baldosas hidraulicas, suelo de cemento, baldosas, cement tiles, encaustic tiles,: Dormitorios de estilo mediterráneo de Crafted Tiles

Suelo de baldosas: colocación y limpieza

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Una de las alternativas más resistentes en el suelo de una casa son las baldosas. Son fuertes, duraderas y resisten bastante bien el paso del tiempo. Si estás buscando una opción con estas características, que además tenga un gran abanico de posibilidades, las baldosas son tu carta ganadora.

Si quieres colocar el suelo de tus interiores tú mismo, estás en el lugar indicado. En este libro de ideas te explicamos cómo debes hacerlo para que el resultado final sea óptimo. Presta atención a cada detalle y tenlos muy en cuenta cuando te pongas manos a la obra. Este tipo de suelos mal colocados se rompen con facilidad y toda su resistencia puede quedar en nada por una mala ejecución en la colocación. Si aún después de ver el artículo sigues teniendo alguna duda te recomendamos dar una vuelta por nuestros expertos en la materia y dejarte aconsejar por los profesionales del tema.

​Cómo colocar baldosas en el suelo

baldosas hidraulicas, suelo de cemento, baldosas, cement tiles, encaustic tiles,: Dormitorios de estilo mediterráneo de Crafted Tiles
Crafted Tiles

baldosas hidraulicas, suelo de cemento, baldosas, cement tiles, encaustic tiles,

Crafted Tiles

Aparentemente colocar un suelo de cerámica no tienen ningún misterio, es tan sencillo como ir poniendo un poco de cemento en cada baldosa e ir colocándolas con algo de tacto y cuidado. ¿Verdad? ¡Ay, qué valiente puede llegar a ser la falta de experiencia! Ten mucho cuidado, colocar estos suelos requiere más pericia de la que parece. Si nunca lo has hecho presta especial cuidado a estos tres puntos básicos:

- Las juntas: si las de vecinos te parecen peligrosas, estas lo son mucho más. Pueden llegar a arruinar todo tu suelo por no prestarle el cuidado que se merecen. La junta de colocación es fundamental y no debe ser menos de un milímetro (algo más tampoco vendrá mal). Su principal función es la de minimizar las tensiones producidas en el suelo a causa de los cambios de temperatura. Además, gracias a ella la sustitución de baldosas es mucho más sencilla.

- El pegamento: ¿cómo pegamos las baldosas? Hay varias maneras de hacerlo, desde el tradicional cemento al adhesivo más avanzado. Tu elección dependerá de la baldosa que hayas elegido. No dudes en preguntar a un profesional, no todo es válido para fijar tu nuevo suelo.

- Los puntos de 'pegamento': no seas manitas y déjate de pegotes en la baldosa. La manera correcta de hacerlo es aplicar el producto de manera uniforme por toda la baldosa. Si no cuidas este punto es muy probable que, con el paso del tiempo, tu flamante suelo comience a romperse.

​Cómo limpiar las juntas de las baldosas del suelo

Pavimento cerámico de barro Salomón (06): Paredes y suelos de estilo clásico de Todobarro
Todobarro

Pavimento cerámico de barro Salomón (06)

Todobarro

Mientras estás instalando el suelo, lo mejor es que limpies las baldosas antes de que el mortero acabe de secar. Con el paso del tiempo comprobarás, además, que a tu precioso suelo se le están empezando a estropear las juntas. Que no cunda el pánico, hay cuatro trucos mágicos para poner remedio a esto:

- Lejía y paciencia: el primero y más clásico de los trucos es frotar las juntas con un cepillo empapado en lejía. Es algo pesado pero muy efectivo. No olvides usar guantes dado que la lejía suele ser bastante abrasiva. 

- Bicarbonato: esta maravilla no solo quita la acidez, sino que es infalible con unas juntas sucias. El modo de empleo es el siguiente: hay que llenar un barreño con agua caliente y bicarbonato. Con una esponja se van frotando las juntas, al cabo de pocas pasadas quedarán completamente limpias. Otro elemento, algo más abrasivo pero igual de efectivo es el vinagre. Al ser más fuerte es mejor que reserves su uso de manera ocasional para conservar mejor las baldosas.

