Construye un magnífico muro para tu jardín – Paso a Paso

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

Tienes la inmensa fortuna de tener un jardín extraordinario. Y además, quieres disfrutarlo a tope, con absoluta libertad y manteniendo a raya las indiscretas miradas de los vecinos. Te apetece tomar el sol pero te da apuro hacerlo por si alguien está mirando; organizas cualquier actividad lúdica con tus amigos y la presencia de algún vecino limita tu libertad de actuación. Eres consciente de que lo que divide ambas parcelas no es lo suficientemente eficaz para mantener tu intimidad. Estás en tu casa y se trata de disfrutar libremente de ella. A continuación te proponemos varias ideas para que construyas tu propio muro o valla de jardín y aísles tu espacio de las atentas miradas de otras personas. Encontrarás propuestas sobre materiales, diseños y pasos a seguir para elevar tu intimidad.

Primera elección: el material

TERRAZA ATICO BARCELONA CECILIA POZZI INTERIORISMO: Jardines de estilo clásico de CECILIA POZZI INTERIORISMO
CECILIA POZZI INTERIORISMO

TERRAZA ATICO BARCELONA CECILIA POZZI INTERIORISMO

CECILIA POZZI INTERIORISMO

A la hora de elevar una división en tu jardín, primero debes decidir qué tipo de material deseas emplear para dicha construcción. Una primera opción es apostar por lo sencillo y utilizar la madera, creando una celosía; hay muchos y variados diseños y tipos de madera que puedes emplear, teca, pino, haya… O también puedes embarcarte en una obra de mayor calado y construir un muro de ladrillo o de piedra. Si prefieres esta opción, sigue leyendo este artículo porque en él descubrirás todo lo que has de tener en cuenta.

Segunda cuestión: las herramientas adecuadas

Y como herramientas para ayudarnos a montar el muro, que nos sostenga todo y no se nos vaya abajo, puedes usar paneles de madera que harán de encofrado, entre los cuales pondremos las piedras. Para darle más consistencia al muro, puedes emplear también cemento para que las piedras liguen mejor entre sí. Necesitarás por lo tanto un martillo para partir la piedra, un recipiente para el cemento y un aplicador del mismo. Vas camino de convertirte en todo un experto.

Tercero. Prepara el suelo…

Jardines de estilo moderno de AQ3 Arquitectos
AQ3 Arquitectos

​Roof Garden + Terraza Syscom:

AQ3 Arquitectos

Excava una zanja del largo del muro bajo el nivel del suelo. Esta zanja actuará como cimiento y evitará que las rocas se deslicen hacia adelante por la presión de la tierra de atrás.Trata de hacer la zanja, preferiblemente, en suelo natural en vez de en tierra suelta agregada, ya que el primero proveerá de una base más estable para el muro. Nivela la zanja del cimiento. Empareja el suelo al lado del muro con una pala y por último, llena la zanja con piedra triturada o polvo de piedras. Este material también será útil para rellenar huecos.

… y haz un buen drenaje

Estanque: Jardines de estilo moderno de CPJP S.L.
CPJP S.L.

Estanque

CPJP S.L.

El drenaje es una construcción simple, pero versátil, que se puede usada para drenar agua estancada de lugares difíciles en tu jardín o sótano. El proceso es muy simple; sólo se necesita un poco de preparación y planificación, las herramientas y materiales correctos, y un poco de conocimiento sobre el bricolaje. Tendrás que cavar una zanja, forrarla con tela de jardín, rellenarla con grava, colocar el tubo por donde drene el agua y finalmente cubrir la zanja de nuevo.

Comienza a elevar el muro

Apila las rocas más grandes en la zanja. Coloca el lado plano mirando hacia adelante y levemente inclinado. La roca debe estar apoyada por detrás con relleno de tierra. Haz esto en todo el largo del muro, con cada roca grande tocando la próxima. Evita dejar huecos verticales en el muro. Trata de reacomodar las piedras de modo que no queden brechas. Encuentra piedras complementarias para rellenar los espacios entre grandes rocas. Estas rocas pueden ser más pequeñas, pero tendrán que ser de una forma que se ajuste al hueco entre las piedras más grandes. Asienta el lado plano de roca hacia afuera y apóyala rellenando con tierra por atrás.

Por último la lechada

A demás de ser estéticamente atractiva, la lechada mantiene los materiales en su lugar y los protege de daños. Mezclar la lechada es rápido y sencillo, aunque es mejor prepararla en pequeñas cantidades para que puedas aplicarla rápidamente antes de que se seque. Si no sabes todavía qué tipo de lechada usar en tu proyecto, considera bien qué opciones tienes ya que si usas la incorrecta tu proyecto puede terminar desmoronándose, sin una buena protección o decolorado.

¿A qué no es tan difícil construir un muro de piedra?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!