Estilo rústico: derribando mitos

José Manuel Peñalver Romero José Manuel Peñalver Romero
Loading admin actions …

El objetivo del estilo rústico es lograr un ambiente relajado, campechano y tradicional, que gire en torno a la naturaleza. Dentro de este estilo se pueden distinguir varias tendencias, mediterránea, colonial, tropical o country; pero todas comparten la misma base del ambiente rústico: la tranquilidad y la armonía con la naturaleza. Dentro de lo rústico y de esa necesidad de volver al contacto con la naturaleza, también han surgido mitos y estereotipos en cuestiones de decoración, demasiado rígidos, que pueden llegar encorsetar un estilo que, por su espíritu y carácter, es más abierto de lo que se piensa. Lo rústico no tiene porque vivir recluido en el ámbito rural, su personalidad cobra protagonismo en cualquier otro entorno, urbano, industrial o provincial. En este artículo, te ofrecemos una visión más amplia, desmontando una por una algunas creencias de un estilo que nunca pasará de moda.

1. El estilo rústico utiliza sólo la madera

Vivienda en Vega de Selorio: Salones de estilo rural de RUBIO · BILBAO ARQUITECTOS
RUBIO · BILBAO ARQUITECTOS

Vivienda en Vega de Selorio

RUBIO · BILBAO ARQUITECTOS

Nada más lejos de la realidad. Aunque como hemos mencionado, la madera es uno de los protagonistas, hay otros materiales, como por ejemplo el hierro y los metales, que forjados pueden transmitir los mismos valores de lo rústico. También las telas, alfombras u otros materiales sintéticos pueden ser un buen complemento a lo rústico.

2. El estilo rústico sólo es adecuado en viviendas antiguas

Evidentemente las casas viejas que nacieron bajo este estilo son las que recogen mejor la esencia de lo rústico. Muros de piedra o adobe, vigas y techos de madera o suelos antiguos son el alma de este tipo de viviendas. Sin embargo, en construcciones actuales, ya sea en ámbito rural o urbano, la decoración rústica con esos mismos materiales también es posible. Y no es raro ver en algunos apartamentos de grandes ciudades, muebles o elementos que rescatan y actualizan los valores tradicionales del pueblo y del campo. Y además, ¿a quién no le gusta incorporar parte de sus raíces a la decoración?

3. El estilo rústico no es elegante

Comedores de estilo rústico de homify
homify

Curvytile Stone Clay, Mud

homify

Para desmontar esta creencia y demostrar todo lo contrario, lo mejor es darse una vuelta por nuestra web y visitar la cantidad de ejemplos de estilo rústico que en ella tenemos alojados. La elegancia no es un aspecto exclusivo de un estilo u otro, es una cualidad que tiene que ver con el gusto y el criterio con el que se diseña un espacio, independientemente de su estilo. Y te sorprenderás la elegancia que puede llegar a desprender un sencillo comedor con unas sillas, una mesa y un aparador de madera. 

4. Una cocina rústica es incómoda

La comodidad o incomodidad de una cocina viene determinada por el espacio disponible y la organización de sus muebles y complementos. Nada tiene que ver con un estilo. Obviamente, si la cocina de una vieja casa de campo está destartalada, será incómoda, pero no más que una urbana, por ejemplo. Muebles viejos no es sinónimo de rústico, puedes mantener la esencia de lo rústico y diseñar una disposición de tu cocina cómoda y práctica.

5. Los baños rústicos son incómodos

Casa Porto Saler. Formentera. 2000: Baños de estilo rústico de Deu i Deu
Deu i Deu

Casa Porto Saler. Formentera. 2000

Deu i Deu

¿Incómoda la belleza de la piedra natural? ¿Incómodos los detalles de madera en el techo, en los muebles o en la repisa del lavabo? ¿Incómodo el aroma tradicional a limpio de unos suelos de baldosa clásica? A veces, el concepto de lo incómodo es muy inexacto y hace poca muy poca justicia a un estilo que rebosa tradición por los cuatro costados.

6. Comprar una casa rústica es caro

Todo es relativo. El precio de una casa en el campo dependerá del lugar, des estado de la vivienda y de la superficie de la misma. Si bien es cierto que puede que haya que acometer alguna reforma en cubierta, suelos o divisiones, el coste de esta reforma puede ser equiparable al de una vivienda urbana con la diferencia que el valor de mercado de una casa en el pueblo es considerablemente inferior al valor de una vivienda en una ciudad. Ahora, sí la apuesta es por una gran mansión, entonces hay que aflojarse el bolsillo.

¿A qué lo rústico no se limita sólo a una casa de campo?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!