¡Es hora de modernizar las lámparas!

Marisa Alcore Marisa Alcore
Google+
Loading admin actions …

Ni el sofá de terciopelo, ni las cortinas floreadas, ni la vitrina barroca que muestra un completa colección de tacitas de porcelana. Si alguien ha tomado el protagonismo de los salones en los últimos años no ha sido otra que las lámparas de araña. Sí, hablamos de esas que están compuestas por miles de cristales y que sólo encendemos los días de celebración. Párate a pensar: ¿qué lámpara tienen tus padres en el salón? ¿Cuál tenían tus abuelos? ¡Siempre la misma! Si eres un gran observador de lámparas, habrás apreciado que existen diferentes modelos: más grandes, más pequeños, doradas, plateadas… Sin embargo, si eres como la mayoría de los humanos, pensarás que el afortunado que las inventó debe tener un buen puesto en la famosa lista de la revista Forbes.

Independientemente de esto, si quieres tener una casa con estilo clásico, no dudes en emplearla. Sin embargo, si quieres darle a tu casa otro estilo, aquí te presentamos cinco fabulosos modelos que brillarán tanto como ella. 

Más pequeña y transparente que su antecesora, Floralibus es una perfecta competidora de las lámparas de cristal. Aunque cristal en ellas, más bien poco. El material que da forma a esta lámpara es el policarbonato, que cortado con waterjet, toma la forma de un diamante. Ligereza, brillo  y delicadeza en este cristal de nieve luminoso. 

Inspirada en un arrecife de coral, no sólo la luz que emite es una maravilla, ¡también la sombra! La atmósfera que crea no puede ser más misteriosa y seductora. Pero hablemos de sus materiales: este diseño solo se construye con madera procedente de bosques sostenibles. Y para terminar de ponerle la etiqueta de diseño respetuoso con el medio ambiente: la lámpara se vende sin montar, en un kit que reduce su tamaño a un 2%, reduciendo el CO2 durante su transporte y distribución. 

Como un sauce llorón o con la forma de una frambuesa, según los ojos que la miren, esta lámpara colgada crea una carismática luz indirecta. Vita Silvia es su nombre y está fabricada con plástico. 

Una nube o una pluma que flota en el espacio, no sabemos exactamente qué fue lo que inspiró esta lámpara. Lo que sí sabemos es que supone una oda a la ligereza y la suavidad. Verdaderas plumas de ganso en tres tamaños distintos. 

Nos encontramos otra vez con otro diseño sostenible, pero este bien distinto. Creadas a partir de calcetines reciclados, (sí, habéis leído bien), que han sido tratados con resines naturales, estas lámparas surgieron de la fascinación por el brillo etéreo de su autor. Luz difusa a través de diferentes texturas, que nosotros mismos podemos elegir. 

Y tú, ¿prefieres los clásicos o te atreverías con alguno de estos diseños?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!