Aseo: Baños de estilo  de davidMUSER building & design

6 ideas geniales para diseñar un aseo con encanto

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Cada habitación de la casa tiene un papel determinado que, en muchas ocasiones, guarda una estrecha relación con el tamaño de la misma. Los aseos son un buen ejemplo de ello. En la práctica, entendemos por aseo un cuarto de baño pequeño que viene a satisfacer necesidades similares aunque con ligeras diferencias vinculadas, fundamentalmente, con los elementos que lo componen o su superficie. Esta última es, no obstante, una de las característica más representativas de una estancia que, habitualmente, dispone de un lavabo y un inodoro, convirtiéndose en un recurso perfecto para prestarse a aliviar a las visitas o, sencillamente, aprovechar espacios que, de otro modo, podrían caer en desuso.

Su esencia práctica no está reñida con las atenciones que, en términos de diseño  y decoración ha de recibir esta habitación de la casa. Los profesionales son expertos en realzar, a través del uso de multitud de recursos, las bondades de un espacio que, sin ser generoso, puede contribuir notablemente a la belleza de los interiores de cualquier vivienda y, por eso, en este libro de ideas, recopilamos algunas recomendaciones básicas para crear aseos funcionales y llenos de encanto.

​Claves básicas para aseos pequeños

Aseo con baldosas hexagonales | Sincro: Baños de estilo  de Sincro
Sincro

Aseo con baldosas hexagonales | Sincro

Sincro

Hablar de aseos pequeños puede sonar redundante pero, dado que el término también se emplea atendiendo otros criterios, no está de más poner el acento en la cuestión del espacio. Dar con el diseño ideal para una superficie que ha de resultar funcional e inspiradora tiene como punto de partida un estudio pormenorizado de las posibilidades del espacio y las necesidades que ha de satisfacer, tanto en términos estéticos como prácticos. Desde esta doble perspectiva, aferrarse a la máxima minimalista del menos es más es de lo más recomendable.

Cualquier diseño de un aseo pequeño debe incorporar como piezas básicas un lavabo y un inodoro y, a partir de ahí, tratar de orquestar una composición armoniosa y equilibrada. La proporcionalidad de los elementos así como la integración del número apropiado de ellos es fundamental. Las soluciones de almacenamiento tienen  cabida en este tipo de aseos pero su presencia no ha de suponer, en ningún caso, una sobrecarga visual del espacio ya que, de otro modo, resultaría contraproducente. La iluminación ocupa también un papel determinante en este tipo de proyectos y potenciar la luminosidad del interior contribuye a trasladar una mayor sensación de amplitud.

Los colores claros, los sanitarios suspendidos y el uso de espejos son recursos propios de los expertos en el diseño de aseos pequeños.

​Aseos bonitos

El tamaño es una cuestión importante que, sin embargo, no impide el diseño de aseos bonitos. Crear una atmósfera que resulte atractiva y funcional en pequeño formato es una tarea que requiere de buenas dosis de inspiración y, en este sentido, la aportación de los diseñadores de baños es de gran ayuda. A la hora de encontrar la mejor solución hay que tener en cuenta que, cada uno de los elementos que formarán parte de la composición, harán su particular contribución al conjunto.

La elección de los materiales, por ejemplo, ya sea en forma de pavimentos o revestimientos, es una de las más interesantes. Dado que las dimensiones de los aseos no son demasiado generosas, aprovechar los elementos constructivos para añadir encanto es una manera perfecta de conseguir una estética atractiva sin sacrificar ni un solo centímetro en superficie.

Los azulejos son uno de los materiales más frecuentes en el diseño de baños aunque, con el paso del tiempo, su presencia ha visto cómo otras propuestas en forma de baldosas hidráulicas, porcelánicos, microcemento e, incluso, madera, pugnan por hacerse un hueco en esta habitación de la casa. El estilo o el presupuesto serán cuestiones que determinen, en buena medida, qué material elegir.

