El barroco no ha muerto: detalles decorativos

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

La decoración barroca no tiene término medio: o se ama o se odia. Si bien es cierto que siempre da un toque muy elegante y sofisticado a las estancias, su excesivo recargamiento no es apto para todos los públicos. Eso sí, las personas que prefieren diseños elaborados y con muchos detalles encontrarán en este movimiento artístico su verdadero estilo. No obstante, muchos preferirán no despertarse hoy en una habitación al estilo Versalles: la decoración barroca se basa, sobre todo, en los detalles, que combinados con muebles más modernos crean espacios llamativos. 

Nos acercamos hoy a habitaciones que han seguido la estela de Luis XIV y se han dejado llevar por los excesos barrocos de los reyes absolutistas. Una decoración de interiores que nos demuestra que el barroco no solo no está muerto, sino que ha aprendido a convivir con otros estilos.

Patas cabriolé

El barroco hizo de la curva su principal herramienta y casi hace desaparecer la línea recta. Las patas cabriolé son uno de los símbolos de la decoración barroca y no puede faltar en un salón al que le queramos dar ese estilo. Aquí la mesa, las sillas y hasta el aparador cuentan con este tipo de pata. Sin embargo, para evitar el sobrecargamiento típico del barroco, aquí el blanco es el protagonista. Un color claro, puro y sencillo: contraste perfecto para un estilo, el barroco, al que le van más los colores oscuros: negros, fucsias o berenjenas.

Nadando en la abundancia

Hogar de estilo  de Mis en Demeure
Mis en Demeure

Master bedroom

Mis en Demeure

El barroco es cantidad, además de calidad. Los textiles son uno de los recursos más usados en el dormitorio cuando queremos que este tenga cierto aire versallesco. Cortinas, alfombras, almohadones, edredones y hasta el cabecero puede y debe ser de tela. Un aire clásico, con cierto aire romántico y palaciego, en el que no puede faltar un espejo, una butaca de formas rechonchas y redondeadas y la típica lámpara con cristales. Ya lo dice el refrán: mejor que sobre que no que falte. 

El papel pintado

Hemos dicho que la decoración barroca presta especial atención a los tejidos y las texturas. Por eso, no podía faltar un papel de pared que reproduzca texturas propias de las telas, como en esta sala de estar. En contraste con la moderna estantería, y las fotografías de la pared, los aterciopelados cojines y las pomposas cortinas acompañan al papel pintado en su búsqueda del estilo barroco. 

Detalles anacrónicos

Baños de estilo  de Outsourcing Interior Design
Outsourcing Interior Design

Classic bathroom 3d visual

Outsourcing Interior Design

Un gran recurso de la decoración de interiores es jugar con los anacronismos: mezclar detalles que, aparentemente, están fuera de lugar es siempre una buena técnica para sorprender y crear espacios originales. Esta lámpara bien podía estar colgada de un elegante salón de techos altos, tapicería de terciopelo y suelos de mármol. Sin embargo está aquí, sobre una bañera. El detalle sorprende y le da un toque original y elegante a este cuarto de baño. Aunque quizá en esta habitación lo anacrónico es la bañera, puesto que ese ventanal y esas columnas de mármol bien podrían estar en la sala de baile de Versalles.

Una cuestión de lujo

Si algo caracterizó al estilo barroco fue precisamente el gusto por el lujo y la ostentación. De ahí que estemos ante un estilo que huye de lo simple y hace del adorno su santo y seña. En este tocador no faltan los detalles barrocos: dorados que se incrustan en la madera, patas talladas, líneas curvas, espejos grabados… Cierto aire cursi pero con mucho glamour para el rincón más narcisista del dormitorio. 

Pura exageración

El objetivo del estilo barroco no fue nunca pasar desapercibido. De ahí que se sirviera de los recursos más llamativos para crear un estilo inconfundible. El uso de los plateados y los dorados, que se relacionan con el lujo y la elegancia, son obligados si queremos dotar de cierto aire barroco a nuestra casa. En este vestíbulo no se han escatimado en detalles: desde el tapizado de terciopelo de la enorme butaca, hasta el abigarrado marco plateado del enorme espejo, pasando por la consola de patas con retorcidas volutas. Todo habla de barroco, todo habla de lujo. 

Si quieres leer más sobre cómo traer el lujo a nuestra casa, échale un vistazo a este libro de ideas.

¿Qué detalles barrocos añadirías a tu casa?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!