Aseo: Baños de estilo moderno de DECOROCONMUCHOGUSTO

Cómo decorar aseos pequeños con éxito

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

Hace décadas que el baño dejó de ser un espacio anexo a la vivienda para convertirse en una habitación más dentro del conjunto del hogar. Su importancia trasciende de la mera estética y, hoy en día, parece inconcebible encontrar construcciones que carezcan de él. Tanto ha evolucionado su papel dentro de la casa que son muchas las que, al margen del baño principal, incorporan aseos pequeños que hacen las veces de cuarto auxiliar o de invitados. Pese a que vienen a satisfacer necesidades similares, en la práctica, muchas de estas habitaciones se limitan a disponer de un lavabo e inodoro, ajustando así los sanitarios al espacio disponible.

Sin embargo, tener un cuarto de baño pequeño en forma de aseo no implica renunciar a diseñarlo con todo lujo de detalles. Si bien las dimensiones no acompañan demasiado a la hora de agregar elementos, existen multitud de recursos para decorar aseos pequeños con estilo. En este libro de ideas proponemos un recorrido por la inspiración, una recopilación de las claves más interesantes a tener en cuenta a la hora de crear la atmósfera perfecta en un aseo pequeño a través de los proyectos de nuestros expertos. ¡Toma nota!

​Las medidas de un aseo pequeño

En el imaginario común la idea de aseo viene acompañada de la imagen de una estancia limitada en términos de superficie. Las dimensiones varían en función de cada caso particular aunque, en líneas generales, son lo suficientemente amplias para albergar, al menos, inodoro y lavabo (una habitación de 1,90x0,80 m puede ser suficiente).  A estos sanitarios pueden añadirse otros tales como bidé o ducha aunque, si hablamos de elementos añadidos, lo habitual es referirse a ellos como baños pequeños.

Pese a ser no disponer de demasiados elementos, la distribución de los mismos es determinante a la hora de cumplir con criterios de funcionalidad y estilo. La clave está en elegir las piezas más apropiadas a las medidas del aseo pequeño, creando una atmósfera equilibrada que no resulte agobiante ni carente de estilo.

​Baños con carácter

Baños de estilo clásico de homify

La dimensión estética de los aseos pequeños no tiene por qué verse afectada como consecuencia de su superficie y es que, con el estilo adecuado, funcionalidad y atractivo alcanzarán el equilibrio perfecto. Un aseo pequeño moderno, por ejemplo, evidencia los mantras de una corriente que apuesta por el sentido práctico sin desmerecer la cuestión estética. Líneas puras, colores neutros y una organización racional de los elementos son algunas de las señas de identidad de estos espacios que comparten con la estética minimalista la máxima del menos es más.

Con independencia de las medidas de un aseo pequeño, el espacio es susceptible de incorporar todo tipo de recursos que, si bien han de favorecer la funcionalidad del espacio, pueden además contribuir a su atractivo.

​Sanitarios suspendidos

Aunque no son demasiados, conviene tener presentes ciertas recomendaciones a la hora de dar con los sanitarios perfectos para un aseo pequeño. Las fórmulas suspendidas mejoran la percepción visual del espacio haciendo que, el mismo, parezca más amplio. En el caso del lavabo, por ejemplo, apostar por una encimera que se extienda por encima del inodoro permite extender la superficie útil. Lo mismo ocurre con la parte baja del lavabo que, sin llegar a saturar, es un escenario perfecto para albergar elementos que vengan a mejorar los recursos destinados al almacenamiento.

Los lavabos alargados o circulares son frecuentes en el diseño de aseos pequeños, lo mismo que los muebles volados o piezas a medida capaces de aprovechar al máximo cada centímetro disponible.

La importancia del color

Aseo de Cortesía: Baños de estilo  de Magenta Interiorismo
Magenta Interiorismo

Aseo de Cortesía

Magenta Interiorismo

No es la primera vez que hacemos referencia al poder de color en diseño y decoración de interiores. Aunque susceptibles de verse envueltos en multitud de paletas cromáticas, en aseos pequeños los colores claros pueden ser grandes aliados. La capacidad del blanco para hacer que las superficies se aprecien como más espaciosas reforzando la luminosidad, es ideal para decorar aseos pequeños.

Sin embargo, no hay por qué apostar por colores planos o sin texturas. La introducción de grandes espejos o la aplicación, por ejemplo, de diseños de paredes con rayas horizontales, también contribuye a esa maximización de la percepción espacial en aseos pequeños que busquen un estilo propio.

Aseos pequeños ¿con ducha o sin ella?

Cuando pensamos en aseos pequeños, a menudo, imaginamos diseños sin zona de aguas. Esta posibilidad es factible, sobre todo, si la estancia en cuestión está destinada a los invitados o hace las veces de apoyo al baño principal pero ¿qué ocurre si no hay más? Los aseos pequeños con ducha son perfectamente viables, incluso, con bañera aunque, eso sí, apostando por soluciones que se ajusten al espacio disponible.

Integrar la zona de aguas en un aseo pequeño es lo más parecido a encajar las piezas de un puzle. Las propuestas van desde formatos rectangulares a cuadrados, pasando por angulares que, en cualquier caso, se fabrican en diferentes materiales capaces de adaptarse a cualquier estilo. Acompañar la ducha de una mampara transparente, por ejemplo, ayudará a maximizar la percepción espacial pero, dado que en este tipo de habitaciones las dimensiones no dejan demasiado margen de maniobra, decantarse por una cortina puede ser una alternativa más que recomendable.

​Recursos prácticos

Dicen que la necesidad agudiza el ingenio y, decorar aseos pequeños es una tarea que requiere de buenas dosis del mismo. Con independencia del estilo que queramos imprimir, ya sea un aseo pequeño moderno, clásico, industrial… Contar con elementos que permitan optimizar su funcionalidad es fundamental. Los muebles excesivamente grandes o compartimentados son perfectos para baños generosos pero, en aseos pequeños, es mejor apostar por piezas que den respuesta a las necesidades de almacenamiento sin resultar invasivas.

Una sencilla estantería de cristal, una encimera alargada, grifos empotrados o colgadores en la pared para las toallas son recursos que, dada su naturaleza práctica, está bien tener en cuenta a la hora de decorar aseos pequeños.

Decorar aseos pequeños paso a paso

Sin perder de vista la naturaleza funcional de un aseo pequeño, la dimensión estética puede verse reforzada con pequeños matices que, sin suponer grandes mermas de la superficie disponible, añadirán encanto a cualquier composición. Las paredes son grandes aliadas para decorar aseos pequeños y es que actúan como un lienzo en blanco. Más allá de colores y revestimientos, pueden soportar cuadros, vinilos u objetos decorativos con los que embellecer la habitación. Accesorios tales como jaboneras o portarrollos son tan necesarios como interesantes a la hora de decorar un aseo pequeño y es que, su diseño puede imprimir carácter a la composición sin sacrificar más espacio del estrictamente necesario.

Completando los recursos extras para la decoración de este tipo de estancias, velas y plantas tampoco están de más para crear una atmósfera fresca y seductora en pequeño formato.

¿Quieres más ideas? Sigue leyendo: 6 estilos de aseos y baños de invitados.

¿Qué otras ideas incluirías a la hora de decorar aseos pequeños?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!