6 materiales para una puerta exterior SUBLIME

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

La puerta exterior es, como el resto de la fachada, la carta de presentación de los habitantes de una casa. Por supuesto que el primer requisito es que otorgue seguridad, y para ello, es clave el material que se elija así como el sistema de cerradura que se coloque.

Resuelto este punto, se pueden optar entre diversos materiales para la puerta, ya sea madera, hierro forjado, acero, aluminio, PVC o vidrio. Aquí entra ahora en juego la estética deseada, y también el aislamiento térmico que puede otorgar cada uno de estos materiales. Veamos cada una de estas opciones.

Aluminio

Puertas de entrada de estilo  de HORMANN
HORMANN

porte ThermoSafe Motif 502

HORMANN

El aluminio es una gran recomendación para la instalación de puertas. El aluminio macizo es sumamente confiable en materia de seguridad, y su versatilidad permite tener una gran variedad de acabados, ya sea para una casa moderna, vanguardista o clásica.

Una de las ventajas es que su mantenimiento es más sencillo, prácticamente inexistente comparado con las capaz de barniz que periódicamente hay que pasar a una puerta de madera. Otra es que su densidad menor hace que sea más liviana, y es más fácil de cerrar o abrir, un punto importante cuando se tienen niños pequeños o si viven personas de edad que no pueden realizar grandes esfuerzos. Además, este es un excelente material aislante acústico y térmico.

Madera

Pasillos y vestíbulos de estilo  de Etons of Bath
Etons of Bath

Georgian Country House

Etons of Bath

Posiblemente sea el tipo de material más usado para las puertas. Y el más antiguo, porque el uso del hierro o el acero son, al menos para los hogares, muy recientes.

Un tipo de madera muy versátil es el pino, por su coste mas accesible y porque al ser un tipo de madera “blanda”, permite ser trabajada por manos expertas para dar toda clase de estilos: rústico, moderno, clásico, etc.

Si es por elegir una clase de madera “dura”, que otorga más seguridad, el cedro es una muy buena opción, aunque también se puede optar por el roble, el castaño o el nogal.

Sea cual sea el tipo de madera elegido, tiene que tener un tratamiento y barniz adecuado para resistir a las inclemencias del tiempo, y evitar que la filtración del agua ponga en riesgo a la estructura.

Vidrio

El vidrio va ganando cada vez más adeptos, pero cabe tener en cuenta varios puntos importantes. Respecto a la seguridad, tiene que ser de vidrio grueso, reforzado por dos capas, que pueda resistir un impacto fuerte.

Si no se quiere que el vidrio sea revelador de la intimidad del hogar, se sugiere colocar el tipo esmerilado, que permite el paso de la luz pero sin que haya transparencia de por medio.

Para no correr riesgos, su uso se restringe a viviendas en ambientes rurales, o que estén rodeadas de un cerco de seguridad. Porque por más que un vidrio reforzado pueda resistir el impacto de un objeto contundente como un ladrillo, ya que alguien intente hacerlo dañará la estructura aunque no termine de quebrarla.

Metal

Una puerta de hierro forjado o acero otorga toda la seguridad que se puede buscar. Convierte la entrada exterior en una fortaleza inexpugnable, aunque también cabe tener un buen sistema de cerradura.

Su uso se recomienda en las grandes ciudades, así como en segundas residencias en urbanizaciones que quedan vacías gran parte del año.

Es cierto que este tipo de materiales son más caros que la madera o el aluminio, pero si la seguridad es la prioridad, no hay muchas dudas de por medio.

Lo que sí hay que buscar es cierta armonía estética, como esta idea de Fernando Baldassarre, que logra que la entrada no transmita la impresión de entrar en una caja fuerte.

PVC

Ventanas y puertas de PVC: Puertas y ventanas de estilo moderno de SISTEMAS GAHM SL
SISTEMAS GAHM SL

Ventanas y puertas de PVC

SISTEMAS GAHM SL

Las puertas de PVC siguen conquistando hogares. Y no sólo se las está utilizando para las puertas exteriores que dan al patio o la parte trasera de la casa, sino también para las puertas frontales.

Una de sus ventajas es su versatilidad en acabados, que permiten adaptarse a cualquier tipo de decoración.

Sus materiales son muy seguros, al contrario de la primera impresión visual que pueden dar. Además, al poder montarse en capas, permite un excelente aislamiento sonoro y térmico, ideal para climas muy fríos. De esta manera, se puede instalar un vidrio –transparente o esmerilado- y permitir un mayor paso de la luz natural.

Además de tener muy poco mantenimiento, es ideal para cerramientos en zonas costeras, porque el salitre no le afecta en la carpintería.

Mezcla de materiales

Una buena opción para dar la idea estética combinada con la seguridad deseada. Por ejemplo, se puede presentar una puerta de aluminio macizo combinado con planchas de vidrio intercaladas en su interior, que permite el paso de la luz al ambiente interior.

Otras alternativas de combinación pueden darse entre una puerta de madera y unas figuras de hierro forjado que la recubran, lo que da una bonita estampa a la entrada principal.

O plantear un sistema de doble puertas, recomendada para países cálidos: la puerta exterior de hierro queda siempre cerrada, pero la interior de madera permanece abierta para que entre la corriente de aire, y solo se cierra cuando cae la noche.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!