Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

6 consejos para que tu césped esté siempre PERFECTO

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

No todos somos profesionales de la jardinería, ni muchísimo menos. Pero lo que sí es cierto es que a todos nos encanta tener un césped que brille con luz propia. Una hierba que luzca sana, que irradie colorido y vitalidad, que haga de nuestro jardín un espacio único. ¡La envidia de todos!

Pero la realidad es otra… de repente comienzas a ver el césped amarillento, seco, pálido, sin brillo. Incluso comienza a desaparecer de algunas partes, proyectando así una imagen con pequeñas calvas en el suelo de tu jardín. 

Entendemos que pocos serán los que puedan permitirse económicamente contratar a una persona que tenga especial cuidado del jardín durante todos los días o semanas del año. Por eso en homify queremos darte 6 sencillos consejos para que el césped de tu jardín luzca los 365 días lo más bonito posible. ¡Como recién plantado! 

¿Quieres verlo? ¡No pierdas detalle!

1. Nivelar el suelo

Uno de los primeros pasos que hemos de dar antes de ponernos manos a la obra es el de nivelar el suelo de nuestro jardín. Inclinación natural que a veces puede dificultar muchísimo la tarea. Eso sí, recuerda que esto es sólo una opción que puedes llevar a cabo o no.

Tener un césped nivelado y a la misma altura te hará el trabajo de mantenimiento algo más sencillo, pero también hay muchas personas que optan por tenerlo con inclinación y no modificarlo, o bien por tenerlo a varias alturas, etc. 

La cuestión es que esté accesible para su posterior cuidado y dedicación. Si lo que buscas es una homogeneidad en tu jardín, ¡aprovecha! Dedica algo de tiempo a nivelar este espacio de tu casa. 

2. Adiós al césped seco

Ahora sí que entramos en los puntos que son vitales para darle una nueva vida a tu jardín… ¡se la merece! Así que dile adiós a las conocidas como malas hierbas al césped seco, al césped pálido, estropeado. Sí, sabemos que puede resultar cansado, que puede no apetecerte nada, pero todo esfuerzo tendrá su recompensa. 

Has de planificar cuánto tiempo quieres / puedes dedicarle a esto, si prefieres invertir económicamente en que sea una persona externa la encargada de hacerlo, cuánto presupuesto tienes para llevarlo a cabo… En fin, una serie de puntos que necesariamente hay que tener en cuenta antes de que nuestro césped, y con ello nuestro jardín, luzca como nunca. 

3. Vital: tiempo y paciencia

Como bien reza el dicho: Roma no se construyó en un día. Recuerda que un césped natural bonito no se consigue en un abrir y cerrar de ojos, cuanto menos si no tenemos paciencia y no le dedicamos los esfuerzos suficientes.

Hace falta conocer el clima en general, el tiempo que hará a corto plazo (si se esperan nevadas, tormentas torrenciales, etc.). Empezar a llevar a cabo la nueva vida de tu césped con total desconocimiento de las condiciones exteriores puede convertirse en algo contraproducente, en una auténtica pesadilla. 

Por supuesto, insistimos en que la paciencia es vital. Sobre todo si tienes la suerte de tener un jardín tan grande como este de Ecoentorno Paisajismo Urbano. Si es así… ¿cómo vas a quitar todas las hierbas secas de una sola vez? ¿o cómo vas a plantar todo en un mismo día? Es mejor dividir el jardín por zonas y hacerlo poquito a poco. 

4. ¿Tienes las herramientas?

Aunque seas de lo más profesional y estés encantado con la decisión de renovar tu bello césped… No podrás hacerlo con tus propias manos, ¿verdad? Es por ello que debes tener claro qué herramientas serán las necesarias para ponerte manos a la obra

Entre las imprescindibles se encuentra un buen rastrillo. Servirá para levantar el viejo y azaroso césped o para ayudarte a extender la tierra cuando te dediques a la nueva plantación. Además también tendrás que contar con una pala y con un punto de agua desde el que tener siempre bien regado tu césped. 

5. Planta con el máximo cuidado

Jardines de estilo  de Arquiindeco
Arquiindeco

Pasto alfombra

Arquiindeco

Cuando te vayas a poner en marcha para plantar tu nuevo césped, recuerda de nuevo (¡una y mil veces!): PACIENCIA. No te pongas nervioso, ve poco a poco, paso a paso. No quieras hacerlo todo deprisa y corriendo porque no solo te cansarás, sino que además todo quedará muchísimo peor de lo esperado. Recuerda además que hidratarlo muy bien antes de colocarlo será muy importante y te facilitará el trabajo. 

Bien, ya lo tienes extendido. Comprueba que está afianzado por completo, así como lo suficientemente uniforme. Una vez veas que todo está conforme a lo previsto, vuelve a regar de nuevo la zona y aplástala (sobre todo las uniones de distintos terrenos o los bordes). 

6. Césped hidratado todo el año

Ya tienes tu nuevo césped listo para relucir como nunca antes. Ahora sólo depende de ti que se mantenga tan bonito como en esos primeros días que crece y se ve verde y brillante. Controla las pisadas que se hacen sobre él, intenta evitar desgastes innecesarios… Y sobre todo, cuídalo muchísimo. ¿Cómo? Has de dedicar tiempo al día a regarlo o bien instalar un sistema de riego automático, proporcionarle nutrientes para que crezca y luzca, protegerlo de plagas o de insectos que puedan dañarlo… ¡Has de estar atento!

El césped es el principal protagonista de nuestro jardín, por lo que debemos esmerarnos a diario para que nos muestre siempre su mejor cara. Estamos ante un tipo de vegetación que por distintos factores (propios y externos) es frágil y requiere de mimo y cuidados. ¿A qué esperas para dárselos? ¡Merecerá la pena!

¿Qué crees que es lo más importante?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!