La casa-maravilla: Blanco en estado puro

Silvia Pino Silvia Pino
Loading admin actions …

Hasta la ciudad francesa de Lille nos trasladamos hoy para conocer esta vivienda diseñada por el estudio de arquitectura Mayelle. ¿Y por qué la traemos? Principalmente, porque se puede considerar el estandarte del diseño de interiores blancos, de la reproducción de espacios oníricos, espacios que invitan a la imaginación, a la ensoñación. El blanco es su herramienta para conseguir elevarnos a otros estados y también su herramienta para mantener una luminosidad y orden constante en toda la casa.

¿Queréis conocer sus trucos? Entonces, quedaos un ratito con nosotros.

Entre nubes de algodón

Ya en un primer contacto, el salón nos hace sentir algo. Cada persona tendrá una reacción, pero lo que sí está claro es que el uso del blanco en la mayoría de las superficies consigue generar una atmósfera muy especial. Vemos blanco en las paredes, en el techo y en el gran sofá en L que nos recuerda a las nubes de algodón. También la escalera es blanca, y se diseña de manera muy sencilla, en espiral y sin pasamanos. Nos da la sensación de que esté en movimiento.

La gran alfombra tiene un color crema que combina perfectamente con el suelo de madera, aportando un poco de calidez frente a la frialdad del blanco. Pero también aparecen algunos toques de negro, un color que llena a pinceladas el salón de elegancia.

La biblioteca oculta

Seguimos en el salón. Pero la biblioteca que ahora vemos en la imagen antes pasó desapercibida porque estaba oculta detrás de un panel móvil, convirtiendo a toda la pared frontal en una superficie lisa y completamente blanca. Pero al descubrirla, esa misma pared se transforma por completo, y por lo tanto, también lo hace toda la estancia. La biblioteca, negra, forma un conjunto con la chimenea, también casi oculta en ese mueble corrido que sirve también para el almacenaje e incluso como soporte para piezas de decoración.

Puro orden

La cocina tiene un objetivo principal: mantener un orden constante. Por ello se ha diseñado de manera en que todo el caos cotidiano esté bien guardado y a ser posible, en unos muebles sencillos que llamen poco la atención. Todo vuelve a ser blanco, incluso los taburetes de la isla central, aunque aparece sutilmente el negro por medio de esa fotografía que está ahí para recordarnos que esta cocina es más que eso. Es también una estancia en la que poder disfrutar de un momento relajado mientras cocinamos.

El dormitorio

En el dormitorio ya se cuela un poco de color. El marrón y los verdes claros empiezan a colonizar el ambiente. También la madera un poco más oscura y el negro. Y los tejidos arriesgan más, como podemos comprobar en esos dos cojines de la cama.

Aparte del color, la habitación es sencilla y también su decoración con muebles blancos y minimalistas. Nos llama la atención la mesa de escritorio del fondo, probablemente no pensada para trabajar, sino más bien como superficie multiusos.

Un baño de época

Terminamos el libro de ideas con esta bonita imagen del cuarto de baño en el que la pieza protagonista es la bañera de época en color blanco y negro. Su presencia atrae todas las miradas al entrar, pero es el gran espejo de la pared el que consigue llenar el baño de elegancia, de reflejos y de espectáculo.

Hasta aquí llegó nuestra visita. Si os interesa la decoración en blanco, no os podéis perder ’5 dormitorios donde triunfa el blanco’.

Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!