Una casa en Alicante ¡que lo tiene todo!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Hoy vamos a hablaros de Eduardo Irago, un fotógrafo gallego cuya trayectoria profesional ha girado siempre en torno a la fotografía. Trabaja en múltiples ámbitos, como la moda, la industria y por supuesto, la arquitectura. Y para enseñaros su forma de trabajar os hemos traído esta serie de imágenes de una vivienda unifamiliar ubicada en Altea, Alicante. Diseño que viene de la mano del arquitecto Rubén Almecija Furió.

En lo alto de la montaña

Altea es un pequeño pueblo de la costa del Mediterráneo. Sus casitas encaladas se aglutinan en las laderas de una montaña que es la que configura todo el pueblo. Sus calles, descienden hasta el mar. La verdad es que es un pueblo ideal donde ubicar una vivienda, no solo para pasar periodos vacacionales, sino también de larga estancia. Por eso los propietarios de este inmueble decidieron asentarse en esta ubicación tan especial. Muy alto, en esa montaña, donde poner tener unas vistas maravillosas hacia el mar.

Orientada hacia el mar

La vivienda consiste en un único cuerpo, compacto, blanco y de líneas ortogonales compuesto a su vez por otros cubos que van definiendo llenos y vacíos, vuelos, terrazas, sol y sombra. Y todas sus estancias quieren orientarse hacia el mar. 

En una de sus plantas -la vivienda cuenta con varios niveles debido a que se adapta a la topografía- se ha construido una terraza con piscina, la cual difumina sus bordes para intentar unirse al paisaje que la rodea.

Interiores sorprendentes

Si desde el exterior teníamos unas vistas maravillosas del entorno, desde el interior no va a ser menos. Nos encontramos en el salón y toda su fachada se ha configurado como si fuera un gran mirador hacia un paisaje infinito. La superficie acristalada, formada por módulos verticales que van marcando un ritmo constante de carpinterías negras, permite que desde dentro, podamos sorprenderos del exterior. Incluso los propietarios cuentan con un telescopio para no perder ningún detalle.

Por eso la decoración es muy sencilla, puesto que la protagonista, al fin y al cabo, es la naturaleza circundante.

Espacio exteriores

Al configurarse mediante la unión de varios cubos, la vivienda cuenta con espacios muy diversos. Habrá estancias completamente abiertas, otras cubiertas y otras semicubiertas como la de la fotografía. Un espacio previo a entrar en la cocina, una terraza que sirve como comedor de verano.

Un toque de color

En la fotografía del salón veíamos que  la decoración era sobria, con colores neutros, como el blanco, el beis. Y también el negro. Sin embargo en los exteriores, e incluso en la cocina, se usan colores vivos como el verde pistacho. 

Según los expertos en cromoterapia, el verde nos invita a la relajación. Pero también es sinónimo de equilibrio entre cuerpo y mente y nos remite a la naturaleza. Por lo que probablemente, el uso de este color en este lugar sea con la intención de combinar con el color de los árboles que rodean la vivienda.

Y para la noche…

… esta increíble terraza. La casa nos reservaba todavía alguna que otra sorpresa. Como esta terraza que ha surgido de uno de esos espacios entre cubos y que se abre justo al lado del salón. Se ha decorado con muebles de exterior en color crema y decorado con toques del mismo color verde pistacho que hemos visto tanto en la cocina como en el comedor exterior. 

El lugar ideal con vistas al pueblo y al horizonte para pasar muchas noches de verano.

¿Qué os han parecido las fotografías de esta vivienda en el Mediterráneo?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!