Reforma en la Barceloneta: Cocinas de estilo  de OAK 2000

Cómo limpiar muebles de cocina amarillentos

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

La limpieza del hogar constituye un universo paralelo al diseño y la decoración de interiores y es que, si bien es cierto que orquestar toda la composición de cualquier estancia bajo los criterios de armonía y funcionalidad resulta básico para crear una atmósfera apropiada, no es menos cierto que mantener ese escenario en perfecto estado es fundamental. La rutina diaria y los agentes a los que los diferentes ambientes están expuestos cada día, son especialmente notables en espacios como la cocina. Los muebles blancos son una opción tan frecuente como delicada en el diseño de una habitación sujeta a condiciones muy particulares. La humedad, salpicaduras y hasta las propias materias primas empleadas, pueden mermar el atractivo del conjunto.

Limpiar muebles de cocina amarillentos es una tarea que, a priori, puede parecer complicada aunque, con algunos trucos caseros y el cambio de ciertos hábitos, es posible minimizar ese aspecto poco inspirador.

​La elegancia de los muebles blancos

Reforma en la Barceloneta: Cocinas de estilo  de OAK 2000
OAK 2000

Reforma en la Barceloneta

OAK 2000

La cocina es, dentro del hogar, un espacio reservado a la inspiración. La creación culinaria no sólo requiere talento sino también de un lugar capaz de invocar a las musas. Las cocinas con muebles blancos cumplen a la perfección con este cometido, además de contribuir notablemente a generar una mayor luminosidad en las estancias, hacer que el espacio parezca más grande o denotar pulcritud y serenidad.

Huelga decir que, más allá de su aportación estética, tanto los muebles blancos como suelos, paredes y demás elementos de la cocina, quedan expuestos a las condiciones propias de un espacio que, pese a su evolución como punto de encuentro, fue concebido en origen como espacio de trabajo. La luz, las salpicaduras o el envejecimiento de la pintura como consecuencia de desgaste y el paso del tiempo son los principales enemigos de un esplendor que puede terminar por convertir ese aspecto impoluto en amarillento.

Adiós a los muebles amarillentos

Vivienda Unifamiliar: Cocinas de estilo  de Coccolarvi
Coccolarvi

Vivienda Unifamiliar

Coccolarvi

¿Cómo limpiar, entonces, los muebles blancos de la cocina? ¿Qué hacer para devolver el atractivo a muebles amarillentos que han perdido su luminosidad o han visto mermada su elegancia? Lo primero es tener claro cuál es el origen de los males para poder actuar en consecuencia y limpiar los muebles de cocina de manera efectiva. No obstante, en casos extremos, la mejor solución pasa siempre por contar con un experto en la materia capaz de identificar tanto la causa como el mejor camino para solucionar la situación. En ocasiones, puede que recurrir a blanquear muebles amarillentos con soluciones o pinturas especiales para esta tarea sea la fórmula más rápida para que tu cocina vuelva a brillar.

En cualquier caso, la prevención es una gran aliada antes de tener que enfrentar la tarea de limpiar muebles amarillentos en la cocina. Pequeños gestos pueden contribuir notablemente a alargar la imagen impoluta de estas piezas que aportan modernidad y elegancia a cualquier diseño.

Las encimeras son del infalible mármol Macael: Cocinas de estilo  de DEULONDER arquitectura domestica
DEULONDER arquitectura domestica

Las encimeras son del infalible mármol Macael

DEULONDER arquitectura domestica

​¿Por dónde empezar a limpiar los muebles de la cocina?

REFORMA VIVIENDA EU BARCELONA: Cocinas de estilo  de inzinkdesign
inzinkdesign

REFORMA VIVIENDA EU BARCELONA

inzinkdesign

Proteger tus muebles blancos, por ejemplo, de la incidencia de luz solar directa mediante el uso de estores, cortinas o persianas es muy recomendable; lo mismo que eliminar los restos de grasa o salpicaduras en el momento de producirse, sin esperar a que se adhieran y generen manchas difíciles de eliminar. Sin embargo, si la cosa pasa a mayores y es necesario poner los cinco sentidos al servicio de las tareas de limpieza, hay que evitar utilizar productos abrasivos y utensilios que puedan rayar o dañar las superficies.

