Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

7 sensacionales ideas para introducir la piedra en tu jardín

Cristina Jiménez Cristina Jiménez
Loading admin actions …

La presencia de un jardín en una casa es un lujo que no está al alcance de todos, un pequeño oasis en el que encontrar con un soplo de aire fresco y donde oxigenarnos para eliminar las tensiones diarias. La rutina del cuidado diario de las plantas naturales puede ser una tarea de lo más relajante, una perfecta vía de escape que nos sirva para aliviar el estrés: podarlas, regarlas, crear sugerentes composiciones o divertidos contrastes cromáticos pueden ser tareas altamente gratificantes. Pero un jardín, aunque tiene muchísimas ventajas, también tiene algunos condicionantes que, si no los afrontamos debidamente, puede hacer de este lugar un espacio inhóspito. Por ello, el diseño del jardín es tan importante como el cuidado de las propias plantas. 

Un buen jardín no sólo se compone de vegetación sino que en él entran en juego otros elementos que ejercen un papel fundamental a la hora de crear un espacio donde reine la armonía y el equilibrio.Tanto las plantas como sus sustratos, los otros materiales empleados en los suelos y los  elementos con función decorativa o práctica que encontramos en el jardín, deben ser elegidos cuidadosamente. Por ello, una buena planificación, el asesoramiento adecuado y mucha imaginación serán las claves para lograr un jardín ideal. El empleo de gravas y otras piedras en los jardines son una solución de paisajismo muy vistosa para decorar el espacio y delimitar los ambientes que queramos crear en el jardín. Además de su incuestionable aportación estética, las distintas piedras empleadas sirven para proteger la tierra de los cambios bruscos de temperatura y ayudan a ahorrar agua de riego, pues permiten conservar mejor la humedad del suelo. Todas estas cuestiones deben ser tenidas muy en cuenta a la hora de diseñar un jardín doméstico, pues nos facilitarán su cuidado y mantenimiento y nos ayudarán a adaptar el jardín a nuestras necesidades.

1- La piedra como pavimento

En un jardín con un tamaño mediano o grande, es muy recomendable la creación de distintas zonas para sacarle el máximo partido. Estas distintas áreas pueden ser delimitadas, por ejemplo, con piedras decorativas o estar diferenciadas entre sí mediante el uso de distintos tipos de pavimento pétreo. Las diferentes formas de las piedras, sus distintos tamaños y colores, permiten crear espacios personales y muy decorativos. La introducción de materiales naturales como la madera en elementos de mobiliario y, por supuesto, la piedra, nos sirven de gran ayuda a la hora de diseñar un jardín perfecto, generando zonas estanciales en las que disfrutar de impagables momentos de descanso. 

2- Terraza

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS
HUGA ARQUITECTOS

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain)

HUGA ARQUITECTOS

Si contamos con un jardín realmente espacioso, contar con un espacio de transición entre el interior de la vivienda y el jardín propiamente dicho, será una opción muy recomendable. Pavimentar esta especie de sala de estar exterior con un material como la piedra servirá como perfecto nexo de unión con el espacio verde del jardín. Y es que la piedra natural es un material presente en la naturaleza, pero también con una amplia tradición para su uso como material constructivo, y, por ello, es un material ideal para crear una agradable terraza de verano integrada en el jardín como la de esta vivienda.

3- Caminos de piedra

Jardines de estilo  de Terra
Terra

Jardin de Flores

Terra

La piedra nos puede servir como base para realizar las distintas composiciones de elementos vegetales pero también para organizar las circulaciones y recorridos del jardín, claves para el correcto funcionamiento del mismo. Dependiendo de la imagen que busquemos y del estilo decorativo empleado en el jardín, usaremos piedras irregulares, como en el jardín de la imagen que busca un aspecto natural y con un cierto aire romántico y campestre; por el contrario, emplearemos piedras regulares y perfectamente trabajadas si queremos dar al jardín un aire más urbano y cosmopolita.

4- Fuente

Espacios comerciales de estilo  de Aralia
Aralia

Knightsbridge Roof Terrace – Aralia Garden Design

Aralia

Las fuentes son elementos que podemos introducir en los jardines y que siempre nos ayudan a crear un ambiente especial. Son especialmente indicadas para climas como el de nuestro país, donde en verano se alcanzan temperaturas elevadas y, más aún, resultan ideales si la zona geográfica en cuestión tiene baja humedad relativa. Las fuentes nos ayudan, en estas zonas secas, a crear una ambiente más fresco en épocas de fuerte calor si se acompaña el agua de aire en movimiento. Utilizar piedras en estas fuentes resulta una gran opción para multiplicar el efecto refrescante de la misma, ayudando a retener la humedad y el frescor conseguido.

5- Pared de agua

Otra manera de introducir esta agradable combinación de agua y piedra en el jardín, es mediante toda una pared pétrea bañada por una cortina de agua. Esta opción está muy de moda en los jardines actuales pues aporta belleza, un foco de atracción y equilibrio higrotérmico. Este recurso nos permite, a su vez, crear un espectáculo sensorial, pues al contraste de colores y texturas de las piedras utilizadas con la transparencia del agua, como ocurre en el jardín de la imagen, hay que añadir el juego de sonidos que se producen por el contacto del agua con la piedra. No en vano, estos recursos han venido siendo utilizamos por las culturas orientales desde tiempos inmemoriales, expertas en paisajismo zen, en los juegos sensoriales planteados para elevar el espíritu.

6- Elementos decorativos o esculturas

Un diálogo secreto en el jardín: Gimnasios domésticos de estilo  de Decorarconarte.com
Decorarconarte.com

Un diálogo secreto en el jardín

Decorarconarte.com

El objetivo final a alcanzar cuando diseñamos un jardín es el de proporcionar una verdadera experiencia en la que intervengan todos los sentidos. Un jardín, independientemente de su tamaño, puede ser un espacio capaz de estimular todos nuestros sentidos: 

- La vista, mediante los juegos de volúmenes y de colores creados mediante la disposición de las especies naturales elegidas. También la introducción de elementos decorativos, como pueden ser esculturas u otros elementos de piedra, va dirigida a hacer el espacio más agradable a la vista.

- El tacto, jugando con la diferentes texturas.

- El olfato, mediante los aromas que desprenden las flores elegidas.

- El oído, que puede jugar un papel importante si existen animales en el jardín o, como hemos visto, si introducimos agua dentro del jardín.

- El gusto puede ser estimulado si el jardín incorpora algún árbol frutal, plantas que den frutos comestibles o especies que se emplean para cocinar.

7- Fachada

Fachada del patio de acceso: Casas de estilo  de lightarchitecture studio
lightarchitecture studio

Fachada del patio de acceso

lightarchitecture studio

La piedra puede ser introducida de otras muchas maneras y con distintos objetivos, incluso puede servir para integrar pequeños jardines, como el de la imagen, dentro de la arquitectura de la casa; depende del efecto que pretendamos conseguir, tendremos muchos tipos de piedras distintas entre las que elegir y multitud de formatos diferentes.

¿De qué otras formas usarías la piedra natural en el jardín?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!