Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Renueva tu vestidor siguiendo estos consejos

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

No todos tenemos la suerte de tener un vestidor en casa, pero todos aquellos que sí cuenten con uno… ¡han de cuidarlo! Ahora que llega la primavera y comenzamos a hacer cambios de ropa, es un momento perfecto para darle una nueva vida a este espacio de nuestra vivienda que, quizás, no está tan cuidado como debiera.

Este momento es el perfecto para comenzar, poco a poco, a deshacerte de todo aquello que no uses, de hacer una limpieza a fondo, de reestructurar y recolocar todo lo que estaba patas arriba. ¿No crees? Quizás suene (y sea) un poco cansado y merezca un pequeño esfuerzo. Pero te aseguramos que cuando acabes y veas el resultado final va a merecer la pena. 

¡Nosotros te ayudamos con nuestros consejos! ¡Tú empieza la primavera con orden y concierto en tu vestidor! 

1. Di adiós a todo lo que no usas

Vestidores de estilo  de homify
homify

La casa di Massimo

homify

El primer paso que hemos de dar en esta pequeña batalla contra nosotros mismos y nuestro desorden, es la de prescindir de todo aquello que únicamente sirve para ocupar espacio. ¡Qué agobio! 

Desde homify queremos darte un truco que estamos seguros te va a venir muy pero que muy bien: coge tres cajas o tres bolsas grandes y utilízalas con distintos fines. La primera, para las cosas que vas a donar o a regalar porque aún están en buenas condiciones, pero tú ya no usas o no quieres. En la segunda, toda la ropa y/o complementos que están inservibles, es decir, que están para tirar. Y en la tercera caja todo aquello que no te pones actualmente pero que te gustaría conservar.

Creemos que es una idea estupenda, ¿y tú? Vamos a desgranarla un poquito más…  

2. Ropa de la que tienes que deshacerte sí o sí

Estamos refiriéndonos a la segunda caja: camisetas con agujeros, calcetines desgastados, chaquetas con pelotillas como bolas de billar, pantalones o camisas que están apolillados o con manchas que nunca se fueron… Sabes a lo que nos referimos, ¿verdad?

En fin, todos tenemos este tipo de ropa en el armario (en mayor o menor medida). Es el momento de deshacernos de todas estas prendas, tirarlas a la basura o convertirlas en trapos o paños de cocina si creemos que nos pueden servir para ese cometido. 

3. Ropa para guardar: ¿seguro?

Estamos hablando de la tercera caja. De la ropa que puede ser, por ejemplo, de otra temporada (en verano la del invierno y viceversa), la que guardas porque le tienes cariño, porque es un recuerdo, porque está nueva pero ya no te vale y quieres darle una segunda oportunidad…

Antes de empezar a derivar toda esa cantidad de ropa a la caja para guardar, sé muy sincero contigo mismo y piensa si esto sólo va a ocupar espacio a lo tonto o va a servir para algo posteriormente. Piénsalo bien y pasa a la caja número uno todo aquello que sepas que sólo estará cogiendo polvo. Seguro que hay muchísimas personas agradecidas por ello.

4. Cuando sólo queda lo importante

Vestidores de estilo  de Art-i-Chok
Art-i-Chok

WHITE TREE wardrobe

Art-i-Chok

Ahora que sólo tienes en tu armario todo lo que es esencial y todavía utilizas, es necesario organizarlo de la mejor forma posible. Hay dos puntos muy importantes: tener espacio suficiente para colgar la ropa y lugares en los que colocar lo más ampliamente posible la ropa doblada (ya sabes, evita torres de más de 5 camisetas, por ejemplo). 

Este vestidor es el ejemplo perfecto de un armario completo y amplio a la vez, ¡no le falta de nada! Un proyecto del taller ART-I-ChoK , sin duda un sueño de organización y diseño.

5. Separa la ropa por frecuencia / ocasiones

Este es el vestidor de los sueños de muchas mujeres y hombres. De aquellos que tienen decenas de pares de zapatos, que adoran la ropa, la moda. Y que quieren tenerlo todo en un perfecto orden y concierto, al alcance de la mano. Con un millar de estantes, todo blanco, limpio, simple y minimalista de manera que la ropa, los zapatos y los accesorios resaltan en medio de tanta capacidad de almacenamiento.

Pero… ¿por qué es importante tener tantos estantes, cajones y armarios? No sólo para ordenar a la ropa por colores, por ejemplo (ya que hace que sea mucho más fácil elegir el conjunto de todos los días); también es esencial que separemos la ropa según las distintas ocasiones.

Es, sencillamente, para no mezclar la ropa que llevamos en fin de semana, en ocasiones especiales, en eventos o en fiestas, con nuestra ropa de trabajo o del día a día. ¿Qué sentido tiene poner una sencilla camiseta blanca al lado de un vestido de lentejuelas? ¿O unos zapatos de tacón alto junto a las zapatillas de correr? No tiene ningún sentido y no muestra ningún tipo de organización. Este armario que vemos en la imagen está diseñado justamente así. Cuenta con varios estantes para zapatos, otros tantos para los bolsos y diversos accesorios, además de varios cajones y armarios para la ropa. 

6. Cambia el vestidor por estaciones

Por último, y también muy importante especialmente en el caso de no tener un vestidor tan grande, te recomendamos que guardes toda la ropa que no es de esa estación. Por ejemplo, en verano es mejor guardar toda la ropa de invierno, ya que ocupa muchísimo espacio en el vestidor de una forma inútil (nadie se pone un abrigo de plumas en Agosto). Aún así puedes dejar un par de jerséis o chaquetas por si acaso. Y en invierno igual: unas cuantas camisetas de manga corta o tirantes apenas ocupan espacio y pueden venir bien.

Y tú, ¿tienes un vestidor en casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!