10 murales para los más pequeños

Mireia Ortigosa Mireia Ortigosa
Loading admin actions …

Pocas cosas nos hacen tanta ilusión y hacemos con tanta pasión como decorar las habitaciones de los nuevos inquilinos del hogar. Cuando esperamos ampliar la familia, una de las cosas que nos ocupa la mente y nos ilusiona es la decoración de su nuevo dormitorio, que colores elegir, como decorarlo y hacerlo todo con mimo y sin dejarnos ni un solo detalle.

Atrás quedaron las habitaciones rosas para niñas y azules para niños. Hoy en día podemos encontrarnos con autenticas obras de arte en los dormitorios infantiles, con fantásticos y maravillosos murales que ocupar sus paredes haciendo de sus dormitorios lugares divertidos en los que fantasear, jugar y divertirse. En este libro de ideas os mostramos una recopilación de murales para dormitorios infantiles muy originales, que os ayudarán a inspiraros y elegir la decoración para el dormitorio de vuestros pequeños.

Un mural animado

Esta pared no tiene un solo hico por llenar. Un dibujo maravilloso de la película de Aladín, que llena la estancia de colores y formas, encandilándonos con la frescura del dibujo, lleno de detalles y colores. No falta ninguno de nuestros personajes favoritos de esta historia, que gracias a la genialidad de Murales Maravillosos vuelve a la vida.

Podréis encontrar más ejemplos como este en este libro de ideas.

Para los más pequeños

En esta ocasión nos encontramos con un mural que parece dibujado con lápices de colores. Nos recuerda mucho a los cuentos de Beatrix Potter, con esos colores suaves y motivos naturales. Unas ramas con hojas de colorines en la parte superior de la pared y unos  conejitos rosas en vinilo sobre la cama, llenan de ternura la estancia gracias a colores pastel y la grácil textura del dibujo a lápiz. 

Mural rosa

Si nos gusta un color y queremos tenerlo presente en todas partes, incluida la pared, podemos hacer uso de vinilos y pequeños elementos decorativos que sirvan para extrapolar el color del mobiliario también a las paredes. En este caso, un vinilo de flores de cerezo rosas nos decora un rincón y magnifica aún más el efecto del rosa omnipresente en esta estancia.

Mural de ensueño

 En esta ocasión, nos encontramos con un dormitorio sencillo con colores suaves y tenues, que está decorado con un mural divertido y diferente. Un dibujo sencillo, de un conejo haciendo surf nos llena completamente una de las paredes, como si fuera la viñeta de un cómic para niños y niñas. Sin llenar demasiado de colores la estancia cumple su cometido y encaja a la perfección en esta bonita habitación infantil.

Geometrías naturales

Este mural más que aportar color, ya que está pintado únicamente de diferentes tonalidades grises, hace que la pared tenga diferentes texturas y nos aporta profundidad, tanta que incluso parezca un dibujo en tres dimensiones. Quizá no sea ideal para los más pequeños, pero la idea nos ha parecido tan original y estilosa que hemos querido incluirla, ya que utilizando otros colores esta idea podría estrapolarse a un dormitorio infantil perfectamente.

Mural educativo

¡No todo va a ser diversión y juego! También podemos encontrarnos con murales que además de llenar de color y diversión nos ayuden a educar y enseñar a los más pequeños. En este caso nos encontramos con un mural en el que se muestra un mapamundi, con algunas de las capitales más importantes y con el que nuestros niños podrán situarse en el mundo e ir aprendiendo geografía.

Dibujo sencillo

No hace falta llenar todas las paredes de colores vivos para que la estancia tenga un aire infantil y divertido, como vemos en esta ocasión. Este sencillo dibujo, sin texturas ni colores ni relieves, que evoca un sencillo paisaje de ciudad, nos aporta, de forma sencilla y en un solo color, un corte diferente a la pared de este dormitorio y un escenario en el que los más pequeños seguro que imaginan miles de aventuras gracias a su envidiada imaginación.

Una bici en la pared

Para los más pequeños aficionados al deporte, este dibujo con relieve representa una forma de llenar toda la estancia utilizando simplemente una pequeña porción de la pared. Es poco frecuente admirar diseños tan diferentes y originales, que con tanta sencillez nos llenen de frescura nuestros dormitorios, o en este caso los dormitorios de nuestros jovencitos.

Colorín colorado

Una forma sutil y divertida de llenar las paredes de los más pequeños de color es escoger pequeños y sencillos dibujos y colocarlos en un rincón pintándolos a todo color. Estos vinilos, pequeños y coloridos, llenan una pared como si de un mural se tratara y nos encandilan con sus joviales colores. Una opción sencilla y divertida.

Mural a todo color

Este mural pintado a mano alzada, con todo lujo de detalles, hará de la habitación de nuestros pequeños un lugar salvaje y lleno de amigos. Este maravilloso y gigante mural nos divierte a la vez que llena de color el dormitorio. Seguro que si a nosotros nos gusta, ¡a nuestros pequeños les maravillará!

Ya hemos visto la cantidad de obras de arte que podemos encontrar disponibles para los más pequeños, desde sencillos dibujos que alegran las vista con timidez, a grandes obras que llenan nuestra vista de color y diversión.

¿Cual os hubiese gustado tener de pequeños?
Vivienda Unifamiliar en Tomiño, Pontevedra (Spain): Casas de estilo rústico de HUGA ARQUITECTOS

¿Necesitas ayuda con tu proyecto? ¡Contáctanos!

Solicita tu consulta gratis

¡Encuentra inspiración para tu hogar!