5 dormitorios donde triunfa el blanco

5 dormitorios donde triunfa el blanco

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Por mucho que los colores, los complementos y los papeles pintados se empeñen en tratar de acaparar la atención, lo cierto es que el blanco sigue siendo el color que más elegimos cuando hablamos de decoración. Quizá porque sabemos que siempre es una apuesta segura, o porque hace los espacios más luminosos, o porque transmite cierta calma y tranquilidad, o porque combina con todo. Lo cierto es que el blanco sigue dominando nuestra casa. Hoy nos vamos a centrar en la decoración de dormitorios donde predomina el blanco, aunque este no sea el único color de la habitación. ¡Vamos a verlos!

Personalizando el blanco

El blanco es un color ideal para los espacios oscuros, puesto que aporta luminosidad, pero también es un gran color para los dormitorios que, como este, tienen una gran ventanal. Sin embargo, el blanco también hay que usarlo con cuidado, puesto que puede resultar en ocasiones demasiado aséptico e impersonal. Para evitarlo, nada mejor que romper la monotonía del blanco con pequeños complementos de color. Aquí, los coloridos cojines de la cama aportan una nota de frescura a este dormitorio. 

El contrapunto negro

No hay mejor contrapunto para un dormitorio en blanco que ciertas pinceladas de negro aquí y allá. Aquí, el predominio del blanco se ve roto por el suelo negro, las cortinas y algunos complementos, como cojines y lámparas. El negro tiene fuerza, pero gracias al fondo blanco resalta muchísimo más. Además algunos toques pastel de color no faltan en el dormitorio, creando un ambiente cálido.

Las combinaciones en blanco y negro dan para mucho. Si quieres ver más ejemplos, échale un vistazo a este libro de ideas.

El blanco y la madera

Es indudable que si hay un color que combina bien, ese es el blanco. Por eso siempre es una opción acertada para mezclar con la madera. En este dormitorio la madera no solo está en el suelo, sino en la pared. La madera aporta un toque cálido y acogedor, mientras que el blanco aporta pureza y luminosidad. En esta habitación, además se ha jugado con colores grises y plateados en los cojines sobre la cama, y con tonos morados pastel, que aportan un punto diferente sin romper con la suavidad del blanco.

Contrastes

Cuando usamos un color llamativo para el cabecero de nuestra cama, como es el caso de esta habitación, de un intenso color berenjena, hay que tener cuidado a la hora de escoger los colores para la ropa de cama. En este dormitorio es de color blanco, lo que le da más  luz y un aire de calma y tranquilidad a la habitación.

La gama de los blancos

Del blanco más puro al blanco roto, las tonalidades de este color son muchas y muy variadas. En este dormitorio se ha introducido también una variante muy suave del azul, que aunque rompe con el blanco, mantiene las sensaciones que este color consigue aportar a las habitaciones: claridad, calma y bienestar.

Y a ti, ¿con qué color te gustaría decorar tu dormitorio?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

¿Necesitas ayuda con tu proyecto?

¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!