Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Habitaciones de invitados, ¿cómo las diseñamos?

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Da igual que los invitados sean inesperados o planeados con meses de antelación: tener huéspedes en casa siempre supone una aventura. Empezamos por ¿dónde van a dormir?  Muchos de nosotros no contamos con espacio suficiente para un cuarto de invitados. Quizá esa habitación a la que no le dábamos uso se ha convertido en el cuarto de la colada o en un pequeño estudio. Pero ahora, con invitados a la vista nuestro cerebro ha de contemplar cualquier opción para evitar que nuestro maravilloso sofá se convierta temporalmente en una cama improvisada. 

Si contamos con tiempo de preparación ¿por qué no diseñar el cuarto de invitados que hará que nos convertirá en los anfitriones perfectos? Conocemos los elementos básicos: una cama o un sofá cama en su defecto o un colchón de aire sobre el suelo en el peor de los casos; una mesita de noche; un reloj despertador; una lámpara; cojines y ropa de cama lo más nueva posible. Sin embargo, como todos sabemos, son los detalles los que marcan las diferencias. Y es aquí, en este punto, en el que homify te quiere echar una mano. 

Para los románticos

Dormitorios de estilo  de LEIVARS
LEIVARS

Wimbledon

LEIVARS

Mónica Geller de la serie Friends tenía uno de los mejores cuartos dormitorios de invitados de la televisión. Romántico pero no cursi es el punto medio que buscamos con este estilo. 

En esta imagen, el estampado floreado de la pared principal se equilibra con el mobiliario y la decoración. De esta manera, dos mesitas de noche de estilo clásico pero sobrio acompañan a la cama de matrimonio. Los colores claros gobiernan el dormitorio, dándole luminosidad y pureza. Dos lámparas rojas, concebidas como floreros, ponen el acento de color a los pasteles, que también pintan la cálida alfombra. Y ahora, el toque finla: un par de imágenes sobre la pared y un florero hacen de esta habitación un lugar cálido y cómodo para alojarse. 

Para los amantes del estilo escandinavo

Cuando la habitación de invitados va a tener lugar en un espacio de dimensiones reducidas, el diseño ha de ser cuidadoso, incluyendo mobiliario funcional como el que os mostramos en esta imagen. De estilo escandinavo, una gran pieza se apoya sobre el muro principal de este cuarto, ofreciendo múltiples células de almacenamiento y hasta una pequeña mesa de noche. Si queremos que nuestro huésped no se sienta durmiendo en una caja de zapatos, tendremos que conseguir crear un lugar cómodo y cálido, donde las dimensiones pasen desapercibidas. Y, ¿qué mejor material para ello que la madera? Pavimento de parqué y muebles de madera, donde algunas superficies se lacan de azul para romper con la uniformidad. 

Para los amantes del estilo rústico

Bello, acogedor y extremadamente funcional; el estilo de este cuarto será como el corte de pelo hipster: cuidadosamente descuidado.

Un primer vistazo puede hacernos pensar que esta habitación se ha amueblado echando mano a los muebles de las otras habitaciones, pero si miramos con atención veremos como cada detalle está pensado para brindar ese  aspecto rural y, al mismo tiempo,elegante y funcional. El cabezal de la cama toma forma gracias a un tronco de madera, como la mesa de noche de la derecha. La de la izquierda, de estilo diferente, surge de una escalera apoyada en la pared. Predominan los tonos beige, que combinan a la perfección con la madera. Pero la estrella de esta habitación no es otra que la lámpara lateral que cuelga del techo. Velas en un nicho y hasta un tocador: detalles que hacen que un lugar sea más familiar. 

Improvisando en el estudio

El problema de muchos: ¿y si no hay el espacio o el espacio está destinado para otro uso? Como podemos ver aquí, un estudio puede convertirse en un cuarto de huéspedes colocando los elementos necesarios. Un sofá cama será la mejor opción para este tipo de cuartos. Cojines, sábanas y una lámpara: no necesitamos nada más. 

Una habitación abuhardillada

Si nuestra casa cuenta con una buhardilla, no será necesario que le demos más vueltas: este espacio bajo cubierta será nuestra habitación de invitados. Estos lugares son de lo más acogedor y hasta romántico, si nuestros huéspedes vienen en pareja.

Como vemos en esta imagen, a esta habitación no le falta de nada: un sillón, una mesita de noche y una gran cama, que correctamente orientada hacia la ventana,  nos permite contemplar el cielo por las noches e invita al sol a acariciarnos cada mañana al despertar. Para terminar: una decoración sencilla, ¿qué más necesitamos en una habitación con este fabuloso techo de madera?

La habitación de invitados en un Loft

Y en los estudios o lofts, donde las paredes son más bien imaginarias o la partición del espacio vienen de la mano del mobiliario, necesitamos discurrir algo más. 

Un muro bajo, una estantería o un armario podrán ayudarnos a que nuestro invitado tenga la privacidad que necesite. Eso sí, este tipo de habitaciones improvisadas de invitados serán solo válidas para los menos pudorosos o para amigos de confianza. 

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!