Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¿Vistas feas desde tu ventana? – 7 remedios para solucionar el problema

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

A veces, una estancia confortable de la casa, como la cocina o el salón, se estropea cuando te asomas por la ventana y las vistas no son precisamente agradables. Los contenedores de basura, un patio interior triste o una pared desangelada del propio interior de la casa te estropean la mirada y no sabes qué hacer con ese hueco. Es más, cuando pasas por ahí, siempre te recuerda lo feo que es. En homify apostamos por la belleza como mejor antídoto para combatir lo feo y transformarlo en una atmósfera original, creativa y agradable. Si tienes uno de estos rincones en casa del que huyes constantemente, te recomendamos este libro de ideas para que tomes nota de cualquiera de las sugerencias que te proponemos a continuación.

1. Las cortinas

Si las vistas al otro lado de la ventanas no son muy agraciadas, coloca unas cortinas. En función de lo iluminada que sea la estancia puedes colocar unas cortinas más gruesas o más finas, ya sabes que restan cierto grado de luminosidad, por eso has de valorar el material que más te convenga. Puedes elegir también cortes o bordados originales que hagan la visión de las cortinas, estando cerradas, mucho más atractiva.

2. Decora la ventana

Si tienes la posibilidad de contar con una repisa en la ventana, sitúa algún objeto decorativo en ella. Marcos de fotos, cerámica, libros o alguna estatuilla pueden cumplir con un cometido decorativo inesperado al situarse por delante de unas vistas poco agradecidas. Haz que la belleza nazca desde dentro de la casa, no esperes a recibirla desde fuera.

3. Coloca plantas en la ventana

Si lo de fuera es cemento, hormigón, asfalto, ladrillo o cualquier otro mobiliario urbano poco o nada atractivo, coloca una barrera de naturaleza en ellos y el interior de tu vivienda. Una buena idea son las jardineras con flores, si puedes colocarlas en el exterior de la ventana, o unas macetas con plantas si no tienes repisa exterior y sólo te queda la posibilidad de ponerlas por dentro. Tener a la vista algún elemento de naturaleza siempre relaja, ofreciendo calma y serenidad.

4. Utiliza cristales traslúcidos

¿Quieres ocultar a la vista lo que hay en el exterior sin perder luminosidad? La solución son los cristales traslúcidos, dejan pasar un buen caudal de luz pero no vas a distinguir nada de lo que suceda detrás de ellos. Tendrás luz para tu salón, tu cocina e incluso para tus plantas, sin tener que pagar el peaje de unas vistas poco afortunadas.

5. Unas cortinas muy enrrolladas

Estores Enrollables Luxaflex: Habitaciones infantiles de estilo  de Luxaflex Concept Store
Luxaflex Concept Store

Estores Enrollables Luxaflex

Luxaflex Concept Store

Los estores o cortinas enrollables son otra buena idea. Especialmente cuando tienen un color llamativo o un estampado muy original cuyo motivo ya resulta suficientemente atractivo a las miradas desde el interior de la casa. Quizás no veas la calle, ¿para qué?, si ya tienes una nota de color agradable dentro de casa no te hace falta. Sin duda esta opción es la más enrollada de todas.

6. ¿Por qué no un graffiti?

Edificios de oficinas de estilo  de Mooie graffiti
Mooie graffiti

Graffiti muurschildering thema natuur

Mooie graffiti

A veces las vistas poco agraciadas no son a través de una ventana sino dentro de la casa debido a una gran pared o división que está muy desangelada y no sabes cómo decorarla. Para estos casos, una ilustración espectacular puede ser una buena idea de la que no te arrepentirás. Hay auténticos artistas del graffiti que realizan verdaderas obras de arte, murales que están a la altura de cualquier exposición  en prestigiosas galerías de arte. Con la ventaja de que si algún día te cansas, pintas la pared y vuelta a empezar. 

7. Una ilustración en la pared

Muy parecida a la idea anterior es colocar en esa pared aburrida un póster o un vinilo con una ilustración o una fotografía. Puedes recurrir a elementos de cómic, personajes de ficción y así darás además un toque humano a la estancia. Y quién sabe si los dibus en un momento determinado puedan cobrar vida.

Como contrapunto, si quieres disfrutar ahora de buenas vistas sin salir de casa, visita Cerramientos: cómo crear un ambiente abundante en luz.

Convierte una dificultad en una oportunidad de decoración ocultando las vistas feas con algo de belleza.
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!