue y discreto sea la mejor opción para los íntimos, mientras que una iluminación potente es la adecuada para los gatos nocturnos a los que les gusta hacer vida por la noche.

Lo que sin duda es imprescindible es que lo hagamos nuestro. Personalizar nuestro dormitorio nos hace diferentes. Para ello podemos, entre otros, decorar las paredes de manera original. ¿Qué tal un papel pintado de nuestra artista favorita?

Los pequeños de la casa no merecen menos

Pensemos que no sólo nos tenemos que ocupar de nuestro propio dormitorio, sino que los pequeños necesitan también su espacio. Tendremos que diseñar un lugar para ellos en el que se cree la atmósfera adecuada para dormir, jugar y hacer los deberes. Un sitio en el que puedan sentirse cómodos y suponga también su lugar de recreo en casa.

Será fundamental que el dormitorio disponga de una cama, de una mesa de estudio y de numerosos espacios en el que guardar todos sus objetos y juguetes. Los adornos dependerán de los gustos de nuestros pequeños. Lo que sí será primordial tener siempre en cuenta que el dormitorio no sólo es para dormir, sino que, en el caso de los niños, es su pequeño territorio.

  

Dormir y vivir: la combinación perfecta

Con las exigencias de los nuevos tiempos, los espacios se reinterpretan. Y el dormitorio no puede ser menos. Dependiendo del estilo de vida que llevemos, el dormitorio exigirá que pasemos mayor o menor cantidad de tiempo en él.

Para los disciplinados, es interesante hacer del dormitorio un espacio habitable que combine dormir y vivir. Por eso, una mesa de trabajo, la silla adecuada y una librería se configuran como la fusión perfecta para cualquier estudiante y trabajador.

La luz: el toque final

Se acerca el fin: es hora de apagar la luz. Dejamos atrás un día en el que posiblemente hayan ocurrido muchas cosas. Sin embargo, lo acabamos ahí donde lo empezamos. Por ello, no caigamos en infravalorar el dormitorio, porque, si lo cuidamos y hacemos nuestro, será él quien nos cuide a nosotros. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!