- Blanqueador de juntas: este remedio no es el más recomendable dado que no limpia sino que tapa. Sin embargo, en aquellas juntas blancas que han perdido su color, es una solución sencilla, rápida y, sobre todo, muy económica. 

- Una mano de lechada: cuando los remedios anteriores no devuelven el esplendor a tus juntas, lo mejor es volver a darles una capa de mortero. De esta forma conseguirás que tu suelo vuelva a quedar como recién colocado.

​Quitar baldosas del suelo sin romperlas

Hotel La Quinta Golf Marbella: Hoteles de estilo  de Todobarro
Todobarro

Hotel La Quinta Golf Marbella

Todobarro

Puede que en el futuro alguna de tus baldosas sufra desperfectos y sea necesario sustituirla. Si esto ocurre deberás tener cuidado al hacerlo y es que, puede ocurrir que, al levantar la baldosa dañada, el resto se despegue o sufra algún desperfecto. Para evitar esto sigue los pasos que te indicamos a continuación:

1. Rasca las juntas con cuidado para despegarlas del resto de baldosas “sanas”. 

2. Busca la parte más débil de la baldosa dañada. 

3. Empuja la baldosa dañada por ese lado con cuidado hasta que notes cómo comienza a despegarse (el cemento cola resiste mucho la tracción hacia arriba, pero poco la horizontal) 

4. Con cuidado y poco a poco retira la baldosa afectada.

5. Limpia la zona y coloca una nueva baldosa.

6. Rellena las juntas y limpia el producto sobrante, espera un rato y… ¡voilá! Tu suelo está reparado.

​Baldosas suelo cocina

Las baldosas son una de las mejores alternativas para el suelo de una cocina. Si estás pensando en cambiarlo no dudes en optar por este material. Entre sus ventajas destacan la buena relación calidad-precio, su rápida limpieza y su gran durabilidad. Además, es una alternativa perfecta si estás pensando en instalar un suelo radiante.

La única desventaja que acompaña a estos suelos es su aspecto frío y distante. Sin embargo, en los últimos años la variedad de modelos ha crecido tanto que ahora pueden encontrarse un amplio abanico de posibilidades adaptado a cada gusto y estilo.

​Baldosas hidráulicas

Las baldosas de cemento, también conocidas como baldosas hidráulicas o mosaico hidráulico son una de las alternativas más populares que puedes usar en tu próxima reforma. A diferencia de las baldosas de gres, las baldosas hidráulicas no son vidriadas. Nacidas en Francia a finales del siglo XIX estas preciosas baldosas se hicieron rápidamente populares, hasta el punto de llegar a nuestros días con un aire tan fresco y limpio como el de hace dos siglos.

La principal característica que debes conocer de estas baldosas es que se trata de piezas de forma geométrica con bordes vivos o biselados empleada para el revestimiento. Puedes usarlas para cualquier estancia de la casa, aunque donde mayor impacto conseguirás será usándolas para decorar el suelo de cocina y comedor.

En cuanto al mantenimiento de este tipo de baldosas deberás tener en cuenta que pueden estropearse con relativa facilidad si se ven sometidos a “arenilla”. Es decir, que barrerlas a diario debe ser una prioridad si no quieres que sus bonitos dibujos y formas acaben por estropearse. Si quieres conservarlo como el primer día, lo mejor es encerarlo de vez en cuando con un abrillantador específico para este tipo de suelos.

Aquí están todas las herramientas que necesitas para ponerte manos a la obra con tu nuevo suelo de baldosas. Si estás decidido a renovar el pavimento de tus interiores, seguro que te interesará seguir leyendo: Los 6 mejores suelos para casas modernas. Un recopilatorio en el que encontrarás media docena de ideas donde podrás encontrar inspiración para tu suelo si lo que buscas es una casa de estilo moderno.

¿En qué habitaciones de la casa has colocado suelos de baldosas? ¿Cómo los mantienes en perfecto estado?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!