Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro

La casa de campo de tus sueños

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

La casa de campo que hoy os mostramos se encuentra en la ciudad portuguesa de Penafiel, orientada hacia el precioso Vale do Cavalum. Desde aquí se tienen increíbles vistas de la naturaleza y del horizonte casi infinito. Con una forma irregular y diferentes cotas, el terreno ofrece una zona plana en la confrontación con la vía pública que se ha aprovechado para ubicar la construcción. La intención de los autores, los arquitectos del estudio Frari, era que al entrar el visitante se sintiera protegido, por eso la entrada retranqueada y desde la vía pública. Pero una vez traspasada la barrera, uno pudiera sentirse libre al contemplar las vistas del valle.

La fachada sur

Si el acceso está en el norte, en el sur se encuentra la fachada con vistas al valle. Una fachada protegida del viento y del sol gracias a ese retranqueo que genera un pequeño vuelo. Al final, esta vivienda unifamiliar se ha convertido en una preciosa pieza de arquitectura blanca y sencilla, de una planta, con la intención de integrarse lo mejor posible al entorno.

Un volumen sencillo

Los 390 m² de la vivienda se distribuyen en dos niveles, uno visible y el otro, enterrado. De esta manera la vivienda se materializa en una pieza horizontal con forma rectangular y aproximadamente 30 metros de fachada.

 Lo más interesante del proyecto es la forma de insertarse en el terreno, buscando, por un lado, la conexión con la vía pública y por otro con la naturaleza. En la imagen vemos justo la esquina en la que sucede esta transición: pasamos del suelo pavimentado al suelo natural.

El acceso

El acceso ocurre por la zona norte y está pensado como un espacio pequeño y recogido conectado con la vía pública.  Pero este acceso tiene dos funciones principales: una es servir como eje, puesto que detrás de la entrada se encuentra un patio que divide la casa en dos; y por otro, despertar la curiosidad del visitante, ya que desde aquí podemos observar el valle a través de los huecos de la fachada sur.

El patio central

Funcionalmente la casa se organiza mediante un eje que divide la planta baja en dos: el área social , con las salas de estar, la cocina y las zonas técnicas;  y el área más privada  con los dormitorios. El patio central, ubicado en la continuación del hall de entrada es el que marca el límite de cada una de las dos secciones.

Estancias amplias

Desde el patio central tenemos acceso a las dos áreas. Si giramos a la izquierda entramos en la zona social, con el salón, el comedor y la cocina. Veremos que se trata de un área amplia y sin particiones con una serie de huecos en la fachada sur que definen un ritmo constante y que nos ofrecen unas vistas increíbles al valle.

Para la decoración se han usado sobre todo colores neutros de base, como el marrón del parqué y de los muebles y el blanco de las paredes. Y luego se ha trabajado con las diferentes texturas. Los diseñadores no querían restar protagonismo al entorno natural.

Un baño lleno de reflejos

En esta imagen comprobamos que la casa no cuenta únicamente con un patio central, sino que también se abren otros más pequeños que sirven para distribuir las estancias y llenarlas de luz. Como es el caso del cuarto de baño. Una habitación en la que la conexión con el exterior es directa. El patio ofrece mucha luz pero también profundidad, la cual se ve enfatizada por los brillos y reflejos del revestimiento de paredes y suelo.

La cocina

La cocina se encuentra vinculada a una de las aperturas de la fachada sur. Justo en una de esas franjas, por lo que es un espacio lleno de luz y con unas vistas maravillosas.

Se diseña completamente en blanco, pensando en la funcionalidad y la comodidad, por eso toda la pared del fondo se llena de armarios para el almacenamiento y cuenta con una gran encimera donde se cocina pero también pensada para usarse como barra.

Lugares de tránsito

Los pasillos son lugares que lejos de ser oscuros y desaprovechados, se convierten en espacios con armarios y a los que llega la luz de los diferentes patios. La misma madera que veíamos en otras estancias como el salón, o los brillos y tonos crema del baño, se ven también aquí, de manera que se genera una imagen de conjunto.

¿Qué os ha parecido el proyecto?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!