MONTSENY: Salones de estilo  de HOUSE HABITAT

El aislamiento térmico perfecto para tu vivienda

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez

Solicita Cotización

Número incorrecto. Por favor, compruebe el código del país, prefijo y número de teléfono.
Al hacer clic en 'Enviar' confirmo que he leído los Política de protección de datos y acepto que mi información anterior será procesada para responder a mi solicitud.
Nota: Puedes cancelar tu consentimiento enviando un email a privacy@homify.com con efecto futuro
Loading admin actions …

Una casa es mucho más que cuatro paredes coronadas por un coqueto tejado. Cada uno de los  elementos constructivos que forman parte del conjunto cumple una función y, en no pocas ocasiones, los materiales elegidos condicionan la efectividad de su presencia. Más allá del diseño o la decoración de interiores, cuestiones como el aislamiento térmico de una vivienda constituyen un capítulo fundamental a la hora de plantear un proyecto de éxito.

En la práctica, el sistema empleado depende, en buena medida, de la oposición que los distintos materiales disponibles en el mercado en términos de aislamiento, presentan al paso del calor a través de ellos. Los más resistentes se conocen como materiales aislantes y, su definición más técnica, se refiere a aquellos utilizados en construcción como barrera para evitar el paso del calor entre dos medios que, por norma, tienden a igualar su temperatura.

Una de las contribuciones principales de un correcto aislamiento término tiene que ver con el ahorro energético. Dado que evitan la pérdida de frío y calor en el interior de una vivienda, optimizan el gasto energético reduciéndolo en torno a un 25% la factura. Además, ese ahorro supone una reducción en el impacto del consumo en el medio ambiente y, en términos de habitabilidad, se traduce en un mayor confort y aprovechamiento de los interiores.

¿Qué significa aislamiento térmico?

Vivienda en Broño: Casas de estilo  de AD+ arquitectura
AD+ arquitectura

Vivienda en Broño

AD+ arquitectura

¿Imaginas vivir en medio de una montaña azotada por las bajas temperaturas sin contar con unos buenos muros que salvaguarden la temperatura interior? ¿Soportar las altas temperaturas estivales sin recurrir a buenos sistemas de ventilación o técnicas que reduzcan la acumulación del calor? La arquitectura se enfrenta a multitud de escenarios en los que, un conocimiento profundo de los recursos adecuados para combatir según qué situaciones es fundamental.

El aislamiento térmico es una de las cuestiones que ha de atender todo proyecto constructivo y, sus especificaciones, vienen recogidas en el llamado Código Técnico de Edificación (CTE). El documento hace referencia, entre otras cosas, al aislamiento mínimo necesario en cada caso y es que es el marco normativo de referencia en términos de seguridad y habitabilidad.

En la práctica, el término en sí se refiere, como comentábamos en la introducción, a la capacidad de ciertos materiales para resistir el paso del calor a través de ellos, evitando los cambios de temperatura entre ambientes.

​Elementos susceptibles de contar con un buen aislamiento

Rehabilitación de cubiertas de vivienda unifamiliar: Tejados de estilo  de A-kotar
A-kotar

Rehabilitación de cubiertas de vivienda unifamiliar

A-kotar

Disponer de un buen aislamiento térmico es una garantía de interiores confortables y casas eficientes ya que, en función de los materiales elegidos para conseguirlo, puedes evitar las pérdidas de calor en invierno o el recalentamiento en verano. Los escenarios que conviene aislar correctamente dependen, en parte, de las necesidades habitacionales particulares así como del tipo de instalación aunque, en líneas generales, se concretan en los elementos constructivos de cualquier vivienda.

En este sentido, son susceptibles de contar con un buen aislamiento térmico tanto las fachadas como las paredes o tabiques (esto es, las divisiones interiores del espacio), las cubiertas o tejados (con diferentes sistemas en función de si se trata de cubiertas planas o inclinadas y de si se opta por un aislamiento interior o exterior), suelos (colocando el aislante térmico sobre el forjado de hormigón) y techos (muy útil para evitar las pérdidas de calor pero también para optimizar espacios como buhardillas o áticos que, generalmente, están conectados con el exterior).

​Materiales más frecuentes

Montaje de aislamiento de piedra:  de estilo  de FHS Casas
FHS Casas

Montaje de aislamiento de piedra

FHS Casas

El catálogo de materiales destinados al aislamiento de viviendas es amplio y, en muchas ocasiones, los sistemas elegidos actúan como aislante térmico y acústico a la vez. La diferenciación principal separa los materiales en tres grandes grupos: aislamientos minerales, sintéticos y reflexivos a los que, más recientemente, se han sumado los considerados aislantes ecológicos.

