Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

¿Manchas sobre la madera? 7 soluciones INFALIBLES

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

La madera es el material casi perfecto, capaz de integrarse en cualquier estancia y con cualquier estilo de decoración. Pero no, la perfección no existe y la madera, como todos los materiales empleados dentro de una vivienda, también tiene algunas desventajas o, más exactamente, algunos aspectos que debemos cuidar. Uno de ellos, tal vez el principal, es que es un material vivo y que requiere de una serie de cuidados específicos. La madera se ve afectada por los cambios de temperatura o por las diferentes condiciones de humedad, que pueden provocar movimientos, cambios de forma y cambios de color. También hemos de tener cuidado con las manchas que provocan otras sustancias más o menos agresivas, capaces de penetrar entre sus fibras y dejar manchas permanentes en las diferentes superficies de este material. Todos hemos visto distintos tipos de manchas en las superficies de madera; saber distinguir su procedencia y sus características nos ayudará a evitar que se vuelvan a producir y, en la medida de lo posible, a eliminarlas. Te alertamos a continuación de las situaciones más habituales.

1- Manchas solubles en agua

Vivienda en Castelldefels (Barcelona): Paredes de estilo  de SANCÁS - Puertas y Parquets
SANCÁS – Puertas y Parquets

Vivienda en Castelldefels (Barcelona)

SANCÁS - Puertas y Parquets

Ante cualquier mancha que se produzca en una superficie de madera tendremos que cuestionarnos, principalmente, dos cosas: el tipo de mancha que es, en función de la sustancia que la haya producido, y el tipo de madera en la que se ha producido. Respecto a esto último cabe señalar que muchos de los muebles utilizados actualmente son de madera pero, a diferencia de los tradicionales que se fabricaban con madera maciza, están formados por partículas prensadas y ligadas con resinas que después se revisten con una capa más resistente para protegerlos. Esto implica que, si se manchan estas maderas, no pueden ser lijadas (como sí haríamos con una madera maciza). Esta situación nos la encontramos tanto en muebles como en pavimentos, puertas, etc. 

Ante una mancha en cualquiera de estas nuevas superficies que derivan de la madera, será una suerte si ésta es soluble en agua, pues bastará con secarla y pasar después un trapo humedecido con agua y jabón neutro para su limpieza, cuidando siempre de no mojar mucho la superficie a limpiar para no dañarla y acabar con su capa protectora.

2- Mancha de alcohol

Si la superficie que presenta la marcha es de madera maciza, desgraciadamente, no presentará capa protectora alguna que impida a la mancha penetrar en el interior de la madera. En compensación a ello, sí cabe la posibilidad de que pueda ser lijada para luchar contra la mancha en cuestión. En cualquier caso, si la mancha es sólo agua sí puede ser reversible: debemos secarla rápidamente y aplicar un tratamiento en crema para eliminar esos antiestéticos cercos que pueden quedar. 

Una mancha de alcohol se notará en el color blanquecino que el derramamiento accidental de este líquido deja en la madera. Este tipo de manchas, por tanto, pasan mucho más desapercibidas en maderas de colores claros.

3- Mancha de grasa

Las manchas de grasa son bastante habituales en las cocinas, en los lugares cercanos a ellas o, por ejemplo, en una mesa de comedor. Si la madera manchada no es maciza debemos probar a eliminarla con un líquido quitamanchas. Si la superficie que hemos manchado es de madera maciza, la grasa penetrará rápidamente en la madera, ya que la madera es un material absorbente. Por ello, no es muy recomendable usar este tipo de maderas en estas zonas y, de usarlas, aplicar sobre ellas un tratamiento superficial (barnices especiales, por ejemplo) que cierre los poros para tratar de evitar que la grasa penetre en la madera.

4- Cómo actuar una vez ha aparecido la mancha

En general, cuando un líquido penetra en una  madera maciza, es imposible que salga, independientemente de que sea grasa, vino, alcohol, etc. Aún así, si actuamos rápido podemos evitar que el líquido llegue a penetrar o minimizar mucho el daño ocasionado. En el caso de la grasa, lo primero que debemos hacer es eliminar el sobrante de la grasa con un papel absorbente (el típico papel de cocina podría valer). Posteriormente, aplicaremos vinagre común (líquido que es muy bueno, en general, para la madera) para limpiar la superficial donde ha caído la mancha de grasa y disimularla en la medida de lo posible.

5- Mancha de cera

Terraza pequeña en Madrid - Diseño y reforma de terraza: Balcones y terrazas de estilo  de La Habitación Verde
La Habitación Verde

Terraza pequeña en Madrid – Diseño y reforma de terraza

La Habitación Verde

En todo caso, la recomendación más importante que podemos hacer es que protejamos las superficies de madera de líquidos o sustancias que puedan dejar manchas sobre ellas.También debemos proteger la madera del contacto con el calor, que también provoca la aparición de manchas. En estas situaciones, podemos poner un vidrio entre la superficie y el foco de calor, para aislara la madera y evitar así las manchas. Si ya se ha producido, la solución más natural será la aplicación de una pasta hecha de aceite vegetal y sal. Especialmente cuidadosos debemos ser también con la cera de las velas, que no sólo es dañina para la madera sino que es capaz de arruinar otras superficies como pueden ser los revestimientos textiles o tapicerías.

6- Manchas de pintura

Crespià: Comedores de estilo  de Dröm Living

Y si en el día a día hemos de ser cuidadosos con la madera, ni que decir cuando vamos a realizar algún trabajo especial. Por ejemplo, debemos proteger muy bien todas las superficies de este material si nos disponemos a pintar alguna parte de la casa. Si la pintura mancha una superficie de madera, después sólo podemos aspirar a disimularla lo mejor posible (lo mismo ocurre con otros líquidos, pero la pintura es aún más visible). Si la mancha no es muy grande, podemos pulir la zona afectada con una lija suave, de grano fino, y con mucho cuidado. 

7- Madera teñida

A la hora de lijar la madera es mucho menos problemático cuando ésta no es teñida pues el color, una vez lijado, será el mismo que el de la superficie (aunque nunca va a coincidir por completo pues la madera va cambiando de tono con el uso). Después, sólo deberemos aplicar 'goma laca' sobre la zona. Las complicaciones empiezan cuando la madera es teñida y el color interior, donde no está coloreada, es mucho más claro que el exterior. Esta situación se da muchas veces en las tarimas flotantes utilizadas para pavimentos y es por ello que no pueden ser lijadas como hacíamos con los antiguos suelos de parqué. Por todo ello, conviene cuidar mucho todas las superficies de madera y protegerlas de manchas y agresiones.

¿Conoces más manchas que se producen habitualmente sobre la madera en una vivienda y cómo tratarlas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!