Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

Simpáticos y prácticos taburetes en todas las cocinas

Armando Cerra Armando Cerra
Loading admin actions …

Los taburetes son un pequeño mueble en muchos casos imprescindible por su enorme versatilidad en cualquier cocina. Y no se quedan ahí. Muchos de ellos llegan a rondar por todas las habitaciones de la casa, incluso llegan a la terraza y el jardín. Su uso básico está claro que es como asiento, más alto o más bajo, a veces con respaldo aunque generalmente sin él. Pero también es muy común que se conviertan en un escalón que nos permite llegar hasta las estanterías más altas. Es decir, es un mueble básico en cualquier cocina. Y al igual que hay diferentes líneas de diseño para equipar esas cocinas, lógicamente los taburetes tienen que ir a juego, por eso se pueden encontrar en el mercado con apariencias y materiales muy distintos, de los más clásicos a otros extraordinariamente novedosos. Con la enorme ventaja, de que su sencillez hace que los diseñadores hayan encontrado un mueble que se puede llegar a transformar en un elemento decorativo de primer orden.

Taburete, silla o banqueta

Este modelo de taburete es la versión alta y con un breve respaldo de este tipo de muebles. Aquí el diseñador valenciano Enrique Martí presenta un taburete con estructura maciza de madera de haya, que puede modificarse con versiones de plástico. En cualquiera de esos materiales, si se tiene varias de estas sillas, se pueden ir apilando para barrer el suelo, almacenarlas o transportarlas. Y como él mismo explica, en su concepción se ha inspirado en los clásicos de hacia mediados del pasado siglo XX.

Clásico y cómodo

Este taburete es el modelo de diseño más clásico, es decir, cuatro patas cilíndricas de madera e inclinadas para sostener a corta distancia del suelo un asiento circular. Pero en las versiones más tradicionales este asiento sería también de madera, sin embargo aquí se le ha aplicado la comodidad de relleno esponjoso y el tapizado en piel, de colores atrevidos y modernos, rompiendo así los parecidos con los taburetes más rústicos.

Taburetes para la cocina o para el jardín

Taburetes en madera de palets.: Salones de estilo  de Ein Mamëll
Ein Mamëll

Taburetes en madera de palets.

Ein Mamëll

La nueva vida que han descubierto para los palets de transporte también ha alcanzado al diseño de taburetes. Aquí vemos un ejemplo. Su madera se ha reciclado, cortado, barnizado y tratado para convertirse en las patas y asientos de este tipo de taburetes, que tanto pueden ser útiles en una cocina, como sacarse al porche o al jardín si en algún momento falta un asiento.

Un salero gigantesco

Taburete Thai Natura: Salones de estilo  de DECORSIA HOME,S.L.
DECORSIA HOME,S.L.

Taburete Thai Natura

DECORSIA HOME,S.L.

Este otro taburete es la modernidad total. La rusticidad de la madera de los taburetes más tradicionales aquí ha desaparecido por completo. Con un poquito de imaginación parece un inmenso salero, pero claro no hay nada en su interior. Se trata de una asiento muy decorativo para nuestras cocinas, y también muy útil y resistente para subirnos en él y alcanzar la última balda de los armarios.

Otro taburete regulable

Este otro modelo también permite regular la altura del asiento, pero en este caso su aspecto es muy industrial.  Lo cual no significa que no posea un componente de elegancia, y sobre todo de creatividad, por esa singular mezcla de materiales metálicos con la superficie de madera del asiento, y la combinación de la ligereza visual de su estructura de apoyo y la gran rosca que permite el variarle su altura.

Un gato hidráulico para sentarse

Cualquier línea de diseño puede ser adecuada para este tipo de asientos. ¿Por qué no un taburete muy vintage? Aquí vemos una buena muestra. El asiento está realizado en madera, pero una madera tallada con un relieve. Y todo el taburete tiene el aspecto de lo vetusto que le concede el acabado en óxido metálico, a lo que se añade la presencia de ese gato hidráulico que hace muy divertido el modo de ganar o perder altura en el asiento. Desde luego, será el mueble favorito de la cocina para los niños de la casa.

La geometría también es moderna

Salones de estilo  de ORTerfinder
ORTerfinder

Tisch HolzX 1

ORTerfinder

En este otro modelo, volvemos a la madera como material principal, pero lo que han desparecido son las formas curvas habituales de los taburetes. Aquí la madera en crudo y barnizada se presenta a base de cortes completamente rectos creando formas descendentes o ascendentes según se quieran mirar. Es decir, vuelve a ser un elemento muy práctico y decorativo para las cocinas más modernas.

Minimalismo total

Si en el caso del taburete anterior se ha ido tallando y devastando la madera, aquí se trata de todo lo contrario. Se han ido encolando y añadiendo tablas de madera oscura hasta crear un gran bloque. Pero para darle dinamismo al mueble, se ha jugado con una forma cóncava o convexa en sus laterales. Su sencillez es un claro exponente de los diseños más minimalistas, lo que no es impedimento, para que al verlo inmediatamente que se aprecie que es un elemento completamente seguro, no solo para sentarnos sino para ponernos de pie sobre él, y que haga de improvisada escalera.

Un toque de primitivismo

Salones de estilo  de homify

Si los dos anteriores taburetes poseen unos aires muy industriales, en este caso se ha optado por el otro extremo. Lo más natural y primitivo. Como si su creadora, Clémentine Mechri, hubiera encontrado un gran tronco por el bosque, se hubiera puesto a tallarlo a su antojo, jugando con las vetas y nudos de la madera, hasta encontrar esta forma tan singular y aparentemente improvisada. Pero no contenta con ello, luego armada de un soplete ha ido calentando la madera, hasta darle esos toques negruzcos como si la hubiera rescatado de una hoguera. Pero en realidad, no hay nada de improvisación en este mueble, y mucho de creatividad.

Taburetes para toda la casa

Acabamos con un modelo de taburetes, que desde luego pueden tener cabida en la cocina, pero también pueden aparecer por cualquier rincón de la casa. Sus colores, su ligereza y su tamaño los convierte en un asiento ideal para los niños, que se lo irán llevando a su cuarto o al salón, no solo para sentarse sobre él, sino que también serán su mesa móvil e incluso lo integrarán como un juguete, como una improvisada montaña para sus muñecos.

¿A qué suena simpática la palabra taburete?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!