Paredes de estilo  de homify

Los mejores colores para pintar las paredes este año 2018

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

El cambio de estación siempre es un buen momento para darle un aire renovado al hogar y, tras una de las primaveras más grises que se recuerdan ¿por qué no dar la bienvenida al verano con un cambio de color en el interior de la casa? Pintar las paredes es algo habitual para conseguir transformaciones notables en las diferentes habitaciones de toda  vivienda, máxime, en la época estival (momento en el que la temperatura acompaña para que podamos ventilar correctamente, reduciendo así los tiempos de ejecución).

Elegir el color de las paredes no es tarea sencilla. Factores como los gustos o las tendencias afectan a la decisión final pero tampoco está de más contemplar otras cuestiones. La luz de la estancia en cuestión, sus dimensiones, la naturaleza de la habitación… Todas ellas sirven de guía a la hora de dar con el tono más apropiado.  ¿Quieres introducir en tu decoración y diseño de interiores los mejores colores para pintar las paredes de este 2018? ¿Prefieres seguir las máximas del Feng Shui o buscas despertar sensaciones a través de la paleta cromática de tus muros?

Los criterios que sigas a la hora de elegir el color de las paredes de tu casa son algo muy personal así que, en este libro de ideas, aportamos nuestro granito de arena a la tarea contándote las principales tendencias del sector.

​La intensidad del azul

El azul es todo un clásico en lo que a color y decoración de paredes se refiere. Su presencia denota calma y serenidad pero, en lo que queda de 2018, serán los azules intensos los que adquieran un mayor protagonismo. El azul cobalto es, desde principios de año, toda una tendencia que, frente a la tranquilidad que despierta en su versión más clara, denota profundidad y fortaleza. Lo ideal es introducir contrastes, por ejemplo, con el blanco en techos o molduras e, incluso, a través del mobiliario en estancias como el salón o el dormitorio.

El verde azulado es otro de los mejores colores para pintar las paredes este año 2018. Lo mismo da que sean los muros del salón, la cocina o el dormitorio, su intensidad imprimirá carácter a la atmósfera elegida que, eso sí, conviene que disponga de una buena iluminación.

​La fuerza del turquesa

Vivienda en la Latina 2: Cocinas de estilo moderno de StudioBMK
StudioBMK

Vivienda en la Latina 2

StudioBMK

Otro de los colores de moda en 2018 para pintar paredes está siendo el turquesa, una opción perfecta para dar un toque de frescura a cualquier estancia. Si aspecto, a medio camino entre la pureza del blanco y la suavidad del azul, imprime además cierto aire vintage a los diseños de interiores en función de con qué otros elementos se combine.  

Las líneas rectas del mobiliario en blanco de esta cocina son el contrapunto perfecto a la pared pintada de turquesa, un tándem ideal para recrear una atmósfera inspiradora y única. Sin embargo, la cocina no es el único escenario susceptible de ganar atractivo con paredes pintadas en turquesa. El color es ideal para los dormitorios, especialmente, las habitaciones de bebé  a las que suele dulcificar.

​Un toque de naturaleza

Al margen de su versión azulada, la gama de verdes también gana protagonismo en la decoración de paredes de 2018. Imprime frescura y permite trasladar a los ambientes ciertas reminiscencias naturales, muy en línea con la tendencia, cada vez más frecuente, de conectar el interior con el exterior. Como en los casos anteriores, la combinación de distintos tonos o, incluso, el contraste con apuestas como el blanco o el color de la madera, pueden causar u efecto sensacional capaz de encajar en todo tipo de ambientes: desde los espacios más modernos a los más tradicionales.  

¿Quieres una atmósfera juvenil y atractiva? Basta con subir la intensidad de los tonos. ¿Prefieres algo más relajado e inspirador? Rebaja la misma y déjate embriagar por el encanto de la naturaleza más bucólica.

​La vitalidad del amarillo

La tendencia en colores para pintar paredes en 2018 está dominada por el gusto por los colores vivos, intensos y atrevidos. El amarillo es una buena prueba de ello y es que, la decoración de paredes que apuesta por esta tonalidad le da a los espacios un extra de energía y positivismo.

Tradicionalmente identificado con la alegría, el amarillo es sinónimo de optimismo aunque no está de más rebajar su intensidad o crear atractivos contrastes a base de textiles en tonos claros, muebles o complementos en colores más suaves.

​El incombustible rosa pastel

Espacio para estudiar y guardar: Dormitorios infantiles de estilo moderno de Noelia Villalba
Noelia Villalba

Espacio para estudiar y guardar

Noelia Villalba

Más allá de las tradicionales habitaciones de niña en rosa (hace tiempo que este color dejó de ser patrimonio de los sueños de princesas), la versión pastel de esta tonalidad confiere a los espacios cierto halo de delicadeza y romanticismo. Siendo así no resulta extraño que forme parte de la paleta cromática de muchos dormitorios (con independencia de la edad de los moradores) aunque es perfectamente válido para cualquier estancia a la que pretendamos trasladar uno de los mejores colores para pintar paredes este 2018, al tiempo que denota serenidad.

La suavidad de la paleta cromática del rosa millenial, pastel y similares, hacen que las atmósferas resulten suaves y armónicas. Además, es un tono ideal para habitaciones pequeñas ya que, combinado con una buena iluminación permite hacer que los espacios parezcan visualmente más amplios.

​Un color para meditar: el morado

Cocina con isla: Cocinas integrales de estilo  de Visaespais
Visaespais

Cocina con isla

Visaespais

Como ocurre con el rosa, el morado es un color que presenta multitud de versiones y, todas ellas, permiten trasladar a los interiores un carácter elegante y sofisticado. Su intensidad hace de él un color que propicia la meditación y los espacios de reflexión aunque, a la hora de introducirlo en el diseño y decoración de los interiores de la casa, hay que prestar especial atención a las combinaciones. Lo ideal es contrarrestar la potencia del morado con techos en blanco o suelos de madera ya que, optar por tonos oscuros en uno u otro elemento constructivo, puede terminar por trasladar una sensación de agobio a la escena.

Una solución a medio camino entre el contraste puro con el blanco y el riesgo de la opresión es jugar con los degradados y crear transiciones llenas de encanto en las diferentes estancias.

​La importancia de los contrastes

El dicho popular ‘para gustos, los colores’ se evidencia más si cabe a la hora de hablar de los mejores colores para pintar paredes en 2018. Si bien es cierto que este año es el del atrevimiento y los colores vivos e intensos, no es menos cierto que, si no somos demasiado propensos a esa vitalidad, podemos terminar por cansarnos.

Para evitar esa saturación, siempre puedes apostar por introducir notas de color en puntos estratégicos de una estancia concreta. No es necesario pintar todas las paredes, puedes, incluso, limitar la carga cromática a un único muro o, sencillamente, salpicar la estancia con detalles de colores.

Sea como fuere, el asesoramiento profesional suele ser el mejor aliado a la hora de elegir la solución más acertada para cada estancia y en homify encontrarás a los mejores expertos en color y decoración de paredes.

¿Con cuál de todos estos colores vas a pintar las paredes de tu hogar este año?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!