Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Una fachada discreta que oculta un edén

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Dicen que no hay que fiarse siempre de las apariencias, pero lo cierto es que a veces es difícil no hacerlo. Sin embargo, cuando hablamos de arquitectura es fundamental no dejarse llevar por las primeras impresiones, y en el caso de las viviendas, esta primera impresión nos la llevamos a través de la fachada. Así, es fácil encontrarse casas con un exterior muy rural que esconden verdaderas viviendas minimalistas en su interior, o casas de fachada estrecha que sin embargo esconden una amplia superficie. También, y ese es el caso de la vivienda que os mostramos en este libro de ideas, hay fachadas discretas y compactas que esconden un interior explosivo y lleno de luz. 

Para verlo en detalle cruzamos el charco y nos vamos a Brasil. Allí se encuentra una vivienda de fachada muy discreta que oculta en su interior un pequeño gran edén. ¡Vamos a descubrirlo!

Una fachada sin apenas ventanas

Hablando de apariencias, comenzamos este artículo echándole un vistazo a la fachada de esta vivienda. Marcada por sus líneas rectas, un volumen revestido en madera es lo más llamativo. Compacto, sin apenas ventanas, este bloque de madera oculta un interior repleto de luz. El edificio ha tenido que adaptarse a un terreno irregular creando dos niveles que difieren entre sí cuatro metros. El árbol, que ya existía en la finca, se respetó y adaptó al diseño de la planta, dándole identidad a la misma.

Una organización nada compacta

Pero si por fuera el edificio se planteaba como dos bloques compactos, en su interior descubrimos que la distribución es abierta, organizada en torno a patios interiores llenos de belleza. Lo que observamos aquí es la planta superior de la residencia. Con un formato en U, que abraza el patio, una zona más íntima, la que vemos en frente, se oculta a esta con un sistema de contraventanas en madera, el mismo material que también encontramos en el pavimento de la terraza. El diálogo entre interior y exterior es continuo, aunque lo apreciamos más en la zona de día. Esta se comunica directamente con el patio, creando espacios a medio camino entre el exterior y el interior.

Por cierto, tan discreta que apenas se percibe, en esta vivienda de lujo no podía faltar ¡una piscina! 

Terraza con jardín

La zona pavimentada da paso a un espacio más verde donde el césped y la vegetación tropical van tomando el protagonismo. Desde este punto de vista observamos un poco mejor la planta en U del edificio y cómo una vez dentro de la terraza cubierta, la que veíamos en primer plano en la fotografía anterior, se despliega, sin apenas transiciones, la zona de día.

El blanco como color base

Echamos un vistazo a la zona de día con esta imagen del comedor. Aquí vemos los parámetros que van a primar en la decoración interior: uso del blanco en contraste a la naturaleza intensa que se cuela por las ventanas, muebles de diseño y pinceladas de color en los detalles.

El exterior en el interior

¿Te acuerdas de aquella fachada compacta y sin ventanas? Pues olvídate de ella. Esta vivienda busca en cada esquina la conexión con el exterior. A través de un amplio ventanal que cubre toda la pared, la exuberante vegetación se cuela en el interior de este despacho. Un lugar donde trabajar de una manera más placentera, disfrutando de una vista llena de frescura.

Un jardín en el baño

Y de igual manera que la oficina en casa se había llenado de verde, el cuarto de baño tampoco es ajeno a la conexión con el espacio exterior. El jardín vertical y su profusa vegetación constituyen en este baño de lineas modernas y minimalistas el principal elemento decorativo.

Al otro lado de las contraventanas de madera

Nos vamos hasta el otro lado de la casa para descubrir la zona más íntima, la destinada a los dormitorios. Aquí la privacidad es importante, pero tampoco es necesaria a todas horas. Por eso, el sistema de contraventanas que veíamos desde el otro lado, se descubre aquí magistral. Cuando interesa, las puertas corredizas se abren, tal y como vemos en esta fotografía, para dejar que el jardín entre directamente en las habitaciones. 

¿Más casas impresionantes en Brasil? Échale un vistazo a esta impresionante mansión a pie de playa.

¿Qué te parece el interior de esta casa con fachada discreta?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!