​La importancia del color: aseos blancos

Son muchos los recursos a poner en práctica a la hora de diseñar un aseo con encanto. Sin embargo, el color es uno de los grandes aliados en la tarea no sólo por su capacidad para despertar la inspiración o la calma, sino por su potencial a la hora de crear juegos visuales con los que hacer que el espacio parezca más grande. Los aseos blancos son una opción que evidencia esa doble naturaleza de la paleta elegida.

Los tonos claros, cuyo máximo exponente sería el blanco, potencian la luminosidad de los espacios y permiten que tanto los aseos como cualquier otra habitación de la casa, se perciban más espaciosos. Además, en una estancia dedicada a la higiene, aportan una sensación de pulcritud máxima que, por otro lado, es perfecta para ambientes modernos y minimalistas.

Estilos para el aseo

Con independencia de su tamaño, trasladar un estilo propio al aseo imprimirá carácter y encanto a su interior. Atendiendo al pequeño formato y elementos básicos con los que cuentan, los aseos modernos con una buena opción para optimizar al máximo la estancia. Primar la funcionalidad por encima de la estética es uno de los mantras de este estilo aunque también hay margen para la decoración. El uso de tonos neutros en las composiciones o el mítico binomio blanco y negro da a estos espacios un carácter atemporal al tiempo que los dota de una elegancia constatable. Los pequeños matices cromáticos en forma de accesorios pueden salpicar la escena aunque conviene no abusar para mantener la esencia de la estética contemporánea.

Si lo que buscamos es un ambiente más cálido y acogedor, los aseos rústicos constituyen una alternativa perfecta. Sin llegar a desbordar la estancia con objetos poco prácticos, gustan de introducir detalles tales como jaboneras, espejos con marcos de inspiración tradicional o textiles artesanales que, en suma, crean una atmósfera inspiradora. Las posibilidades en materia de revestimientos suponen un atractivo añadido y es que, frente al uso de materiales cerámicos o tendencias más actuales como el microcemento, son característicos la madera o la piedra que imprimen carácter y atractivo a las composiciones.

​Aseos pequeños con ducha

Los más puristas entienden la definición de aseos como espacios dotados únicamente con lavabo e inodoro aunque, como dice la sabiduría popular, para gustos los colores. El común de los mortales se decanta por el uso de la palabra como término referido a espacios pequeños que, no obstante, pueden incorporar, dependiendo de las dimensiones y la distribución, una zona de aguas. En estos casos, es clave elegir un sistema que se ajuste a la superficie disponible por lo que, los aseos pequeños con ducha son la opción más habitual frente a la alternativa con bañera (más propia de baños amplios e impensable en muchos de los escenarios entendidos como aseos).

Integrar este espacio dedicado a la higiene personal en un aseo requiere de un análisis exhaustivo de las dimensiones disponibles así como de una cuidada atención al detalle para que su presencia no suponga una merma en la percepción visual del espacio y, en consecuencia, pueda trasladar cierta saturación a la composición. Dar continuidad a los revestimientos en tonos claros o utilizar mamparas transparentes para que la panorámica del aseo sea completa son algunas recomendaciones a tener en cuenta a la hora de diseñar aseos con ducha.

​Aprovechar el espacio en aseos grandes

Cambio Sena por Mediterráneo: Baños de estilo  de Egue y Seta
Egue y Seta

Cambio Sena por Mediterráneo

Egue y Seta

Como decíamos, aunque el término suele emplearse para denominar espacios de tamaño reducido dedicados a la higiene personal, también es posible utilizarlo para hablar de aseos grandes. En estos casos, la coquetería de estas habitaciones ofrece ciertos desahogos en términos de espacio, una superficie extra que puede aprovecharse de multitud de maneras. Incorporar algún que otro sanitario que complete la funcionalidad ofrecida por los imprescindibles lavabo e inodoro o, incluso, como veíamos antes, una ducha, suele ser lo más habitual aunque tampoco estás de más aprovechar la generosidad del espacio para introducir elementos encaminados al mantenimiento del orden en forma de estantes o armarios.

¿Pensando en la mejor manera de sacar el máximo partido a tus aseos? Vive la inspiración: 7 baños reformados como dios manda.

¿Tienes más recomendaciones para el diseño de aseos con encanto? ¡Cuéntanos!
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!