Un paño húmedo con jabón neutro es perfecto para las tareas de mantenimiento diarias aunque la sabiduría popular tiene mucho que decir al respecto de esta cuestión. Los remedios naturales son muy efectivos a la hora de limpiar muebles de cocina amarillentos. Basta con elaborar una mezcla de agua, vinagre blanco y bicarbonato (hay quien sustituye este último por aceite de oliva para obtener mayor brillo), aplicarla sobre los mismos y secar las superficies una vez concluida la tarea para mejorar notablemente la blancura de armarios, cajones, suelos o azulejos. Para quienes los trucos caseros no resulten demasiado seductores, siempre puede repetirse la operación mezclando agua con desengrasante para platos.

​Otras superficies

Cocina a dos frentes: Cocinas integrales de estilo  de Grupo Inventia
Grupo Inventia

Cocina a dos frentes

Grupo Inventia

Dentro de las tareas de limpieza, los muebles ocupan un lugar destacado y es que, dadas sus dimensiones y carácter práctico, son piezas fundamentales dentro de cualquier diseño. Sin embargo, no son los únicos elementos que reclaman la atención cuando se trata de hacer que una cocina blanca resplandezca. Superficies como encimeras, paredes o suelos sufren igualmente los envites del uso y el paso del tiempo y, en consecuencia, han de ser atendidos en su justa medida. Si bien es cierto que no es necesario realizar una limpieza en profundidad a diario, conviene no olvidarse de estos elementos en los que, en líneas generales, pueden aplicarse recomendaciones similares aunque con sutiles diferencias. En las encimeras de piedra, por ejemplo, puedes emplear agua oxigenada y amoniaco para combatir las manchas más difíciles mientras que, para suelos, lo mejor es actuar sobre las manchas directamente y sin dejar que la humedad permanezca mucho tiempo en materiales tales como madera o laminados.

​Fregaderos blancos

isla de cocina blanca y electrodomésticos de integración: Cocinas de estilo  de Gumuzio&PRADA diseño e interiorismo
Gumuzio&PRADA diseño e interiorismo

isla de cocina blanca y electrodomésticos de integración

Gumuzio&PRADA diseño e interiorismo

Mención especial merecen los fregaderos blancos. Comúnmente conocidos como ‘pilas’, son especialmente sensibles al desgaste estético y la pérdida de brillo. Un remedio efectivo para devolverles el esplendor es proceder a su limpieza con lejía común aunque, también en este capítulo, hay remedio popular. El primer paso es eliminar cualquier resto de comida y limpiar a conciencia con agua y jabón para acabar con las manchas, la aplicación de bicarbonato devolverá el esplendor a la superficie. La ‘versión extendida’ de la recomendación tradicional pasa por colocar el tapón en el sumidero y dejar actuar en el fregadero una mezcla a base de bicarbonato, zumo de limón y vinagre durante 10 minutos. Una limpieza a conciencia y un aclarado abundante completarán la tarea haciendo que la pila recupere su aspecto impoluto. 

Trucos 'extra' para la cocina

Tener que enfrentar la tarea de limpiar muebles de cocina amarillentos es, quizás, uno de los escenarios más tediosos a los que enfrentarse. Bien planteado, puede suponer todo un reto cuya consecución, no sólo reportará la satisfacción de devolver a la escena un aspecto impoluto, sino también el hecho de conseguirlo uno mismo. No obstante, dado que, como hemos visto, hay otros muchos elementos cuya limpieza resulta necesaria dentro del conjunto de la cocina, no está de más conocer algunos trucos para minimizar esfuerzos y maximizar resultados.

Las campanas extractoras, por ejemplo, son una herramienta de lo más práctica a la hora de disminuir la humedad en el ambiente mientras cocinamos, una de las causas habituales de que el mobiliario comience a amarillear. Su funcionamiento permite mermar la incidencia de las micropartículas que, depositadas sobre los muebles blancos, pueden terminar por imprimir ese aspecto amarillento y, en consecuencia, conviene llevar a cabo un mantenimiento apropiado de la misma a base de productos tales como desengrasantes, agua y jabón. El catálogo de remedios naturales para los elementos de la cocina es de lo más variopinto. El vinagre y el zumo de limón te ayudarán a eliminar la cal mientras que, una vez más, el bicarbonato, será un gran aliado para devolver el brillo a tus utensilios y cubiertos.

¿Tu objetivo no es limpiar muebles de madera amarillentos sino superficies de madera? Seguro que te interesa: Cómo limpiar y mantener superficies de madera.

¿Qué otros trucos conoces para limpiar muebles de cocina amarillentos?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!