¿Cuál es la mejor madera para mi terraza?

Juan Pedro Chuet-Missé Juan Pedro Chuet-Missé
Loading admin actions …

En las terrazas, como en los espacios que rodean a las piscinas, son cada vez más populares la instalaciones de pisos de madera, que le dan un elegante toque étnico y, de alguna forma, una sutil transición entre un sector ‘artificial’ como es la casa y el apartado ‘natural’ que ofrece el jardín.

Hay diversos tipos de madera que se puede instalar, ya sea como lamas o en forma de baldosas. Se trata de maderas resistentes, tratadas con procesos especiales para que no lastimen los pies y que sea agradable al contacto hasta cuando uno camina descalzo. Y que resista a las inclemencias del tiempo, por supuesto.

Características

Terrazas de estilo  de Designcubed
Designcubed

Courtyard House – East Dulwich

Designcubed

El uso de la madera para los pisos de las terrazas destaca por su elegante presencia estética y su calidez. Es más agradable, cuando en verano uno camina descalzo de aquí para allá, sentir al pie sobre unas planchas de madera que sobre lajas de piedra o la gramilla.

Sin embargo, cabe ser cuidadoso en la elección de los tipos de madera, y recordar que tienen un tratamiento especial que requiere de cuidados periódicos por medio de diversos aceites, para que tengan presencia de brillo y que sea siempre suave al tacto. Estas maderas son altamente resistentes al agua –de hecho, se las suele colocar rodeando las piscinas-, así como al calor intenso y a las bajas temperaturas. Su dureza permite tener una alta resistencia al peso que deben soportar, y los tratamientos realizados le permiten ser inmunes a insectos que se alimentan de la madera, como los xilófagos.

Madera de pino

Es uno de los tipos de madera más baratas. No es la más dura del mercado, pero tiene una resistencia adecuada para ser instalada en una terraza. Si bien se presentan con un tratamiento para resistir a las inclemencias climáticas, hay que realizar un proceso de mantenimiento cada seis meses para preservar sus cualidades.

Este mismo tratamiento le permite resistir la humedad y a los insectos que se alimentan de la madera, aunque los xilófagos son más difíciles de erradicar en este tipo de madera. Hay algunos tipos de hongos que suelen ensañarse con el pino, y es posible que en un mediano plazo las planchas vayan perdiendo su coloración, por lo que se sugiere que cuando se detecten las primeras manchas se las vuelva a barnizar.

Madera de teca

espacio de relajación exterior: Piscinas de estilo moderno de ZimmeR designer
ZimmeR designer

espacio de relajación exterior

ZimmeR designer

Es un tipo de madera dura, y por su excelente durabilidad, es una de las más caras del mercado. Se la suele utilizar por su elegancia estética, y es una garantía de glamour allí donde se lo instale, como suele suceder en cualquier terraza moderna

Proviene de la especie Tecnona grandis, que son árboles de gran tamaño que crecen en las zonas selváticas de India, Birmania y Malasia, y además de su resistencia, se distingue porque es casi imposible que sea atacado por termitas. Y dado que cuenta con una resina antiséptica, también resiste eficazmente a los hongos y a otros organismos invasores.

Maderas exóticas

Terrazas de estilo  de Braun & Würfele - Holz im Garten
Braun & Würfele – Holz im Garten

Bangkirai-Terrasse verlegt mit dem IGEL® Befestigungssystem

Braun & Würfele - Holz im Garten

Las maderas tropicales suelen ser más costosas, pero tienen a favor que por su alta dureza requieren de muy poco mantenimiento. El Ipé es un tipo de madera muy común, también muy resistente a posibles golpes, y como mucho, cada tanto hay que ayudar a lucir los colores con aceite de teca. Se lo reconoce por su tonalidad rojizo intensa, y soporta eficazmente los ataques de insectos y hongos.

Otro tipo de madera es el Bangkirai, como se ve en este diseño de Braun & Wurfele, pero que es menos resistente y se la reconoce por su color más claro, aunque su precio es sensiblemente menor. De todas formas, sí tiene una muy buena resistencia a hongos y a la humedad.

Lamas y baldosas

Hay dos maneras de instalar los suelos de madera para una terraza o piscina: con lamas o baldosas.

Las lamas requieren más habilidad para su instalación. Aunque se supone que se compran en medidas equivalentes para que todas coincidan en su colocación, su montaje es más complejo.

En cambio, las baldosas son más sencillas de instalar, porque en su parte inferior vienen con una base plástica que permite encrastar con las otras baldosas. Sería como armar un puzzle gigante, donde las pequeñas figuras deben ir rotando: o sea, si se coloca una baldosa con las líneas verticales, se debe contraponer en forma perpendicular a otra con líneas horizontales.

Debido a esta base plástica, las baldosas ya se encuentran separadas del suelo, pero siempre hay que estar muy atentos a que queden bien niveladas. Con un sencillo nivel se puede ir tanteando y corrigiendo su instalación.

Mantenimiento

Como citábamos antes, para que la madera pueda conservar su brillo pero que también siga resistiendo con eficacia a hongos y parásitos, periódicamente hay que tratarlas con aceites específicos.

Para las maderas exteriores se sugiere utilizar aceite de teca, también conocido como aceite danés, elaborado con aceite de tung y un combinado de diversos vegetales.

Este tipo de aceite contiene una serie de secantes que permiten reducir el tiempo entre aplicación y aplicación a unas seis horas.

En estas instalaciones exteriores es muy frecuente que aparezcan manchas ocasionadas por líquidos calientes, objetos en altas temperaturas (como colillas de cigarrillos) o por el alcohol derramado. Generalmente estas manchas deberían desaparecer, pero si son de esas manchas obstinadas, basta con volver a pasar otra mano de aceite más adelante.

Si pudieras revestir tu terraza de madera, ¿que especie utilizarías?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!