Dormitorios infantiles: ¿rosa para niñas y azul para niños?

María Bausán María Bausán
Google+
Loading admin actions …

Tan acostumbrados estamos a eso de que el rosa es para las niñas y el azul para los niños, que hasta creemos que es algo incluido en nuestro ADN. No sabemos si nuestra información genética dice algo de colores favoritos por género, pero lo que sí sabemos, con toda seguridad, es que de haber escrito este artículo en el siglo XIX, la reflexión sería justo la contraria: azul para las niñas y rosa para los niños. Y es que los colores, como las modas, van cambiando con el tiempo. Esta, la de las habitaciones rosa para las niñas y el azul marinero para los niños, comenzó exactamente hace un siglo. Vamos a conocer el origen de esta moda y por qué puede ser un buen momento para cambiarla de cabo a rabo. 

Azul niña

Si paseamos por el Museo del Prado, o vamos a alguna otra pinacoteca con cuadros religiosos, descubriremos que la Virgen María casi siempre es representada con un manto azul. La explicación es sencilla: el azul se identifica con el cielo y este con la pureza de las almas buenas. Por este motivo, el azul ha sido, durante mucho tiempo, un color asociado a lo femenino. 

Mucho han cambiado las cosas hoy en día y si nos encontramos con este dormitorio infantil, muchos daremos por sentado que se trata de la habitación de un niño. Sin embargo, está demostrado que el azul es el color favorito universal: el que más gusta a más gente, independientemente de su sexo. Así que, si todo es cuestión de modas ¿por qué no puede pertenecer esta bonita habitación infantil a una niña?

El rojo, un color con poder

El rojo fue, durante mucho tiempo, el color de los reyes. Para empezar, el tinte rojo era el más caro y más difícil de conseguir, por eso lucirlo demostraba poder. Los herederos de los reyes, siempre varones, vestían a menudo de rosa, puesto que era un rojo de baja intensidad. El rosa se asociaba así no solo a niños, sino a aquellos con poder que querían hacer clara ostentación del mismo.

Por suerte, hoy el rojo es un color que puede vestir tanto a niños como a niñas: tiene fuerza, es alegre y muy llamativo. En esta habitación se  ha apostado por este color y el resultado es una habitación divertida y llena de luz. ¿De chico o de chica? Eso es difícil saberlo…

Cambiando las tendencias

Este año se celebra el centenario de la Primera Guerra Mundial y aunque parezca imposible, este hecho tiene mucho que ver con el tema que estamos tratando. La Primera Guerra Mundial cambió la propia concepción de la guerra, pero también los sistemas políticos, los estamentos sociales, aceleró la inserción de la mujer al mundo laboral… y, sin querer, cambió también la concepción de los colores. Los uniformes pomposos y coloridos de antaño dieron paso a los de trincheras, que no buscaban la gloria ni la ostentación, sino más bien pasar desapercibidos. Los beiges y los verdes desbancaron a los colores brillantes como el rojo, que dejó de ser un color masculino asociado a la guerra.

Hoy por suerte no relacionamos el verde con las trincheras, sino con la naturaleza. Es uno de los colores neutros favoritos a la hora de decorar los dormitorios infantiles. El verde es un color relajante y que fomenta la creatividad. En esta habitación se han usado distintos verdes, desde los tonos más ácidos en los cojines a los más apagados, como el papel de pared. Todos ellos combinados con el blanco y el gris, dando un resultado luminoso y agradable.

De repente, los niños de azul

Las modas empezaron a cambiar y se impusieron los trajes de marinero para los niños. Cuando en 1948 nació el heredero de la Reina Isabel II de Inglaterra, el Príncipe Carlos, toda la decoración y la vestimenta se hizo en azul, lo que supuso un definitivo respaldarazo al azul como color masculino. Los príncipes herederos ya no vestirían más de rosa.

El estilo marinero sigue siendo un clásico en la decoración infantil, como en esta habitación donde los tonos azules y blancos se mezclan con el rojo, creando un ambiente agradable y pintoresco. 

… y las niñas de rosa

Alfombras lavables infantiles  100% Algodón: Paredes y suelos de estilo  de aratextil hogar 26 S.L.
aratextil hogar 26 S.L.

Alfombras lavables infantiles 100% Algodón

aratextil hogar 26 S.L.

Al dar la vuelta a la tortilla y convertir el color más femenino hasta entonces, el azul, en el color masculino por excelencia (y su excelencia no era otra que el Príncipe Carlos de Inglaterra) el rosa se asoció a las niñas en contraposición. El rojo como color de lujo pasó de reyes a mujeres, pero para hacerlo más económico, puesto que era el más caro, se rebajó a su tonalidad más suave: el rosa. 

Hoy en día muchos diseños de cuartos infantiles siguen diferenciando y asociando el rosa a las niñas. En este cuarto son los textiles los que utilizan ese color para dar el toque rosa a una habitación donde los muebles son blancos, entre ellos la alfombra, de algodón 100% lavable, que da calidez a la habitación. 

Hoy en día: eclecticismo

Hoy en día la moda y el diseño busca, más que nada, romper etiquetas. Los colores ya no son de nadie y tan normal es ver a hombres vestidos de rosa como habitaciones de niñas donde prevalece el azul. Lo que se lleva es el eclecticismo y la mezcla, como en esta habitación donde los estantes rosas y la silla magenta con corazones contrasta con la pared turquesa llena de bicicletas o el papel pintado de la pared frontal, donde una mezcla extraña de azules, verdes y amarillos, con formas geométricas no definidas, da un aspecto gamberro y divertido a la habitación. Todo vale, porque los niños y las niñas lo saben bien: en la mezcla está el futuro.

Si quieres leer más sobre dormitorios infantiles, no te pierdas este libro de ideas:7 maneras de hacer mágica la habitación de nuestros hijos. 

Y tú, ¿de qué color has decorado la habitación de tu hijo o de tu hija?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

¡Encuentra inspiración para tu hogar!