Sobre una montaña de piedras aflora ¡una casita de escándalo!

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

En Pedro Quintela Studio no entienden la arquitectura sin su contexto. Este estudio de arquitectura portugués siente un amor profundo y respetuoso por la naturaleza. Cada uno de sus proyectos parte de un análisis previo del lugar, de lo que transmite, de su fuerza. Sigue por un periodo de reflexión y concluye con la creación o diseño. Por este motivo, sus proyectos o cualquiera de sus productos -también son diseñadores- tienen un estilo muy personal. Como la vivienda que hoy os mostramos. Una construcción que parte de una ruina apodada el monte de piedras.

¿Cómo empezó todo?

Situada en la localidad de Malveira da Serra, en la Sierra de Sintra, la construcción mira hacia el Océano Atlántico y se orienta hacia el sur, recibiendo gran cantidad de luz. Cuando el arquitecto visitó el sitio quedó totalmente prendado con el lugar y ayudó a los propietarios a finalizar la compra del inmueble, porque estaba seguro de que esa antigua vivienda, en un estado bastante avanzado de degradación, podía convertirse en un verdadero paraíso, y que su patio, antes utilizado con fines agrícolas, podría ser lo que vemos en la fotografía.

La intervención

Dadas las características del lugar, la intervención comenzó por un proceso de vaciado y de limpieza de las ruinas. Este llevó a descubrir que esas ruinas tenían mucho potencial y una increíble belleza y por este motivo el arquitecto se replanteó la estrategia.

Después de un conocimiento profundo del lugar la intervención se centró en reinterpretar el lugar y en dotarlo de una nueva vida.

Materiales reciclados

Aunque solo unos pocos muros de piedra han sobrevivido a la acción del tiempo, la intención de preservar la identidad y la memoria de la construcción original condujo a integrar parte de esa piedra en la nueva construcción, así como a trabajar con materiales naturales como el pino y el granito propios de la región. Pero lo más interesante de todo es que gran parte del material recopilado de la antigua vivienda se reutilizó dándole un nuevo uso y función.

Muebles que nacen del lugar

El proceso de diseño que realizó el arquitecto es muy diferente al que se realiza normalmente. Él partió del lugar, era su lienzo, y a partir de ahí, fue adaptando todo lo demás. Incluso los muebles, que no se añadieron a posteriori, sino que fueron surgiendo a medida que los espacios se definían.

La sala de estar

En los interiores los materiales naturales, como la piedra y la madera son los que definen el estilo rústico y muy cálido de toda la construcción. Materiales que se combinan con unos tejidos neutros y suaves como el blanco y el gris, así como con una decoración de tipo tradicional.

Aunque tampoco se ha prescindido de mobiliario de diseño como la mesa de madera de líneas muy sencillas de la sala de estar.

El comedor

La imagen del comedor difiere bastante de la que veíamos del salón. Ahora esta estancia, aunque sigue con el estilo rústico, algo que no se puede perder -sobre todo por la configuración espacial y el techo y y suelo de maderas- la decoración y el mobiliario son una mezcla entre lo rústico y lo moderno, una especie de interpretación de ambos estilos consiguiendo una mezcla perfecta. Incluso aparecen superficies de vidrio, contrastando con la calidez del ambiente.

La cocina

La cocina, conectada con el comedor, sigue esta tendencia de mezclar lo tradicional y lo moderno. La madera sigue siendo el material más utilizado, como por ejemplo en las estanterías o la encimera, pero los electrodomésticos en acero galvanizado ofrecen una visión mucho más actual y práctica de este espacio.

El dormitorio

El dormitorio puede ser la estancia más especial de toda la casa. Aquella en la que la historia y el encanto de la casa consigue su máxima expresión gracias a esa pared de piedras enormes que coloniza todo el espacio. Un pedacito de la montaña de Sintra ha conseguido colarse en el interior. Y claro, la decoración se reduce a lo mínimo para darle toda la importancia a ese muro natural.

Conexión directa con la naturaleza

A través de esta fotografía podemos apreciar el profundo interés del arquitecto por conectarse con la naturaleza, por potenciar las vistas y por relacionar la construcción con el entorno de una manera respetuosa y armónica. Algo que consiguió, entre otras cosas, porque Pedro Quintela pudo probar de primera mano el poder del lugar, ya que se trasladó a vivir a a una construcción vecina durante todo el proceso de la obra.

¿Qué os ha parecido la intervención?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!