Una casa familiar con encantos ¡fuera de lo común!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

En este libro de ideas os hemos querido mostrar una vivienda unifamiliar ubicada en el municipio de Marco de Canaveses, en Portugal. Obra de Miguel Zarcos Palma, se trata de una construcción de líneas rectas y volúmenes limpios y bien definidos. Cuerpos ortogonales que se unen unos a otros hasta formar un conjunto en el que se mezcla el negro, blanco y marrón -de la madera- a partes iguales. Sus huecos horizontales nos transportan a la época dorada del Movimiento Moderno con sus arquitectos estrella como Le Corbusier o Mies van der Rohe. 

¿Queréis conocerla un poco más? 

Fachada de líneas muy sencillas

Vista desde la calle, la casa forma un conjunto con las demás casas vecinas,  ya que las construcciones colindantes mantienen un diseño muy parecido. El arquitecto optó por mantener la coherencia con el barrio. La calle, al estar inclinada define una valla escalonada que llama fuertemente la atención. Pintada de un tono gris oscuro, esta barrera dibuja una silueta que sigue la pendiente de la carretera, pero es la propia construcción de la casa con sus paredes blancas la que aporta luminosidad al conjunto, pareciendo que flota sobre la valla. Sin embargo, la vivienda se apoya sobre un basamento revestido de piedra negra, mismo color que usa la valla, de tal forma que ambos se confunden. Se crean de esta forma dos ambientes distintos, el de la planta baja y el del primer piso.

Aberturas horizontales

Una de las principales características formales de esta casa es su horizontalidad. No solo por sus volúmenes en general, sino también los vacíos que se dibujan en las fachadas. En la imagen anterior apreciábamos el límite horizontal marcado por los dos volúmenes, el blanco y el negro de la base. Y es en el volumen blanco donde se desarrolla la mayor parte de la vivienda. Una especie de carcasa blanca que envuelve un interior revestido de madera. Sin embargo, los marcos de las ventanas abiertos en el volumen blanco y retranqueados, son negros, resaltando aún más su horizontalidad.

Un balcón de madera

Frente a la calle, donde la exposición al sol es más favorable, la casa cuenta con un balcón abierto al jardín. Un balcón revestido de listones de madera, tanto las paredes como el suelo, al igual que toda esa fachada. Aunque la barandilla sea de vidrio totalmente transparente para dejar pasar el sol. Pensando en la privacidad de la casa, el balcón se divide en dos partes, correspondientes cada una a diferentes estancias.

La fachada trasera

Si la fachada principal era de madera, la fachada trasera es más sobria. Se trata de un volumen blanco, cuyos forjados destacan en blanco y el espacio entre ellos se pinta de negro, aumentando su profundidad. Pero aunque esta fachada sea algo más oscura que la principal, el césped del jardín le aporta el toque de color necesario.

La importancia de la luz

Terminamos con esta bonita foto de la iluminación exterior del proyecto, una parte fundamental en cada vivienda. En este caso, se ha iluminado la parte inferior del último forjado, destacando tanto la altura de la casa, como el retranqueo de la fachada. En el pavimento, los focos situados junto a las paredes negras aumentan su teatralidad y destacan las diferentes texturas de cada uno de los materiales.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!