¡De casa normalucha a vivienda moderna!

Vanesa Matesanz Vanesa Matesanz
Loading admin actions …

Cuando una reforma se hace bien, puede cambiar radicalmente cualquier entorno. Y ese es el caso de esta casa ubicada en São Paulo, Brasil, que te traemos en este libro de ideas.

Dirigido por la arquitecta Ornella Lenci, se trata de un proyecto que ya existía en la imaginación de la pareja de propietarios de la vivienda incluso antes de comprar la casa. Ambos tenían el sueño de dejar su viejo apartamento para vivir en una casa con jardín y más espacio, y encontraron este lugar con un potencial enorme para la reforma.

Esta vivienda ya contaba con habitaciones amplias, bien iluminadas y ventiladas. Sólo había que darle una vuelta. Vale la pena conocer este proyecto para inspirarse en una posible reforma que vayamos a realizar nosotros. ¡¿Vamos allá?!

1. Antes: materiales desfasados

Viendo esta zona de la casa (la misma que en la fotografía anterior pero desde la perspectiva contraria) volvemos a ver de una forma clara cómo se necesitan urgentemente unos nuevos materiales para el suelo  y las paredes. ¡Nuevas ideas! Es un espacio que tiene muchísimas posibilidades, muy muy grande, pero que tal y cómo está no vale nada estéticamente…  

Después: un rincón actual

La incorporación de acabados rústicos y de nuevas paredes y suelos han conseguido justamente lo que se esperaba… ¡una nueva vida! La pared de ladrillo visto pintada en un tono blanco es todo un acierto en color y textura, así como su combinación con el sofá (¡extremadamente suave y confortable!). Un rincón que mezcla en perfecta simbiosis los acabados más clásicos, los más rústicos y algún que otro toque moderno. ¿Qué opinas?

2. Antes: un espacio aburrido y oscuro

 de estilo  de Ornella Lenci Arquitetura
Ornella Lenci Arquitetura

Sala de Estar_Entrada – ANTES

Ornella Lenci Arquitetura

Antes de la intervención de los profesionales, las habitaciones de esta casa no eran más que espacios muertos, muy comunes y sin nada que destacase más allá del enorme espacio que proporcionaban para jugar y conseguir un bonito resultado (como el que ahora veremos). La habitación tenía un ambiente algo oscuro sobre todo debido a una iluminación ineficiente y a unos suelos y paredes en tonos que restaban luminosidad.

Después: un salón acogedor y luminoso

Después de la intervención, el salón tiene un nuevo look, parece que incluso ha ganado metros cuadrados. El truco consistía en apostar por pintura en colores brillantes, tonos también presentes en tejidos y muebles. Para traer aún más calidez y elegancia, se introdujeron algunos elementos decorativos estampados y colores suaves. Además de que los objetos decorativos aportan muchísima personalidad. Nos encanta el punto de luz, tan cálido y acogedor, que sale directamente del mueble. 

3. Antes: una cocina anticuada

No es que la cocina no pudiese utilizarse estando como estaba. No es que estuviese rota. Es que se había quedado completamente anclada en el tiempo, en unas cuantas décadas atrás. Una cocina común como hay miles en el mundo. Los colores son apagados, antiguos… los materiales completamente desfasados. Por lo que los nuevos compradores de la casa no dudaron ni por un segundo el renovarla al 100%.

Después: el blanco es protagonista

La distribución se mantuvo igual, pero el resultado es completamente diferente. Vemos una cocina muchísimo más luminosa, más limpia visualmente, más actual. Se ha cambiado completamente la paleta de colores de los muebles por otra más viva, además del revestimiento de las paredes: de un azulejo cuadrado en color crema a un azulejo tipo mosaico en color grisáceo. ¡Menudo cambio!

¿Con qué cambio te quedas?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!