Dormitorios de estilo minimalista de FEDOROVICH Interior

8 trucos para mantener el calor en casa todo el invierno

Isabel Rodríguez Isabel Rodríguez
Loading admin actions …

La bajada de las temperaturas es un rasgo característico de la época invernal. Cuando los mercurios caen, un aislamiento térmico apropiado en casa es fundamental, no sólo para garantizar una estancia agradable en sus interiores, sino también para favorecer el ahorro en la factura de luz o la calefacción. Las puertas y ventanas son elementos que has de cuidar con mimo para mantener el calor en cualquier vivienda. Mejorar su eficiencia es la mejor garantía de mantener el calor en casa todo el invierno.

No obstante, más allá de materiales y estructuras, existen otra serie de recursos que pueden contribuir a una correcta climatización. ¿Quieres conocer algunos trucos? En este libro de ideas repasamos 8 consejos básicos para tener la casa caliente durante los meses de invierno. 

1. Un mantenimiento apropiado

La elección de los materiales es una cuestión capital a la hora de conseguir un correcto aislamiento térmico en el hogar. Sin embargo, con independencia de la materia prima elegida, el mantenimiento resulta capital. Unas ventanas de madera, por ejemplo, acusarán el paso del tiempo y, a largo plazo, requerirán su sustitución. No obstante, puedes prolongar su vida útil y mejorar su eficiencia en términos de aislamiento con un cuidado adecuado y una restauración que elimine grietas o fisuras en marcos y estructuras. 

2. Aislamiento de puertas y ventanas

Aunque, a priori, una buena puerta o ventana puedan parecer suficientes para minimizar la fuga de calor en casa, lo cierto es que no es una simple cuestión de calidad. El mercado ofrece un amplio catálogo de productos que, al margen de los propios elementos en sí, te permitirán aislarlos maximizando su eficiencia. Juntas aislantes, perfiles o goma adhesiva son sólo algunos de los elementos que puedes incorporar a los marcos en contacto con las paredes para mejorar el sistema de climatización de la casa

3. No escatimes en soluciones de aislamiento

Las posibilidades en materia de aislamiento térmico son muy amplias. Entre los trucos que puedes considerar para mantener el calor en casa todo el invierno está el hecho de no escatimar en las mismas. Como decíamos, unas puertas y ventanas adecuadas son grandes aliados pero, al margen de ellas, has de asegurarte de que marcos y contenedores (por ejemplo, de las persianas) estén correctamente instalados y aislados. Tampoco está de más que revises si existen grietas en las paredes y, en el caso de que las hubiera, no dudes en aplicar selladores de silicona, espuma de poliuretano o similares. 

4. Las cortinas, más que un elemento decorativo

Las aberturas en las paredes constituyen el principal punto de fuga del calor desde el interior, además de la entrada de corrientes o frío gélido. Otro truco para mantener la casa caliente en invierno es apostar por unas buenas cortinas. Lejos de ser un instrumento meramente decorativo, estos textiles contribuyen al aislamiento térmico de tus interiores al tiempo que garantizan la privacidad. Las telas pesadas y cálidas son grandes aliadas durante la época invernal en términos de climatización. 

5. Telas cálidas

Parafraseando al mítico Cayo Julio César: la mujer del César no sólo debe serlo, sino parecerlo o, lo que es lo mismo, aplicado a la decoración una estancia no sólo ha de ser cálida sino parecerlo. El sentido de la vista es capaz de despertar sensaciones reales o imaginarias y, en consecuencia, has de cuidar el diseño y decoración de tus interiores para que, además de ser cálidos, lo parezcan. Unos cobertores para los sofás, una buena alfombra o los tejidos apropiados no sólo crearán una atmósfera acogedora sino que son un truco perfecto para mantener el calor en casa. 

6. Una paleta cromática cálida

En línea con lo que comentábamos en la imagen anterior, otro de los recursos a tu disposición para mejorar la calidez de los ambientes tiene que ver con la elección de los colores. Más allá del efecto psicológico, los tonos cálidos pueden contribuir a mejorar la sensación térmica de cualquier habitación. La clave está en combinar esos colores con los materiales apropiados para mejorar tanto la percepción visual como la realidad térmica de tus interiores. 

7. Ventanas gruesas

Una parte fundamental de puertas y ventanas en contacto con el exterior son los cristales. Su grosor es una cuestión de suma importancia a la hora de mantener el calor en casa. Optar por un acristalamiento grueso o uno doble, garantiza una mejor climatización. Las ventanas de aluminio con rotura del puente térmico son una de las soluciones más populares para luchar contra el frío aunque la evolución en el diseño y fabricación de estos elementos ha dado como resultado alternativas como las ventanas de PVC que también ofrecen grandes resultados. 

8. Aislar para ahorrar

Como decíamos al inicio de este libro de ideas, un correcto aislamiento térmico es, además de una cuestión básica para mantener el calor en casa, una fórmula más que apropiada para ahorrar. La inversión en estos sistemas se recupera a medio largo plazo en las facturas de luz o calefacción y es que, la reducción de las pérdidas de calor, implica menores esfuerzos energéticos para caldera los ambientes, limitando, por otro lado, el impacto ambiental de la casa. 

¿Te interesan las casas eficientes? Descubre algunas claves en nuestro libro de ideas: Eficiencia energética – ¡mejora la envolvente de tu casa!

¿Qué otros trucos conoces para mantener el calor en casa durante el invierno?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!