6 geniales ideas para diseñar la entrada de tu casa

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

La primera impresión es la más importante, la que cuenta. ¿Cuántas veces habremos oído esta frase? Y cuántas otras habremos escuchado que no hay que juzgar un libro por su portada. Bien, sea como sea, y estés de acuerdo con lo que estés de acuerdo, lo cierto es que en términos de decoración y diseño, la entrada de una vivienda es muy relevante. 

Será lo primero que tanto nosotros, como nuestros invitados, veremos cada día al llegar a casa. Es por eso que consideramos tan importante que sea un lugar acogedor, que invite a descubrir lo que hay dentro, que llame la atención… En fin, que sea atractiva, bonita, con un diseño que nos seduzca.

Hoy en homify te traemos 6 geniales propuestas, 6 maneras de diseñar la entrada de tu casa para que se convierta en todo un preludio de la belleza que encontraremos al abrir la puerta.

¿Preparado? ¡Esta vez sí que importa la primera impresión!

1. Las ventajas del vidrio

Hay formas y formas de colocar el vidrio en el acceso de tu casa, además de tener muchísimas ventajas. Si te decides a colocarlo alrededor del marco de la puerta, normalmente con un revestimiento distinto, te darás cuenta de cómo parece que la entrada de tu casa queda como flotando en el aire. Una propuesta distinta y espectacular.

Es un material mucho más resistente que el cristal y que igualmente permite que la luz pase a través para llegar el interior de tu vivienda (probablemente el recibidor) de luz natural. Además si te parece exagerado colocarlo por arriba y los dos laterales del marco de la puerta como en esta imagen (por tema privacidad o cualquier otro motivo), puedes decantarte por hacerlo sólo en una zona, como la superior.

Un material que además puede encajar en cualquier estilo: desde el más clásico al más innovador o moderno. 

2. Destaca la zona de la puerta a lo largo

Hay una forma maravillosa de resaltar la zona de la entrada de tu casa sin tener que optar por muchos, variados y costosos materiales combinados entre sí. Y es la opción de utilizar el mismo material que reviste la puerta de entrada para posteriormente alargarlo por toda la parte superior de la puerta. ¿Qué se consigue con esto? Lograr una sensación de modernidad, diseño y verticalidad únicas.

Esta es una alternativa perfecta para viviendas que tienen más de una planta, ya que de esta forma se evita que la puerta parezca excesivamente pequeña en comparación con la altura de la casa entera. Al alargar en el espacio ese material único conseguiremos darle un toque de majestuosidad a nuestra casa.

¡Se lo merece!

3. Misterio: ¿dónde está la puerta de entrada?

Una alternativa que a nosotros personalmente nos encanta es la de crear un acceso a la vivienda que no sea tan obvio. Puede parecer una tontería, pero siempre será un punto a nuestro favor en lo que a diseño se refiere apostar por introducir cierto halo de misterio en algo tan cotidiano como la puerta por la que entramos a casa. 

Este ejemplo de Utaa, un estudio en Corea del Sur, nos ha parecido uno de los mejores para ilustrar esto a lo que nos referimos. La entrada es completamente visible desde fuera pero al colocar esta sencilla malla (a la par que original), conseguimos un efecto completamente distinto que nos deja pensando: ¿por dónde entrar a esta casa? 

Privacidad, protección y misterio se hacen tangibles al colocar un sencillo complemento de más. 

4. Entramado geométrico

Si te ha llamado la atención el ejemplo anterior, puedes hacer algo similar que también aportará un look original y moderno a la fachada de tu casa, a la entrada. Una zona de acceso simplemente espectacular. 

Esto se consigue aplicando un entramado de materiales a esta zona, como en este caso entremezclando madera y vidrio. Se da lugar así a un patrón que se adapta como un guante al estilo de que se busca proyectar, con los diferentes materiales, volúmenes y texturas que encontramos repartidos por esta fachada. 

Formas distintas que juegan con el diseño y la mimetización de la puerta con el marco que la rodea, además de con la fachada. 

5. Apostar por un mismo material

Se trata, simplemente, de utilizar el mismo material para toda la fachada de tu casa. Sí, incluyendo los accesos a la misma. Es una idea distinta, original, ya que la entrada queda totalmente oculta a simple vista al mimetizarse con el resto del espacio exterior de tu vivienda. 

Conseguirás un aspecto homogéneo, liso, sin ningún tipo de interrupción ni distracción visual. La clave está en controlar el mismo lenguaje a nivel de fachada, es decir, elegir un estilo particular para que todo esté conforme a una misma sintonía

6. Profundidad

Otra forma de destacar la zona de acceso a la vivienda es a través de la profundidad. Una forma bonita, elegante de hacerlo. Puede parecer a simple vista una forma algo compleja de entender o de llevar a cabo, pero nada que ver. Se trata, simplemente, de hundir la puerta hacia el fondo con respecto a la zona principal de la fachada. 

Lo que conseguimos con esta alternativa es jugar con los volúmenes, con la profundidad, dando como resultado último que se convierta en un auténtico foco de miradas hacia el punto más profundo de la fachada. Así el fondo de la casa será muchísimo más visible (por contradictorio que parezca) y original que si lo dejamos todo en un mismo plano. ¿Qué te parece?

¿Con cuál te quedarías?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!