En lo que a aislantes minerales se refiere, los más populares son la lana de roca y la fibra de vidrio. Se trata de materiales flexibles compuestos, básicamente, por arena silícea en el caso de la fibra de vidrio y con roca basáltica para la lana de roca tradicional. Ambas actúan como aislante térmico y acústico y, en líneas generales, son fáciles de instalar, ofrecen garantías en caso de incendio y son respetuosas con el medio ambiente.

Poliestireno expandido y estruido componen el catálogo de propuestas en términos de aislantes sintéticos. Son relativamente económicos y ligeros y pueden emplearse como refuerzo de aislamiento térmico en diferentes escenarios.

Completando la triada de materiales cabe señalar el aislamiento térmico reflexivo que se concreta en aislantes multicapa y burbuja. Sus particularidades lo convierten en una opción ideal para aislar estructuras de pladur o cubiertas inclinadas.

​Aislamiento térmico exterior

Las diferentes actuaciones que puedes acometer en tu casa en términos de aislamiento térmico determinarán cuál es la mejor manera de llevarlo a cabo. Si estás decidido a emprender la tarea desde el exterior, esto es, generalmente en fachadas o cubiertas, lo habitual es optar por planchas rígidas fabricadas en poliestireno extruido o lanas minerales y espumas fijadas a la pared. Se trata de un material que no pierde propiedades al mojarse y, en consecuencia, de un aislante duradero. Dada su capacidad de resistencia al agua, su uso está recomendado igualmente para cubiertas y suelos.

Este sistema de aislamiento térmico exterior permite corregir fácilmente los  puentes térmicos pero, si se trata de la fachada de un edificio, recuerda que habrás de contar con la aprobación de los vecinos para poner en marcha la actuación.

​Aislamiento térmico interior

MONTSENY: Salones de estilo  de HOUSE HABITAT

Aunque se recomienda plantear el aislamiento térmico de una vivienda con una visión de conjunto, esto es, desde el interior y el exterior, lo cierto es que centrarse en la parte intramuros es una opción más económica. Como hemos visto, existe un amplio catálogo de materiales que puedes escoger y que se concretan, por ejemplo, en lana mineral, poliestireno expandido o extruido, reflexivo y alternativas naturales para paredes; la misma solución evitando los aislantes naturales e incluyendo paneles sándwich para cubiertas y aislamiento de buhardillas o lanas minerales y poliestireno extruido para suelos.

En cualquier caso, lo mejor es contar siempre con un asesoramiento profesional que te permita analizar cada alternativa con sus ventajas e inconvenientes.

​Alternativas sostenibles

Panel con núcleo aislante térmico y acústico de corcho natural.:  de estilo  de panelestudio
panelestudio

Panel con núcleo aislante térmico y acústico de corcho natural.

panelestudio

En un repaso como este por las ideas más apropiadas para un correcto aislamiento término no podíamos dejar de mencionar unos materiales que ganan popularidad. Hablamos de aislantes ecológicos cuyos mayores exponentes son el corcho y el geotextil.

El primero de ellos es totalmente ecológico, con una gran capacidad aislante, durabilidad superior a otras alternativas y, además, puede dejarse a la vista. Es perfecto para paredes y suelos y un gran protector contra la humedad. Siguiendo con propuestas medioambientalmente sostenibles, el geotextil está fabricado a partir de materiales textiles reciclados. Es un gran aislante térmico y acústico que, además, ofrece una interesante resistencia a la tracción.

​Otros aislamientos

Junto a la atención prestada a la temperatura, otra de las tareas habituales que suele incorporarse en multitud de proyectos de reforma tiene que ver con el ruido. Dotar a una o varias estancias de un correcto aislamiento acústico constituye una tarea frecuente, sobre todo, en lugares sitiados por un tráfico constante, trasiego de personas a cualquier hora del día e, incluso, espacios cuya calma puede verse mermada por el ruido constante de electrodomésticos.

Las principales contribuciones de los aislantes acústicos son la reducción de las reverberaciones, la eliminación de ecos o la limitación de la proyección de sonidos hacia el exterior. Su instalación suele acometerse en paredes, techos y fachadas, siendo los materiales más empleados en este campo el polietileno, la napa, poliuretano, melanina o, sencillamente, cerramientos contundentes y de calidad en forma de puertas y ventanas que, por otro lado, también contribuirán a un buen aislamiento térmico.

¿Conocías las alternativas y beneficios de un correcto aislamiento térmico?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo  de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!