Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

homify 360°: La casa Orfila, delicadeza palpable

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

En Chamberí, Madrid, en uno de sus edificios históricos del siglo XIX se ha conseguido dar forma a la delicadeza. ¿Los artífices? Schneider Colao Design, un estudio de arquitectura, interiorismo, diseño y arte cuyas obran son capaces de construir adjetivos. 

Hoy tenemos una cita en el tercer piso, donde esta vivienda altamente compartimentada ha perdido particiones y ha ganado fluidez espacial; ha perdido su carácter complicado y ha ganado sencillez y grandiosidad. Hoy hablamos de arquitectura minimalista, arquitectura que se despoja de los elementos innecesarios para reducirse a la verdadera esencia de las cosas. 

En contraste con los tradicionales muros de ladrillo, con la desnudez de las medianeras, con las cubiertas inclinadas, en un espacio bajo el cielo y rodeado de azoteas, una terraza puede tener la pureza de una construcción con hielo o la fragilidad de una figura de cristal.  

El mármol de Macael reviste el suelo, dobla y sube por el muro, construye un asiento corrido y un banco que se prolonga desde el interior de la casa. En él una pila se construye con la delicadeza de una fuente. Nada puede corromper la inocencia de este espacio, ni siquiera las trepadoras rojas que intentan acariciarlo. 

Cruzamos el cerramiento de vidrio y nos encontramos en la cocina. El pavimento de mármol nos sigue acompañando, como en todas las estancias húmedas de la vivienda. Un marco negro remarca el exterior como si de un bonito cuadro se tratara. El blanco sigue pintando el espacio: mobiliario, muros, techo. Líneas rectas, geometrías puras y un espacio capaz de ser entendido en un solo golpe de vista: las complicaciones no tienen cabida en este hogar. La iluminación artificial intenta ser lo más natural posible: dos luminarias que cuelgan y una luz indirecta que emana desde un retranqueo del falso techo.

Junto al acceso, a mano derecha, la madera de este dormitorio brilla tanto como el mármol blanco. Dos habitaciones se han convertido tras la reforma de esta vivienda en un gran espacio, donde solo un elemento de madera divide el espacio. Se trata de un armario. Su frente da servicio al área de vestidor localizada en un extremo de la habitación. Su cara exterior, un muro de madera, se convierte en un hermoso y desnudo cabecero, de donde nacen dos pequeñas lámparas, las de noche obviamente. 

A mano izquierda del acceso encontramos un baño completo, cuyos usos se separan: una bañera, un bidet y un aseo. Simétricamente: uno de iguales características que da servicio al otro dormitorio de la vivienda. Se encuentran comunicados pero no por un pasillo, sino por una larga ducha de mármol de cinco metros de longitud. Con vistas a la gran zona de estar, un simple paño de vidrio separa esta zona húmeda de la zona de día. Sobre él, una marquesina de madera se ofrece como un elemento para crear intimidad en este elemento, concebido como la gran fuente construida en la entrada de las construcciones árabes tradicionales. 

Sin lugar a dudas, este proyecto pone en valor las visuales a lo largo de todo el espacio: miradas cruzadas, espacios que se comunican, en definitiva, fluidez espacial. Un falso techo abierto de madera, en dirección oblicua a la geometría imperante, rompe la homegeneidad de los espacios blancos. 

Y del mismo modo que las visuales y las circulaciones, la iluminación penetra en todas las estancias, que vestidas de materiales nobles, ofrecen un paisaje artificial continuo. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!